El presidente del gremio, Claudio Castillo, señala que los cuestionamientos que está sufriendo la empresa deben ser resueltos en la justicia y que no corresponde a los trabajadores involucrarse.
Publicado el 27.04.2015
Comparte:

Hace poco más de una semana, cuando salieron a la luz pública los pagos de SQM Salar a la empresa de uno de los recaudadores de la campaña de Michelle Bachelet, Giorgio Martelli, la fiscalía ordenó que se incautaran los libros contables de la filial de la minera Soquimich (SQM) entre los años 2009 y 2014, los que fueron entregados de forma voluntaria.

Y este viernes recién pasado, el gerente general de SQM, Patricio de Solminihac, señaló que Salar es la única de las filiales de la empresa en que hay gastos sin los respaldos suficientes, aunque advirtió que son montos significativamente menores a los casi 11 millones de dólares detectadas en la matriz.

Con este contexto de fondo de Solminihac llegará este lunes hasta Antofagasta para reunirse con el sindicato de trabajadores de SQM Salar, el más grande de la empresa.

En conversación con “El Líbero”, el presidente de esta agrupación, Claudio Castillo Barraza, señala que este tipo de encuentros son habituales y advierte que si bien les preocupa lo que está ocurriendo con la imagen de la empresa, este es un tema en el que los trabajadores no deben involucrarse. Eso sí, adelanta que para la negociación colectiva del próximo año exigirán que se les otorgue una cifra correspondiente a la mitad de lo que se acredite que entregó la empresa al eventual financiamiento irregular de la política.

IMG_3148– ¿Cuál es la sensación de los trabajadores con todo lo que ha salido a la luz pública en los últimos días respecto de la empresa en la que trabajan?

– El tema de los empresarios y los políticos es de ellos, de los empresarios y los políticos. El tema de los dirigentes sindicales es preocuparnos de la reforma laboral que está ahora en juego y de ese tipo de cosas.

– Pero en algo los debe haber afectado toda esta situación…

– Claro, pero nosotros no caemos en el populismo de decir como dicen otros ‘el gobierno tiene que demandar a SQM’… A nosotros nos dicen permanentemente que somos amarillos, pero la verdad es que somos el sindicato más grande de SQM y no somos ni vendidos ni regalones.

– El gerente general de la empresa reconoció que Salar es la única filial de SQM donde aparecen gastos que no han podido ser respaldados. ¿No existe molestia por esto?

– ¿Por qué me tiene que molestar? ¿Sabe lo que a mí me preocupa? A contar de noviembre del año pasado empezamos a salir con buses directos del sindicato hacia el sur para los trabajadores que viven en el sur y este año estamos negociando bonos de producción. No es que el tema no nos afecte, claro que nos afecta. Pero nosotros nos estamos preparando para la negociación colectiva del próximo año y ahí vamos a decir: ‘sabe qué, se dijo que en las campañas se habían pasado más de 11 millones de dólares a políticos. Entonces dennos la mitad de ese monto al sindicato’. Nosotros tenemos una postura de sindicalismo de preocuparnos de lo que realmente nos compete. Yo quiero tomar el 50% de lo que se diga. Con eso estamos y por eso trabajamos.

– O sea van a pedir una especie de reparación…

– Correcto. El convenio colectivo para nosotros fue de 18 millones de dólares el año pasado, a repartir entre los trabajadores. Ahora pediremos que lo aumenten en seis millones más, más el IPC y los reajustes. Aunque la negociación no es solamente un día, es una cosa íntegra. Día a día el sindicato trabaja para tener mejoras para los trabajadores.

– ¿En estos últimos días las autoridades de la empresa les han dado alguna explicación por lo ocurrido?

– Hubo inquietud nuestra desde el principio, preguntamos qué va a pasar, cómo vamos a quedar y si se iban a reducir las plazas laborales… y nos dijeron que no se iban a reducir las plazas y que, al contrario, se iban a internalizar tres empresas.

– ¿Hay una suerte de apoyo del sindicato a la empresa en estos momentos complejos?

– No estamos prestando apoyo a la empresa, yo no estoy diciendo que lo que hizo la empresa esté bien. Lo que nosotros estamos diciendo es que este no es un tema de los trabajadores. Esto lo tiene que resolver la justicia y los distintos juzgados. No es que nos hagamos los lesos. A nosotros no nos interesa. Nosotros estamos trabajando para tener faenas más seguras y que la empresa invierta en eso. Tenemos números muy buenos en seguridad, pero queremos que se siga invirtiendo en prevención.

 

FOTO: AGENCIA UNO