Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 28 de enero, 2018

[VIDEO] Ex alcalde de Caracas en el exilio Antonio Ledezma: “La solidaridad crecerá con el nuevo Canciller y el nuevo jefe de Estado chileno” 

Autor:

Magdalena Olea

De visita en Chile y en conversación con El Líbero, el líder opositor reflexionó sobre la situación en Venezuela y el régimen de Nicolás Maduro, habló sobre la reciente convocatoria a elecciones presidenciales y además, se refirió a la reunión que tuvo con el Presidente electo y a la situación de los refugiados venezolanos que se asilan en la embajada chilena. "Respaldar al régimen de Venezuela es respaldar los crímenes de lesa humanidad", sostiene.
Autor:

Magdalena Olea

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

 

Represión contra la oposición, violación de derechos humanos, años de hiperinflación y precios insostenibles, y escasez de alimentos y medicamentos son algunos de los problemas que afectan a Venezuela, que está sumida no solo en una crisis económica sino también social y política. Es por esto que la Unión Europea implementó una serie de medidas punitivas contra siete funcionarios estatales venezolanos, acusados de violar la Constitución y de restringir los derechos políticos de la oposición. Sin embargo, la polémica se encendió cuando, en respuesta a estas sanciones de la UE, la Asamblea Constituyente de Venezuela adelantó las elecciones presidenciales para el 30 de abril, cuando generalmente se realizan a fines de año. Así, estas elecciones fueron calificadas de ilegítimas no solo por las autoridades del país, sino también por diversos líderes de la Unión Europea, Canadá y Estados Unidos, que aseguró que no reconocería al próximo presidente electo.

Además, el viernes 26 de enero el Tribunal Supremo venezolano ordenó al Consejo Nacional Electoral excluir a la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) de las próximas elecciones presidenciales, lo que también generó diversos cuestionamientos que pusieron en duda y criticaron al actual régimen de Nicolás Maduro.

Antonio Ledezma, uno de los más importantes opositores y políticos del gobierno de Venezuela, debió huir de su país tras ser perseguido por el régimen de Maduro. El abogado fue alcalde mayor del Distrito Metropolitano de Caracas, alcalde del municipio Libertador de Caracas en dos ocasiones y gobernador del antiguo Distrito Federal. Fue dos veces diputado y senador, en ambas ocasiones el más joven de su país.

De visita en Chile y en busca de apoyo político, se reunió con Sebastián Piñera, Ricardo Lagos, el canciller Heraldo Muñoz, Joaquín Lavín, José Antonio y Felipe Kast, Mariana Aylwin, Claudio Orrego, Francisco Chahuán, Jaime Bellolio, Felipe Alessandri, Jorge Tarud, José Manuel Palacios, entre otros. Estuvo hasta el miércoles 24 en el país y luego partió a Perú, seguirá con destino a Argentina, donde lo recibirá el Presidente Mauricio Macri, y después irá a Estados Unidos.

En conversación con El Líbero, Ledezma reflexionó sobre la dramática situación social, económica y humanitaria de Venezuela, la reciente convocatoria a elecciones presidenciales para abril, sobre los venezolanos refugiados en la embajada chilena y la reunión que tuvo con el Presidente electo, Sebastián Piñera.

– Usted se reunió con Sebastian Piñera, ¿cuáles fueron los temas principales que trató en la reunión?

-Libertad y democracia. No hay nada más precioso y mas valioso que la libertad, se lo decía el quijote a Sancho Panza: ‘No hay riqueza, tesoro, que encierre la tierra ni los mares ni los océanos que sea mas grande que la libertad. De eso hablamos con el Presidente Piñera, de la libertad que está en riesgo en Venezuela, que está a punto de oscurecerse. No fue difícil entablar ese diálogo por hora y media con el Presidente Piñera, que lo vi como un gesto no hacia mí sino hacia Venezuela, porque él conoce al dedillo lo que ocurre en Venezuela. El Presidente Piñera no ha sido indolente, no ha sido indiferente. El hecho de que estando en los trámites de articular su gabinete haya abierto un espacio en su agenda para recibir a alguien como yo, que yo no soy Presidente, no soy un jefe de Estado, sino que soy un perseguido político, habla bien de la solidaridad y del espíritu solidario del presidente Piñera. Hablamos de libertad porque ese es el patrimonio de los venezolanos, ser libres. Tenemos que perseguir nuestros sueños, tenemos que empeñarnos en que nadie nos despierte hasta que no concretemos los sueños, respetando el derecho a imaginarse una cosa distinta a la que nosotros creamos con nuestra imaginación. En Venezuela en este momento padecemos los rigores de una dictadura.  Venezuela es víctima hoy del populismo, de ese populismo fatídico, diabólico, que llevan adelante los manipuladores de la fe, porque es muy fácil  seducir a un pueblo que tiene necesidades, y es donde aparecen entonces los demagogos que juegan con las esperanzas y los sueños de los ciudadanos. Eso ocurrió en Venezuela, y ojalá nunca ocurra en Chile. En Venezuela somos víctimas de una camarilla que, ademas de populista, es corrupta. En Venezuela han sacado mas de 600 mil millones de dólares. Este régimen ha administrado más de mil quinientos millones de millones de dólares, eso es 10 veces el presupuesto asignado a la Unión Europea. El plan Marshall sumó US$17 mil millones para la reconstrucción de toda Europa después de las Segunda Guerra Mundial, y se queda como una gota de agua en el océano, en comparación con este colosal presupuesto que ha administrado esta tiranía. Por eso tenemos razones para denunciar el saqueo de los dineros públicos en Venezuela. Un saqueo que coloca a los venezolanos en medio de una gran paradoja, con gente comiendo de la basura, niños desnutridos, familias que lloran a sus seres queridos, que cuando mueren de cáncer mueren gritando del dolor. Esto es muy duro tener que decirlo, porque no tienen como comprar un medicamento, para comprar la morfina, para comprar un calmante, un sedante. Esta es  la desgracia que tenemos en Venezuela y por eso la conversación que tuvimos con el Presidente Piñera nos auxilia y no nos deja solos. Él puede capitanear como jefe de Estado de Chile, como un líder prominente de Sudamérica, una alianza para frenar la tiranía venezolana, que Latinoamérica se sume a las sanciones personalizadas que ya ha adoptado la Unión Europea, los Estados Unidos, Canadá, que nos son sanciones contra el pueblo ni contra la nación, son sanciones contra individuos que están coludidos con el narcotráfico o que son responsables de los crímenes de lesa humanidad. Ustedes tuvieron que haber visto por las redes sociales el linchamiento de Óscar Pérez y otros venezolanos que se habían rendido, y dispusieron mas de 400 policías militares, activistas para asesinar en vivo y en directo y en tiempo real a unos seres humanos. Esa es la tragedia que tenemos en Venezuela.

– ¿Cual será la salida para Venezuela, para poder tener democracia y libertad?

-La salida era por ejemplo que se respetara la voluntad del pueblo de Venezuela, expresada en diciembre de  2015 cuando eligió a una nueva asamblea nacional, no obstante la dictadura a los pocos días de haberse elegido el nuevo cuerpo, el único legitimo por cierto que hay en Venezuela, decidió montar fraudulentamente una sala constitucional para luego proceder a despojar de competencia al foro legislativo venezolano. La salida hubiese sido adoptar el método del referéndum revocatorio, que nosotros solicitamos, superando todo tipo de trabas, de obstáculos, de maniobras por parte del régimen. Desgraciadamente ni los presidentes que estaban actuando como moderadores al señor Samper de Colombia, al señor Zapatero de España, el señor Fernández de República Dominicana, el señor Torrijo de Panamá, hicieron valer los derechos de los venezolanos y dejaron morir esa oportunidad de que los venezolanos dirimiéramos por la vía cívica y constitucional nuestras diferencias. Hubiésemos evitado que murieran  137 jóvenes el año pasado, que niños murieran por desnutrición, que familias perdieran a sus seres queridos porque no tienen medicamento. Lamentablemente el diálogo, como así lo han llamado para mí, es una parodia, un escenario de distracción que montó Maduro en República Dominicana. 

-¿Qué le parece el llamado de Maduro a elecciones?

-Tiene un origen fraudulento, porque la Asamblea Nacional Constituyente, que es la que convoca a esas elecciones, es írrita, inconstitucional. La empresa Smartmatic, que fue la que manejó el software y todo el sistema electrónico del conteo de votos,  dijo horas después de la elección que se habían trucado por lo menos más de 1 millón de votos. Además, esa constituyente se hizo a contrapelo, contrariando las pautas constitucionales. No solamente es fraudulenta sino que inconstitucional, de allí que no puedan ser legal unas elecciones regionales, municipales y mucho menos una elección presidencial convocada de manera sobrevenida, dejando manos arriba a los presidentes, a los cancilleres, que de buena fe interactuaron en República Dominicana. Se lo plantee al canciller  Heraldo Muñoz, de Chile, al canciller Videgaray de México. Creo que ellos se van a retirar, yo no quiero hablar por ellos pero tengo entendido que se van a retirar, porque han confirmado que nuestras sospechas tenían fundamento, que no hay voluntad de resolver esta crisis por la vía pacifica, por la vía electoral. El gobierno se sabe huérfano de respaldo popular, el régimen de Venezuela perdió la confianza de los venezolanos, que han abierto los ojos y han escarmentado en cabeza propia los rigores del populismo.

– ¿Y van a llevar candidatos a las elecciones?

-No, en este caso no serían candidatos, serían bufones, porque participar en una elección con estas características es meterse en un circo. Yo no tengo vocación de payaso, y  para mí lo fundamental es salvaguardar los intereses de Venezuela. Yo aspiro que nadie se preste a avalar esta farsa, esta mentira.

-¿Cual es su opinión con los chilenos que respaldan el régimen de su país?

-Bueno, que tendrían que explicárselo a los chilenos, porque respaldar al régimen de Venezuela es respaldar los crímenes de lesa humanidad. Este régimen es responsable de matar estudiantes. Si no confían en mis palabras busquen en este canal las imágenes que están en youtube y en las redes sociales, donde hay guardias, efectivos militares y parapoliciales que responden a maduro disparando a quemarropa, así mataron a Neomar, a Pernalete, y a mas de 130 ciudadanos venezolanos. Vean allí como murió en una huelga de hambre Franklin Brito, defendiendo un pedazo de tierra, vean allí como echaron a la calle a mas de 23 mil trabajadores de petróleos de Venezuela, y vean allí como han salido de Venezuela casi 4 millones de personas, eso nunca se había visto en la historia del país. Nosotros éramos un país que recibíamos legiones de exiliados, de Chile llegaron a Venezuela muchos hombres y mujeres, pero nunca llegamos a pensar que el país que tiene las reservas de petróleo mas grades del mundo, el país que tiene la sexta posición en reservas de gas en el mundo, el país que tiene oro, diamante, coltán, bauxita, carbón, y que tiene más de 900 mil km2 de extensión geográfica, océanos para la pesca, para el turismo, que tiene tierras susceptibles de ser explotadas para desarrollar actividades agrícolas, pecuarias, avícolas, hoy tenga los ciudadanos pasando hambre. Les quiero dar un ejemplo de lo que significa el populismo.  Con un dólar usted puede en Venezuela pagar por lo menos seis camiones cisternas con 200 mil o más de 200 mil litros de gasolina. Un camión cisterna tiene capacidad para 36 mil litros de gasolina, esos son 36 mil bolívares. Hoy en día, producto de la devaluación, de la errática política monetaria, de la monetización del déficit, de la falta de rendición de cuentas, porque no le rinden cuentas a nadie y manejan los presupuestos debajo de la mesa, en la opacidad, ese dólar equivale a más de 220 mil bolívares. Pero así como usted puede comprar, con este billete de un dólar, más de 200 mil litros de gasolina, usted no puede comprar un cartón de huevo, un litro de leche,  medicina, porque no las hay además, porque el populismo destruyó el aparato productivo, porque el populismo pisotea un principio sagrado para poder hablar de libertad, además de la libertad de expresión, que es el derecho de la propiedad. Unos caudillos que de manera arbitraria ordenan expropiar, invadir, confiscar, y por eso en Venezuela no hay seguridad jurídica, no hay estabilidad, no hay inversión, y por eso acabaron con una de las empresas mas prósperas del mundo que era Petróleos de Venezuela (PDVSA). Hoy PDVSA por primera vez en su historia está produciendo menos de un millón ochocientos mil barriles de petróleo, porque los trabajadores que formó la democracia, los técnicos, la nomina mayor están ahora trabajando en Catar,  Arabia Saudita, Huston, México, Colombia, Brasil. En Chile hay médicos venezolanos, abogados, educadores, técnicos, gente que está colocando en un pedestal al gentilicio que representa Andrés Bello por ejemplo para ustedes y para nosotros los venezolanos.

– ¿Qué opina de la situación de los refugiados que están en la embajada en nuestro país?

-Primero, nuestro agradecimiento a Chile, porque esa es la casa de la solidaridad. Allí están venezolanos que son víctimas de una cacería política, esta el doctor Roberto Enríquez, presidente del partido socialcristiano Copei, está el periodista Freddy Guevara, quien esta enero de este año fue vicepresidente de la asamblea nacional y disputado, pero no le respetaron inmunidad y le montaron un expediente. Magistrados que lograron evadirse y están ahora aquí en Chile como exiliados políticos, y esa conducta solidaria efectiva del embajador de Chile en Caracas, de lo que hizo a final de su mandato la presidenta Bachelet y el Canciller Muñoz nosotros la agradecemos, pero tenemos la seguridad que esa solidaridad crecerá con renovados bríos con el nuevo canciller y por supuesto con el nuevo jefe de estado chileno. 

 

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: