Mauricio Valero responsabilizó ayer ante la Fiscalía a Natalia Compagnon de cuestionados pagos de la empresa –en lo que es el primer quiebre entre los socios-, y afirmó que nunca ha visto el informe que le hizo Ana Lya Uriarte a una termoeléctrica por $19 millones.
Publicado el 24.03.2016
Comparte:

“Yo no he visto este informe, lo he solicitado a Natalia (Compagnon) en reiteradas oportunidades y a su abogado y no lo ha entregado”, dijo ayer ante la Fiscalía de Rancagua, el socio de Caval, Mauricio Valero, reflotando nuevamente las asesorías de la jefa de gabinete de la Presidenta Michelle Bachelet, Ana Lya Uriarte, a una termoeléctrica.

Y es que Caval le pagó a Uriarte $19 millones por realizar estudios ambientales para el empresario Gonzalo Vial Concha, $15 millones de los cuales se cancelaron directamente desde la cuenta de Caval y el resto desde la cuenta corriente de Mauricio Valero en el Banco de Chile, quien afirmó ante el fiscal que se reunió con la ex ministra de Medio Ambiente de Bachelet, que sabía del trabajo que estaba realizando pero que no “he tenido acceso al informe”.

La actual jefa de gabinete de Bachelet evaluó si Gonzalo Vial debía comprar “en verde” la termoeléctrica Los Guindos, en la Región del Biobío, que había sido aprobada en 2008 mientras ella era la máxima autoridad ambiental del país.

La asesoría la hizo a través de su bufete “Sustenta abogadas” durante 2012 y se refirió a materias medioambientales, en especial respecto a las características y requerimientos del sistema institucional ambiental del país que había sido modificado en 2010, y análisis de factibilidad del traspaso de la concesión de la termoeléctrica a diésel Los Guindos, ubicada en la Región del Biobío.

Preocupación en La Moneda por nuevo involucramiento de Uriarte

18 de Enero 2016/SANTIAGO La Jefa de Gabinete de la Presidenta Bachelet, Ana Lya Uriarte (en la foto, junto a la Senadora Isabel Allende, der), quien ha sido vinculada al caso Caval, camina por los patios del Palacio La Moneda al término del Comité Político. FOTO: JORGE FUICA/AGENCIAUNO

La reaparición de Uriarte en el escándalo de Caval es mirada con preocupación dentro de La Moneda y de la Nueva Mayoría, por las implicancias que tiene de involucrar directamente a la Presidenta.

En Presidencia temían desde hace semanas que el caso Caval pudiera tomar una suerte de segundo aire, como el que tomó ayer luego de la declaración de Valero, según contaron fuentes a este diario. “La mayor preocupación tenía que ver con cómo se desarrollaría la arista de Ana Lya Uriarte, quien apareció nuevamente vinculada al caso”, señalaron.

En los pasillos de La Moneda recuerdan las tensiones  internas que se vivieron en enero pasado cuando Natalia Compagnon la mencionó en su tercera declaración, lo que le generó una crisis importante al Gobierno. “Contratamos a Ana Lya Uriarte porque Gonzalo Vial estaba interesado en comprar la termoeléctrica Los Guindos y se necesitaba saber si la planta era lo que se ofrecía y se le pagó a ella desde la cuenta corriente de Mauricio Valero”, dijo la nuera de la Presidenta el 16 de enero pasado.

Incluso, el vocero de Gobierno, Marcelo Díaz, tuvo que salir a respaldar a la jefa de gabinete de la Mandataria y  señalar que “no les quepa ninguna duda que no hay ningún hecho que merezca algún tipo de reproche”.

Pero en el oficialismo admitieron que ella genera “muchos anticuerpos debido al poder casi sin contrapeso que ha tenido en La Presidencia, lo que se evidenció, por ejemplo, cuando organizó el viaje de la Mandataria a la Araucanía a espaldas del ministro Burgos”.

Uriarte asesoró a Caval en negocio con termoeléctrica que se aprobó durante su gestión

termoelectrica los guindos en construccion 1La contratación de Ana Lya Uriarte para evaluar si el empresario Gonzalo Vial Concha debía comprar “en verde” la termoeléctrica no fue fortuita, dado que durante su gestión como directora de la Comisión Nacional de Medio Ambiente(Conama) y ministra de Medio Ambiente del primer gobierno de Bachelet (2006-2010) se aprobó la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) del proyecto energético, en la que Conama tuvo un activo rol.

Así lo establece la resolución ambiental exenta 191 del 23 de junio de 2008 del proyecto “Turbina de Respaldo Los Guindos”, que contempla una inversión de US$65 millones y la generación de 132 megawats, lo que es considerado una termoeléctrica de tamaño mediano a grande.

La aprobación ambiental del proyecto demoró seis meses, ya que ingresó al sistema de evaluación ambiental en diciembre de 2007 y fue visado por la Corema de Biobío en mayo. El contexto de esa aprobación se dio en una oleada de proyectos de generación eléctrica luego de que Argentina dejara de exportar gas a nuestro país en 2006, poniendo en riesgo el suministro energético.

La resolución certificó que la empresa Energy Generation Development S.A.cumplió con “todos los requisitos ambientales y con la normativa de carácter ambiental, incluidos sus permisos ambientales”; no exime a la compañía “o quien en sus derechos le suceda, de la obligación de solicitar las autorizaciones que, de acuerdo con la legislación vigente, deben emitir los organismos del Estado competentes”; y que “ningún organismo competente con competencia ambiental podrá negar las autorizaciones de su competencia aduciendo razones ambientales, como tampoco incluir exigencias adicionales de carácter ambiental a lo ya resuelto por esta comisión como requisito de aprobación”.