La directora ejecutiva de la Comunidad de Organizaciones Solidarias, que integró la comisión por la Infancia, asegura que "lo que hacemos con nuestros niños es lo que estamos haciendo con el país". Con respecto a la Ley de Responsabilidad Penal Adolescente, dice que hay que revisar las penas, pero debe ir aparejado "tres veces más, en presupuesto, prevención, barrios seguros, erradicación de la violencia, y término del narcotráfico".
Publicado el 11.06.2018
Comparte:

El miércoles 30 de mayo se presentó un documento con 94 iniciativas para proteger la infancia, que surgió de la mesa transversal de trabajo convocada por el Presidente Sebastián Piñera.

En conversación con “El Líbero”, la directora ejecutiva de la Comunidad de Organizaciones Solidarias, Alejandra Pizarro, quien integró esta comisión, analiza el trabajo y las principales medidas propuestas en esta instancia. Además, se refiere al anuncio que hizo el Gobierno sobre modificar la Ley de Responsabilidad Penal Adolescente.

-¿Cómo fue el trabajo de la Comisión por la Infancia?

-Fue un grupo, me atrevo a decir, extraordinario, fue una experiencia muy bonita, muy constructiva. De hecho, una de las diputadas miembro le dijo al Presidente cuando cerramos la mesa “yo nunca en toda mi vida parlamentaria estuve en una comisión como esta”. Si tuviera que definir la comisión diría que fue transversal, extremadamente comprometida, absolutamente plural, y donde el tema estuvo centrado siempre en los niños, niñas y adolescentes.

-¿Cómo se van a aterrizar las medidas propuestas y cuáles son los plazos que se manejan?

-Hay 94 medidas en el acuerdo, que es como una hoja de ruta. Probablemente tendrá un tiempo de aterrizaje en los próximos siete u ocho años, es decir, supera con mucho el gobierno del Presidente Sebastián Piñera. Eso ya es una señal, porque estamos muy acostumbrados a que el mundo político tome medidas cortoplacistas e implementables en su propia administración. Existen algunas medidas a corto plazo, por ejemplo, devolverle la urgencia a la ley de subvenciones para lasorganizaciones colaboradoras que trabajan en temas de residencia. Otros temas legales son separar el servicio de protección especializada y el servicio de reinserción juvenil como sistema, y aprobar la ley de garantía de derechos de los niños, niñas y adolescentes en Chile.  Hay modificaciones culturales, en Chile el 70% de los niños dice haber sufrido algún tipo de agresión, y cambiar el switch de que golpear un niño es permitido para poderlo corregir, no toma ocho años, toma los próximos 20 años. .

-Muchas veces se han hecho mesas y comisiones, ¿por qué cree que ahora sí se puede transformar en algo concreto?

-Creo que lo diferente y único es que hayamos incorporado a la mesa a representantes de los sectores distintos de la sociedad. El Poder Legislativo con miradas absolutamente distintas, Chile Vamos, la ex NM, el FA, todos un aporte extraordinario. La sociedad civil, la academia, el Poder Ejecutivo. Extrañamos la presencia del Poder Judicial, que fue invitado pero no logramos incorporarlo.

-¿En qué aspectos se siente satisfecha de su aporte en esta comisión?

-Me siento muy satisfecha y orgullosa de la sociedad civil. No solo por mi trabajo, sino por todos los que estábamos en la mesa. Esta comisión reconoce el invaluable aporte que es y que ha sido la sociedad civil en el cuidado de nuestros niños, niñas y adolescentes. Cualquier país que se precie de desarrollado requiere de una sociedad civil fuerte, robusta, organizada, y con igualdad de condiciones para conversar con el Estado, con el poder político y con el empresariado,  que es el poder económico.

Lo que hacemos con nuestros niños, es lo que estamos haciendo con el país”.

-¿Cuál cree que es la prioridad número uno de todas las medidas que se propusieron?

-La prioridad número uno es el cambio de cultura, no es lo primero que va a pasar. Pero la prioridad número uno es decir “los niños, niñas y adolescentes, el 25% de la población en Chile, son el foco prioritario de todos nosotros”. Un niño es un niño y es deber de toda la ciudadanía protegerlo. Si logramos cambiar eso, todo va a cambiar. Hay que entender que proteger la infancia es una tarea de un país, es nuestro activo más valioso, nuestros niños, porque lo que hacemos con nuestros niños es lo que estamos haciendo con el país. Lo que cosechamos hoy día en niveles de violencia y delincuencia, tiene que ver con haber abandonado la infancia. En su protección y en su educación.

Ley de Responsabilidad Penal Adolescente: “Hay que revisar las penas, pero eso debe ir aparejado de prevención”

-El Gobierno anunció un endurecimiento de las penas a los menores reincidentes en materia delictual. ¿Cuál es su opinión al respecto?

-Creo que hay que hacer cosas en paralelo. Estuve en la Cuenta Pública del Presidente el 1 de junio, y se me apretó un poco el corazón porque cuando yo digo “voy a endurecer las penas”, tengo que decir inmediatamente “vamos a endurecer las penas, y vamos a aumentar la prevención, y vamos a trabajar con nuestros jóvenes infractores de ley”. Si uno hace un zoom a la vida de los jóvenes delincuentes, como este joven que termina con la vida de una vecina en La Reina… es un joven que empieza a los 10 años a quedarse solo, que empieza a consumir pasta base, y empieza a ser atrapado por la violencia en nuestras poblaciones. Entonces, estoy de acuerdo, hay que revisar las penas, pero eso debe ir aparejado tres veces más en presupuesto, en prevención, en barrios seguros, en erradicación de la violencia, y en poner término del narcotráfico.

-¿Y cuál es la medida más inmediata para evitar casos de violencia por parte de menores como por ejemplo el caso de la muerte del carabinero Óscar Galindo en La Pintana o el asalto en La Reina, que usted señala?

-Yo creo que nadie lo sabe, si lo supiéramos lo habríamos hecho, creo que nadie no ha tenido la voluntad. Pero estoy segura que es una preocupación transversal. La diferencia está en qué hacemos primero. Lo que sí creo que se está haciendo muy bien es haber llamado a una comisión que tiene que ver con la Seguridad. En esa comisión está Jorge Sharp, Paz Ciudadana, la sociedad civil, que pueden decir “nosotros, estando en el territorio, esto es lo que podemos hacer”. Cuando Pablo Walker, del Hogar de Cristo, escribió que en Chile “es mejor ser un narco que no ser nadie”, yo lo llamé y le pregunté qué hacer, y me dijo que hay que fortalecer el tejido social en nuestras poblaciones. Tenemos que crear comunidad.

“Hay muchas mujeres liderando organizaciones sociales, pero pocas mujeres en los directorios”

-Usted se ha desempeñado en el mundo privado y en el mundo social. ¿Cómo considera que es el rol de la mujer en esos espacios, teniendo como contexto las movilizaciones feministas de estos días?

-Todos los temas en Chile son transversales, no importa en el mundo en el que estés. El tema del machismo es transversal. En el mundo empresarial, sin duda alguna. Yo trabajaba para una empresa francesa presente en 136 países, y era la única mujer gerente general en el mundo. En el mundo social tampoco es distinto. Hay muchas mujeres liderando organizaciones sociales, pero pocas mujeres en los directorios. ¿Y porqué muchas mujeres liderando organizaciones sociales? Porque el sueldo es más bajo. Por lo tanto, tomamos el riesgo nosotras con más convicción que lo que son capaces los hombres. Pero también creo que  está cambiando. Por ejemplo, Benito Baranda dijo que no participaba nunca más en un panel en el que la participación no sea paritaria .