19 días estuvo Michelle Bachelet de vacaciones en su casa ubicada en el lago Caburgua y no concretó ninguna visita oficial en la zona.
Publicado el 20.02.2015
Comparte:

“Nos deja una sensación amarga y de abandono absoluto”, son las impresiones de Alejo Apraiz, líder de la Asociación de Víctimas de Violencia Rural (AVRU) de La Araucanía, ante el término de la visita de la Presidenta Michelle Bachelet a la región durante sus vacaciones.

La Mandataria estuvo desde el 2 hasta el 20 de febrero veraneando en su casa ubicada en el Lago Caburgua. Las agrupaciones sociales de la zona esperaban que, por primera vez, Bachelet tuviera algún acercamiento con las víctimas de los diversos ataques incendiarios, pero esto no ocurrió.

Durante la mañana de este viernes el avión de la FACH arribó al aeródromo de Pucón para llevar a la Presidenta de vuelta a Santiago y se espera que retome sus funciones el próximo lunes.

Es una vergüenza que haya estado cerca de tres semanas en La Araucanía y ni siquiera haya podido tener un acercamiento con las víctimas. Hace un tiempo que nos ha llamado extremedamente la atención su actitud”, comenta Apraiz a “El Líbero“.

A pesar de que el líder de la asociación cree que ella no accedió a juntarse pues “no tiene ninguna solución que ofrecernos”, espera que su período de descanso le haya servido para reflexionar. “Ella vivió durante este tiempo la cantidad de incendios que existen, que si bien en su mayoría se desconoce el origen, en otros sí hay certeza que fueron provocados. La Presidenta tiene que haber percibido la sensación que hay”, agrega.

Una carta sin respuesta

Manifestacion en el Lago CaburguaEl domingo 8 de febrero cerca de 500 personas llegaron hasta el lago Caburgua para manifestar su malestar ante la nula presencia oficial por parte de Bachelet en la región. Se subieron a una lancha con destino a la casa de la Mandataria para entregarle una carta de cinco carillas donde solicitaban una reunión con la jefa de Estado.

Finalmente fue el guardia personal de la Presidenta quien recibió el escrito, pero según cuenta Paula Simian, vocera de “Mujeres por La Araucanía” -una de las agrupaciones que lideró la convocatoria-, “tuvimos cero respuesta”.

Me parece un poco indolente la actitud de la Mandataria. Esta es la zona donde tenemos más problemas y violencia, y que ella venga simplemente a vacacionar y no dé la cara es una falta de respeto para la gente de La Araucanía”, comenta Simian.

Sin embargo, la vocera cuenta que insistirán, pues pretenden que ahora Bachelet se reúna con ellos en La Moneda. “Al parecer el interlocutor que tiene en la zona, el intendente Francisco Huechumilla, no es un buen comunicador, porque no le informa lo que está ocurriendo. Esperamos que en algún momento nos pueda recibir para explicarle y presentarle nuestra versión, y así hayan acciones y se solucione el problema”, señala la representante de “Mujeres por La Araucanía”.

 

FOTO: HÉCTOR ANDRADE/AGENCIAUNO