En la undécima versión del encuentro participaron como panelistas el economista y director del World Economic Laboratory del MIT, Ricardo Caballero, y el sociólogo y doctor en filosofía, Max Colodro.
Publicado el 10.08.2017
Comparte:

¿Podemos estar mejor? Esa fue la pregunta que intentaron responder el economista y director del World Economic Laboratory del MIT, Ricardo Caballero, y el sociólogo y doctor en filosofía, Max Colodro, en el marco del Seminario Económico Security realizado ayer en el Hotel W.

Caballero dijo de manera enfática que “a mí lo que me preocupa no es cómo está el mundo hoy, es qué me puede llevar a que cambie la volatilidad fuertemente, porque no tenemos ningún amortiguador para eso hoy día en la economía mundial”, y agregó que “por primera vez estamos en un episodio de muy baja volatilidad sin un amortiguador de tasa política monetaria”.

Eso sí, señaló que “la buena noticia es que estamos en escenarios centrales benignos, la mala noticia es que estamos en un mundo muy bipolar, en el sentido de que, si bien estamos bien, estamos muy cerca de una recesión profunda, no en términos de tiempo, en términos de shocks”. Pero también tuvo palabras para las pensiones, tema de debate por estos días en el país, advirtiendo que “va a ser extremadamente difícil mantener pensiones dignas sin tener exposición al riesgo de los fondos, ese es un problema central, de primer orden, es una inconsistencia enorme”.

Por su parte, Colodro se refirió a cómo se ha perdido la política de los acuerdos en Chile, sosteniendo que “eso terminó de desplomarse el año 2010 cuando la izquierda descubre que ha construido un país que hace posible que personajes que estuvieron al lado del dictador, ahora ganan elecciones en democracia y tienen legitimidad democrática para gobernar Chile (…) Entonces, cuál es la reacción de esa izquierda derrotada en 2010, decir ‘hay que empezar todo de nuevo, partir por lo más importante que tiene una sociedad, que son sus reglas del juego, la constitución política’”.

Así, el sociólogo explicó que “esa es la razón de porqué en 2010 se inicia en Chile un proceso de repolarización de la sociedad y principalmente de su sistema político en función de un sector que lo que quiere es empezar de nuevo con justas o injustas razones, pero esa es la realidad”, y agregó que “lo que se reinstala en Chile desde el 2010 es un profundo desacuerdo político institucional que pasa a mi juicio por esta columna vertebral de toda sociedad que es su constitución”. “Las reformas son consecuencia de un quiebre de los acuerdos y de los consensos”, sentenció.

Una vez terminada la exposición, Max Colodro dijo a “El Líbero” que “quedaron planteados los desafíos desde el punto de vista económico y desde el punto de vista político, creo que a pesar de que no se observa a simple vista en el análisis de Ricardo Caballero y en el mío, hay una cierta convergencia precisamente en torno a lo que domina los factores de riesgo”, ya que, explica, “el tema de riesgo es un tema central (…), tiene que ver con los grandes desafíos que está enfrentando hoy la sociedad chilena, después de un ciclo histórico muy importante que tuvo grandes logros, pero que también dejó un déficit relevante sobre la mesa. Probablemente el más importante de todos es el tema de la desigualdad y de la distribución de ingresos, pero creo que efectivamente estamos viviendo un periodo de cambio de ciclo”.

Óscar Guillermo Garretón: “Creo que fueron grandes presentaciones ambas, y que abren una cantidad de interrogantes y dudas en la gente”

El economista y director de empresas, Óscar Guillermo Garretón, también estuvo presente en el seminario realizado ayer en el Hotel W. Consultado por este medio sostuvo que “creo que fueron grandes presentaciones ambas, y que abren una cantidad de interrogantes y dudas en la gente, pienso que sobre todo tiene una virtud, y es que abrieron muchas dudas, no fueron afirmaciones para decir categóricamente ‘las cosas son así’, sino que el mundo es uno lleno de interrogantes, y Chile también”.

Pero además el ex subsecretario de Economía de Salvador Allende dijo que “tengo un matiz con Max Colodro -probablemente uno de nuestros más agudos analistas-, él hace un análisis muy brillante de lo que es el nivel de confrontación que viven hoy día los actores políticos, y en ese sentido si uno se queda en ello, es probable de que no haya solución para los problemas de Chile, ni se puede estar mejor, pero tengo la impresión que el hecho más notable en el último tiempo es que la sociedad se autonomizó de sus actores”, ya que ” la sociedad hoy día, no está tanto en la discusión del mundo político polarizado, sino que en la discusión de decir, a ver, ‘quién me ayuda a que esté yo mejor mañana'”.

Aldo Lema: “Ambos plantearon los escenarios centrales para el mundo y para Chile, que en algún sentido son optimistas o benignos, pero donde hay riesgos importantes”

El economista asociado del Grupo Security, Aldo Lema, cree que “ambos plantearon los escenarios centrales para el mundo y para Chile, que en algún sentido son optimistas o benignos -como le llamó Ricardo Caballero-, pero donde hay riesgos importantes”, ya que “a nivel internacional, los riesgos más importantes pasan por la incertidumbre respecto a las políticas de Trump, a la imprevisibilidad de Estados Unidos y de este gobierno a los eventuales riesgos geopolíticos que han ido creciendo en este último tiempo”. Pero además agrega que “en lo político, y en lo local, si bien la mirada de Max es optimista en el sentido de que plantea que esta sociedad demanda más modernización, crecimiento económico y un escenario que privilegie el desarrollo del país por encima, por ejemplo, de objetivos igualitaristas o redistributivos”.

Pero el economista destaca un elemento a tener en cuenta de la exposición de Colodro. “Max también plantea como elemento a tener en cuenta que el mayor problema de Chile está en la política; en la incapacidad de volver a aquellos consensos de los 90, en cómo resolver los desacuerdos, y eso hace que eventualmente podamos tener a futuro, incluso en un gobierno que quisiera privilegiar el crecimiento económico, que quisiera volver a esa etapa dorada que tuvo Chile en el pasado, una fuerte oposición, una oposición muy significativa”.