Cuatro autores del libro "Milton Friedman. La vigencia de sus contribuciones" llevaron a la realidad chilena cuatro frases del Premio Nobel de Economía.
Publicado el 12.01.2015
Comparte:

 

 

 

Milton Friedman era una persona muy chica y muy cabezona, extremadamente inteligente y articulado”, así describe Rolf Lüders, profesor de Economía de la Pontificia Universidad Católica de Chile y doctor en Economía de la Universidad de Chicago, al Premio Nobel de Economía, quien fue su profesor, guía de su tesis y articulador de sus dos visitas a Chile.

Milton FriedmanLa admiración de Lüders y de 12 expertos en economía hacia uno de los pilares claves en el modelo económico de libre mercado, llevaron a escribir un libro homenaje. “Milton Friedman. La vigencia de sus contribuciones” de Ediciones UC, es el nombre del volumen que en 301 páginas abarca 13 miradas del legado del economista.

Sergio de Castro, Arnold Harberger, Gert Wagner, Sebastián Claro, Matías Tapia, Juan Andrés Fontaine, Claudio Sapelli, José Miguel Sánchez, Jorge Selume, Carlos Cáceres, Álvaro DonosoRolf Lüders y Francisco Rosende (estos dos últimos además editores del escrito); analizan la obra de Friedman desde reconocer cómo ha influido su pensamiento a lo largo del tiempo hasta aterrizar la discusión tributaria mirada desde el punto de vista del intelectual estadounidense.

Según cuenta Rolf Lüders, la idea surgió el 31 de julio de 2012 cuando se cumplieron los 100 años del nacimiento de Friedman, fecha en la que organizaron un seminario en su conmemoración. “Invitamos a distintas personas, algunos alumnos de él o que habían estudiado en la Universidad de Chicago, a exponer sobre las distintas contribuciones que el economista hizo a la literatura económica y a las políticas públicas. De esas presentaciones, seleccionamos algunos artículos que son los que están plasmados en el libro”, comenta a “El Líbero“.

Si bien Lüders explica que el pensamiento de quien fue uno de los “padres” del modelo económico chileno aún sigue vigente, el actual escenario que enfrenta el país y las reformas que se han implementado o que aún se discuten en el Congreso, podrían comenzar a escribir otra historia de Chile, una de la cual Friedman pensaría completamente distinto.

En base a diversas frases del economista, “El Líbero” le preguntó a cuatro autores del escrito: “¿Qué pensaría Milton Friedman del Chile de hoy?

Milton Friedman: “Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas”

fotograma-002356Rolf Lüders: “En general las contribuciones de Friedman son vigentes, eso es lo interesante y se pueden aplicar al caso de Chile. La frase es más bien empírica, como casi todos sus trabajos. Lo que hace él para decir eso es observar lo que pasaba en las últimas décadas en el mundo, observa que los países que tienen regímenes políticos y económicos libres, son economías que al mismo tiempo de tener libertad, también tienen un grado razonable de igualdad. En cambio, las sociedades como la africana, hace algún tiempo atrás las latinoamericanas, en que se trató de privilegiar la igualdad, terminaron en general bajo regímenes militares y con altos grados de desigualdad. Entonces, es más bien una proposición práctica, empírica, donde observa y dice que si busca la libertad sobre la igualdad, lo que va a conseguir es probablemente un grado razonable de igualdad y libertad. Eso es muy pertinente para Chile.

En este momento estamos en un proceso de cambio o por lo menos se está tratando de cambiar el modelo. Este último se basaba en la libertad, tanto política como económica y estaba dando frutos con un mayor crecimiento y ciertamente tenemos libertad, y los grados de desigualdad, que son relativamente altos en Chile, están disminuyendo desde el 2000. Entonces con este modelo de libertades, lo que estamos consiguiendo es también un grado razonable de igualdad si persistiéramos en ese camino. En cambio, lo que está pasando ahora es que estamos buscando activamente la igualdad y lo más probable es que terminemos con menos crecimiento, con menos libertad. Por ejemplo, el sistema tributario significa que mientras más impuestos menos libertad para decidir nosotros. Lo más probable es que el alza de impuestos termine con salarios relativamente más bajos, retornos al capital relativamente más altos y, por lo tanto, más desigualdad. Entonces, menos libertad y más desigualdad”.

Milton Friedman: “Las únicas sociedades que han sido capaces de crear una prosperidad relativa ampliamente extendida han sido aquéllas que han confiado principalmente en los mercados capitalistas”.

fotograma-000410Carlos Cáceres: “Esa frase nace de la realidad económica, aquí no hay un planteamiento de una utopía ni de una idelogía. Hay un reconocimiento de una realidad que se manifiesta en la historia occidental de los últimos 250 años en que ha inspirado, fundamentalmente, una economía que se llama capitalista, pero yo prefiero denominarla una economía de libre mercado. En el fondo, este modelo económico está fundamentado en un valor moral que es el valor de la libertad que se proyecta en crear las condiciones para que sea el ejercicio de la responsabilidad individual, el que determina hacia dónde se van a orientar los recursos productivos. Por lo tanto, cuando uno analiza lo que ha ocurrido en el mundo occidental en los últimos 250 años, aprecia de que la tasa de crecimiento de la economía, ha sido notablemente superior a lo que había sido en períodos pasados. Cuando uno se va a la realidad contemporánea y observar lo que acontece, por ejemplo, en Corea del Norte o Corea del Sur, en Cuba respecto al resto de los países latinoamericanos; observa lo que es el poder del ejercicio del libre mercado. Como la economía de Corea del Sur frente a la de Corea del Norte, manifiesta hoy una situación de progreso bastante extendida a lo largo del tiempo, con una economía que está totalmente subeditada a un poder político en que el imperio de la creatividad e innovación prácticamente ha desaparecido.

Hoy día, a diferencias de las décadas pasadas desde 1973 en adelante, uno observa un ímpetu de generar una acción del Estado mucho más potente. Las medidas que ha tomado el gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet, fundamentalmente en el área de la reforma tributaria, lo que está aconteciendo en el área de la educación y lo que se piensa que va a suceder en el área de la salud; reflejan de que hay una concepción de un cambio estructural en la cultura que ha prevalecido en el pensamiento de la economía chilena desde 1973 en adelante. Ese cambio de cultura está identificado principalmente en lo que podríamos en términos muy sencillos: un crecimiento del Estado, una política estatista en que prevalece la acción del Estado por sobre el ejercicio de la responsabilidad individual. Lo anterior, va a tener como consecuencia el deterioro de la capacidad de crecimiento de la economía chilena, como ya lo estamos observando en la actualidad“.

Milton Friedman: “Los grandes avances de la civilización, ya sean en arquitectura o pintura, en ciencia o literatura, jamás han venido de un gobierno central.”

fotograma-000338Francisco Rosende: “Esa frase refleja adecuadamente la mezcla de lo que es la estrategia de trabajo de Milton Friedman. Por un lado la constatación de la evidencia y por otro lado las convicciones. La evidencia indica que los grandes avances vienen del desarrollo de privados movidos por los incentivos en la búsqueda de un mejor bienestar y progreso. Las convicciones de Friedman de que en una sociedad libre los progresos son más factibles. Esa mezcla de la evidencia con las convicciones, es lo que lo lleva a plantear esa afirmación muy contundente, pero sustentada a los datos.

En Chile definitivamente no se va en esa dirección. En la medida que hoy día tenemos un debate de políticas públicas donde aparece siendo penalizada la idea del lucro, que es una manera de denominar en forma peyorativa la búsqueda de los privados por mayores niveles de ingreso, por mayores niveles de bienestar de sus familias. En ese aspecto, por ejemplo, cuando en el ámbito de la educación, donde nos encantaría que la sociedad comprometiera más recursos, hiciera más inversiones, se está demonizando la noción del lucro, la búsqueda de utilidades de los privados; ciertamente estamos avanzando en la dirección contraria. Estamos diciendo que queremos que solamente sea el Estado el que invierta en esa área y eso evidentemente en la práctica es una estrategia para no tener una buena educación“.

Milton Friedman: “Es común que se piense, equivocadamente, que quienes están a favor del libre mercado también están a favor de todo lo que hacen las grandes empresas. Nada podría alejarse más de la verdad”.

fotograma-001232Matías Tapia: “Cuando uno dice que está de acuerdo con la economía de libre mercado, que es la mejor forma de asignar recursos, que la competencia y emprendedores juegan un papel importante; eso no significa que todo lo que hacen los emprendedores y las empresas en todo contexto esté bien. Cuando uno defiende el libre mercado no defiende todo el tiempo el comportamiento de las grandes empresas, pueden que éstas hagan comportamientos que no sean competitivos, por ejemplo, no permitiendo la entrada a nuevos competidores, uno no va a estar de acuerdo con eso. Pero tampoco significa que las grandes empresas sean malas porque sí, que es lo que se ha instalado un poco en el debate del último tiempo en Chile.

En el contexto del Chile de hoy se han dado dos cosas. Por un lado, el caso de La Polar y otros similares, puso en la palestra a las grandes empresas justamente en el sentido de lo que dice Friedman, que éstas a veces tienen comportamiento que son poco competitivos, que van en contra de los consumidores o que son ilegales directamente. Esto puso en entredicho a todas las empresas por el hecho de ser empresas. La reforma laboral y tributaria en algunos márgenes tiene una lógica de castigar a las empresas por el hecho de ser empresas. Eso me parece que es la contraparte de lo que está diciendo Friedman“.

FOTO: EL LÍBERO

VIDEO: EL LÍBERO