Gremio portuario pide que se investiguen los vínculos comerciales del presidente y gerentes de EPV, y anuncian paralizaciones y movilizaciones para la próxima semana. Presidente de Contraporchi habla de una eventual colusión.
Publicado el 30.07.2015
Comparte:

Los vínculos comerciales entre ejecutivos de la empresa estatal Puerto de Valparaíso (EPV) con dueños de compañías navieras llevaron a la Confederación de Trabajadores Portuarios de Chile (Cotraporchi) a presentar una denuncia ante la Contraloría Regional de Valparaíso.

El gremio, que agrupa al 70% de los trabajadores portuarios del país, pide que se investiguen “evidentes conflictos de interés” y se decrete la “inhabilidad” de los funcionarios públicos involucrados.

Sergio Baeza, presidente de Cotraporchi, plantea que se indague la relación comercial existente entre el presidente de EPV, Raúl Urzúa, el gerente general, Gonzalo Davagnino, y el gerente de logística, Carlos Vera, con empresas relacionadas al negocio marítimo/portuario que “no han sido aclaradas por tales funcionarios públicos ni tampoco investigadas”.

Conflictos de interés denunciados

La denuncia busca que se inquiera sobre eventuales relaciones comerciales de Raúl Urzúa con Carlos Vera en la sociedad “Consultorías y servicios profesionales de ingenieros asociados Limitada”; de Gonzalo Davagnino con los empresarios Hernan Caviccioli, de Transportes entre Ríos S.A., Oscar Perrot, de empresas Perrot, y Adrian Willis, de ULG Logística, además de supuestos vínculos con Uniport Chile, del negocio logístico.

Adicionalmente, el gerente de logística, Carlos Vera, sería o habría sido socio de los fundadores de Carle & Cía, empresa dedicada al agenciamiento de naves y operaciones portuarias, de Maximiliano Carle y Jorge Carle, a través de las sociedades Cargo Red Limitada e Ingeniería Río Mando Limitada.

A lo anterior, suman la reciente decisión de la empresa portuaria de ordenar todos los aforos e inspecciones de las cargas de importación en la Zona de Extensión de Apoyo Logístico (ZEAL), distante a 12 kilómetros del puerto de Valparaíso por el camino La Pólvora, “prohibiendo que esas mismas actividades se realicen al interior del recinto portuario, decisión que involucra necesariamente la realización de servicios de transporte y logística que podrían relacionarse con los negocios antes referidos”.

Para los denunciantes, dichos vínculos “constituyen o constituyeron evidentes conflictos de interés de parte de tales funcionarios públicos”, puesto que dichos negocios en los que serían socios se encuentran estrechamente vinculados con la operación portuaria que administran”.

Las normas que se infringirían

Según los trabajadores, las inhabilidades que habrían incumplido los ejecutivos estatales están tipificadas en el número cinco del artículo 27 de la Ley 19.542, que impide detentar, tener directa o indirectamente intereses en empresas relacionadas al negocio naviero o portuario; y en la prohibición contenida en el número uno del artículo 31 de la ley 19.542 que impide adoptar decisiones que no tengan relación con el objeto de la empresa o persigan beneficios propios o de terceras personas.

También afirman que se estaría vulnerando el principio de probidad administrativa, reconocida en el artículo ocho de la Constitución política de la República.

“Dichas infracciones  podrían generar, incluso, la cesación en sus cargos de presidente y gerente general de EPV”, conforme a lo dispuesto en el número cuatro del artículo 34, inciso segundo del artículo 39 de la ley 18.575.

Gremio portuario anuncia paralización para la próxima semana

Sergio Baeza, lider portuario ValparaísoSergio Baeza anunció a este medio que los dirigentes sindicales del puerto acordaron ayer realizar una paralización y movilización en las calles de Valparaíso para denunciar los hechos, y exigir  a las autoridades que tomen medidas sobre la exigencia de que los camiones descarguen en las zonas ZEAL.

“Queremos que se investigue una eventual colusión. Vamos a endurecer las movilizaciones porque no tenemos respuesta de las autoridades. Se está discriminando al puerto de Valparaíso, que es el único que tiene que llevar sus camiones a 12 kilómetros. Es una burla”, dijo Baeza.

FOTO: RAUL ZAMORA VILLALOBOS/AGENCIA UNO