La subsecretaria de Educación Parvularia liderará la instancia que tiene como objetivo evitar las discriminaciones en todos los niveles educativos. "Buscamos asegurar que las diferencias de género no determinen la trayectoria formativa de ninguna persona", señala.
Publicado el 30.05.2018
Comparte:

“Revisar todas las políticas del Mineduc en materia de equidad de género, desde el currículum hasta la formación docente, para evitar, así, cualquier sesgo de género y asegurar igualdad de trato y oportunidades a nuestras estudiantes”. Este es el principal objetivo de la comisión de equidad de género en educación que fue anunciada el lunes por el titular de la cartera, Gerardo Varela, y que será liderada por la subsecretaria de Educación Parvularia, María José Castro.

La profesora de Enseñanza Básica, y magíster en Filosofía Aplicada, ya tiene experiencia en estos temas. Durante el gobierno de la ex Presidenta Michelle Bachelet integró la mesa de Trabajo de Desarrollo Curricular convocada por el ministerio.

Ahora, en sus nuevas labores, Castro se impuso como plazo el mes de junio para entregar las primeras orientaciones en torno a la materia. En conversación con “El Líbero”, la subsecretaria aborda los principales desafíos de la comisión.

-¿Cuáles serán los primeros lineamientos de la comisión?

-Esta es una necesidad que el ministerio de Educación viene trabajando desde hace bastante tiempo y debe principalmente lograr cuatro objetivos. Por una parte, identificar cuáles son los problemas que hoy impiden que nuestra sociedad otorgue igualdad de oportunidades a los hombres y mujeres, desde el punto de vista de la educación. En segundo lugar, promover recomendaciones para abordar todo tipo de violencia, acoso, abuso sexual y discriminación en todos los niveles educativos. Y, en tercer lugar, poder asegurar que las diferencias de género no determinen la trayectoria formativa de ninguna persona, desde la educación inicial hasta su etapa profesional. Esta comisión pretende ser una aporte para un cambio cultural, un cambio que sabemos se va a dar en muchos años.

-¿Cuáles serán los miembros de esta instancia? ¿Se ha considerado que participen integrantes de movimientos estudiantiles?

-Queremos hacer una comisión que sea representativa y, para eso, tienen que estar los distintos sectores. Hay muchos que quieren participar y nosotros tenemos la difícil tarea de restringir una comisión a un número de personas que nos permitan hacer una comisión ejecutiva. Pero quienes no estén convocados como miembros permanentes, sí serán invitados para que presenten sus ideas.

Queremos poder asegurar que las diferencias de género no determinen la trayectoria formativa de ninguna persona, desde la educación inicial hasta su etapa profesional”.

-¿Cuáles son los plazos?

-Tenemos como meta autoimpuesta el mes de junio para poder entregar las primeras recomendaciones, y acuerdos que tenga esta comisión. Se nos pide llegar a acuerdos y orientaciones en el corto plazo, pero sabiendo que todo lo que acordemos serán medidas que se van a instalar en el largo plazo.

-¿Trabajarán con otros ministerios para generar este cambio cultural ?

-Estamos recién conformando la comisión, pero desde Educación siempre hemos tenido un trabajo intersectorial en muchos aspectos. Por ejemplo, se trabaja con el Ministerio del Trabajo en lo relacionado con la educación técnico profesional y parte de lo que se aborda ahí, son estos sesgos de género que se podrían dar en las trayectorias formativas. También, con el Ministerio de la Mujer tenemos un trabajo permanente.

“Tenemos que trabajar en la formación inicial de los docentes, porque tienen la gran resposansabilidad de formar a las futuras generaciones”

-Se señaló que se revisarán las políticas del Ministerio de Educación, desde el currículum hasta la formación docente, ¿cómo se quiere implementar este cambio?

-Lo que hemos dicho del currículum es que debe tener una estabilidad que trascienda a los momentos coyunturales. Por lo tanto, si hubiese un cambio tiene que responder a una necesidad que va a largo plazo. El currículum, en sí mismo, no tiene un sesgo. Habla de contenidos, de habilidades, sin sesgo alguno. Por lo tanto, más que pensar en un cambio curricular, tenemos que trabajar en la formación de quienes interpretan el currículum, quienes lideran el proceso educativo en todos los niveles, desde la educación parvularia hasta la educación superior.

-En ese sentido, ya que son los profesores quienes interpretan el currículum, ¿cómo eliminar o reducir el sesgo?

-A corto plazo, probablemente, haremos recomendaciones para terminar con el sesgo, con estereotipos. Pero en el mediano y largo plazo, tenemos que trabajar en la formación inicial de los docentes, porque tienen la gran responsabilidad de formar a las futuras generaciones de niños y niñas del país. Tienen la tremenda responsabilidad de formar a los que están hoy en las salas de clases, desde el jardín infantil hasta la educación superior, y ahí habrá que trabajar para generar buenas capacitaciones para evitar estos sesgos.

En los textos de estudio es posible que siga habiendo estereotipos y esos son los temas que tenemos que corregir”.

-En los movimientos estudiantiles también han dicho que se deben realizar cambios en los textos de estudios porque hay estereotipos.

En los textos de estudio es posible que siga habiendo estereotipos, y ese es uno de los temas que tenemos que corregir. Vamos a  trabajar para asegurar que cada vez existan menos y que llegue un momento en que no exista sesgo alguno. La igualdad de oportunidades es entre hombres y mujeres. Esto no solo tiene un sesgo negativo hacia las mujeres, podría también estar ocurriendo un sesgo negativo hacia los hombres, y eso tenemos que evitarlo.

“La educación parvularia está bastante a la vanguardia en estos temas”

-¿Cómo abordarán la equidad de género en los primeros años de formación de los niños?

-Los primeros mil días de un niños son fundamentales. Es una ventana única de espacio, de desarrollo de los afectos, de sus emociones, de su maduración neuronal. Por lo tanto, tenemos un desafío importante para aprovechar ese espacio para desarrollar al máximo la creatividad y las habilidades que van a determinar, en parte importante, su trayectoria. La educación parvularia está a la vanguardia en estos temas, lo que no indica que no tengamos desafíos.

-Hace unos días, el ministro Varela habló de las “pequeñas humillaciones”, situación que generó críticas, ¿cree esa situación puede influir en el trabajo de esta comisión?

-Espero que no, porque todos los que leíamos y escuchamos las declaraciones completas del ministro estamos seguros de lo que él quiso decir. Por lo tanto, está en sintonía y en plena comunión con lo que estamos impulsando acá. De hecho, el gran tema de su declaración fue tolerancia cero a todas las dicriminaciones, tipos de violencias, abuso, acosos, y desde esa mirada estamos trabajando.