En el ministerio de Cultura les llama la atención que el ex director del Museo Histórico Nacional, Pablo Andrade, no les advirtiera del posible revuelo. El antropólogo estaba al tanto de que sería removido de su cargo y es un hombre cercano al ex director de la Dibam, Ángel Cabeza quien pertenece al mundo del PPD y mantiene vínculos con el senador Guido Girardi.
Publicado el 11.05.2018
Comparte:

“En la exposición ‘Hijos de la Libertad’ se exhibe una fotografía de Augusto Pinochet asociada a una cita de su discurso de 1973, lo que no fue debidamente aclarado en el diseño de la muestra. Ofrecemos nuestras disculpas a quienes se hayan sentido afectados. Creemos que la libertad de pensamiento y de expresión no está por sobre los derechos humanos”.

De este modo fue que el Museo Histórico Nacional salió ante el público para excusarse tras la polémica que generó la muestra “Hijos de la Libertad. 200 años de Independencia”. En la exposición, que incluía imágenes y textos de figuras como Bernardo O’Higgins, Gabriela Mistral, Pablo Neruda, Patricio Aylwin y Michelle Bachelet, entre otros, se encontraba la imagen de Augusto Pinochet con la frase: “La gesta del 11 de septiembre incorporó a Chile en la heroica lucha contra la dictadura marxista de los pueblos amantes de su libertad”, todo sin comillas.

Si bien la exhibición se inauguró el 5 de abril, solo a comienzos de esta semana comenzó la polémica, vía redes sociales, que cuestionaban la cita a Pinochet. El Museo de la Memoria, el Instituto Nacional de Derechos Humanos, diversos parlamentarios y visitantes, estuvieron entre quienes cuestionaron la muestra. La misma ministra de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, Alejandra Pérez, le solicitó, a comienzos de la semana, la renuncia del director del museo, el antropólogo Pablo Andrade y el retiro inmediato de la exposición.

La ministra consideró un “descriterio” lo ocurrido y más aún que la frase en cuestión no se adjudicara a su autor, por lo que podía dar la impresión que era la postura del museo y, por lo tanto, del Gobierno.

Por ello fue que la jefa de la cartera se contactó con Andrade y le exigió que reconociera públicamente el error. El entonces director del museo se negó a hacerlo y ahí se terminó por sellar su salida.

Además, el ministerio, para dejar más explícita su posición, emitió una declaración en la que señalaron: “Lamentamos profundamente el daño moral ocasionado debido a esta situación, pues resulta inadmisible la forma y la selección de la cita escogida que ha causado, con justa razón, tanta controversia”.

Para muchos en el Gobierno, llama la atención cómo se desarrollaron los hechos. Por ejemplo, en el entorno del museo y en el mundo de la cultura, se sabía que Andrade, quien asumió la dirección del Museo Histórico Nacional el año 2015 bajo el gobierno de Michelle Bachelet, estaba mal evaluado y su salida era inminente. De hecho, ya había comenzado un concurso público para reemplazarlo.

A una gestión cuestionada, se suman hechos como el robo que ocurrió en el recinto, a mediados de 2016, de la espada del Presidente Manuel Bulnes. En ese momento ya habían surgido voces críticas a su labor.

Estos hechos, más los lazos con la oposición de los involucrados, han generado suspicacias al interior del Gobierno, sobre las reales causas de esta polémica.

Vínculos con el PPD

Antes de llegar al museo, Andrade se desempeñó durante 12 años en la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos (Dibam). Siempre ligado al mundo de la cultura, el antropólogo, según señalan fuentes del ambiente, es muy cercano al arqueólogo Ángel Cabeza, quien lideró ese organismo desde diciembre de 2014 hasta marzo pasado.

De hecho, fue durante la gestión de Cabeza que Andrade asume la dirección del museo. Si bien esto habría sido por Alta Dirección Pública, hay quienes sostienen que influyeron otros factores. Al momento de llegar al recinto ubicado en Plaza de Armas, el cargo llevaba casi 12 meses vacante tras la salida de su antecesor, Diego Matte, a quien la Dibam no lo renovó en sus funciones, a pesar de haber tenido una reconocida gestión.

Fuentes del mundo cultural reconocen la cercanía de Cabeza con el PPD. En particular, con el senador Guido Girardi. Incluso, el legislador estuvo presente, el 22 de diciembre de 2014, en la ceremonia en que el arqueólogo asumió la jefatura de la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos. También acompañó a Cabeza en esa ocasión, la entonces alcaldesa de Providencia, Josefa Errázuriz. Esto debido a que, antes de asumir su puesto, se desempeñó como director de Barrios, Patrimonio y Turismo de esa comuna.

Su relación con el PPD se ve también en la página web del partido donde Cabeza publicó sus descargos tras ser removido de la Dibam, el 28 de marzo, tras la llegada a La Moneda del Presidente Sebastián Piñera.

Desde Palacio aseguran que la polémica pudo haber sido mucho peor. Para la inauguración de la exposición, fijada para el mediodía del 5 de abril, estaba invitado el Mandatario y la ministra de Cultura. Sin embargo, ese día, tanto Sebastián Piñera como Alejandra Pérez asistieron al desfile militar y al Te Deum ecuménico que se realizó en el Templo Votivo de Maipú. por la conmemoración del bicentenario del Abrazo de Maipú.