El ex ministro de Educación, en conversación con "El Líbero", dice que el ex Presidente "no es un hombre que viva de las encuestas, vive de convicciones, y así lo ha demostrado toda su vida", a propósito del último sondeo Adimark, en donde se mantuvo en un 5%.
Publicado el 05.11.2016
Comparte:

Las presidenciales 2017 toman cada vez más fuerza. Esta semana se publicó la encuesta Adimark en donde Alejandro Guillier subió 10 puntos en la pregunta respecto de quién preferiría que fuera el próximo Presidente de Chile, quedando en 15%; el ex Presidente Sebastián Piñera obtuvo 20% y el ex Presidente Ricardo Lagos, sólo un 5%.

El viernes el senador por Antofagasta dijo que “yo desafío a primarias aquí y ahora”, haciendo alusión a Lagos, y agregó que “se está generando un clima que empieza a decantar, siempre hay mucho candidato dando vuelta, pero al final van a ser dos o tres los que vamos a ir a primarias”.

En ese contexto, en conversación con “El Líbero”, el ex ministro de Educación de Ricardo Lagos, Sergio Bitar, hace un análisis del escenario presidencial a partir de las encuestas y señala que “es una buena señal para Guillier, pero no es una cuestión mayor para Lagos; esto está recién empezando (…) No es un hombre que viva de las encuestas, vive de convicciones, y así lo ha demostrado toda su vida”.

– ¿Cómo ve el escenario presidencial?

– Entretenido, incierto, con desafíos enormes y con la tarea sustantiva de proponer las nuevas ideas y dar a conocer a los ciudadanos que es más importante gente con capacidad de gobernar y por lo tanto, tienen que conocer sus cualidades.

– Alejandro Guillier subió 10 puntos en la última encuesta Adimark llegando a 15%, pero el ex Presidente Lagos sigue estancado en 5%.

– Es una buena señal para Guillier, no es una cuestión mayor para Lagos, esto está recién empezando y en la medida que avance y se abran los debates, se conozcan las experiencias, las visiones de futuro, las cosas van a ir modificándose, pero obviamente ahí tenemos dos figuras importantes para la Nueva Mayoría.

– ¿Qué va a hacer Ricardo Lagos? Queda un mes para que salga la próxima encuesta CEP…

– No es hombre que viva de encuestas, vive de convicciones, y así lo ha demostrado toda su vida, y Chile no está para jugar con encuestas, está para pensarlo, para formar equipos, para ser capaz de gobernar y para evitar que entremos en una época de mediocridad.

– ¿Cómo ve al ex Presidente?

– Muy entusiasmado, con energía, con vocación, consciente de los problemas y dificultades; él no entró acá para su placer personal, porque esto es complicado y duro, pero sí por su responsabilidad pública.

– ¿Qué tiene que hacer Lagos para tener más llegada con la ciudadanía?

– Trabajar con la gente, jóvenes, empezar a acercarse ya, porque el período que se viene es extenso y también bastante intenso en trabajo en dos planes. El primero, de cercanía con la ciudadanía, que significa escuchar y aprender de los problemas, las propuestas de una forma organizada, en una democracia moderna. Asímismo, las grandes tareas del futuro que van desde la inclusión social, que hay que continuar las reformas y mejorarlas, hasta la innovación científica y tecnológica, que es indispensable para salir adelante.

– ¿Eso es lo que le va a dar mejores posibilidades al ex Presidente?

– Depende cómo te acerques tú a esto: si lo haces sólo para ganar o dedicas tus energías para aportarle al país en un debate de reflexión sobre el futuro, advertir los temas, escuchar a la ciudadanía, impulsar su organización…

– Se ha dicho que el ex Presidente quiere ser candidato único del PS-PPD

– Esos son rumores. Cuando él toma una decisión de esta envergadura, corre los riesgos, sabe la dureza del camino, no lo necesita, más bien lo hace por el interés en su país, así lo leo yo, y por lo tanto, sabe que acá hay posibilidades de ganar y de perder, no pone condiciones, él ha dicho desde un comienzo que la solución son las primarias, existe una ley de primarias, y no hay que olvidar que él fue el primero en ir a primarias en la historia contemporánea. La primera con Frei, la segunda con Zaldívar y en ese tiempo no era ley… entonces por qué no hacerlo ahora.

– Él entonces está dispuesto a perder…

– Si no no habría entrado a esto, eso él lo sabe con la experiencia política que tiene, cuáles son los caminos y además hemos empujado las primarias, hemos propiciado el debate nacional, estimulado lo que es la participación ciudadana y el contacto directo con la ciudadanía; por eso hemos estado los últimos 30 años trabajando, entonces no va a cambiar de opinión, hoy Chile necesita capacidad de gobernar. Estos efluvios de cariño son variables, y no dan ninguna garantía de que las personas que saldrán elegidas -porque tienen mucho apoyo en una encuesta- sepan gobernar bien un país. Entonces los ciudadanos tienen que sopesar ambas cosas y eso toma tiempo.

– ¿Y qué va a pasar con Alejandro Guillier, quien sigue subiendo en las encuestas?

– Bueno, hay que tener cuidado en dos planos. Primero, apoyarse mutuamente. Yo lo conozco, es una persona que tiene cualidades altas, entonces tenemos que cuidar de no generar tensiones inútiles en el seno de la Nueva Mayoría. Ese es un gran peligro, lo peor que podría ocurrir es que cada uno levante razones de personalismo o egocentrismo inútil o haya descalificaciones mutuas. Entonces lo que tenemos que hacer todos los que tengamos un granito de arena que agregar, es tener esa unidad. Segundo, trabajar las ideas; cada uno aportará las suyas, sabiendo que vamos a ir a un proyecto común, y tener buenas relaciones humanas dentro de las campañas, porque si no no hay gobierno después. Tenemos que entender, que así como estamos, gana Piñera. Hay que ser disciplinados y volver a la gente, escuchar sus planteamientos y encausarlos, y por supuesto, mejorar el gobierno estos meses que quedan.

– Después de que se bajó Isabel Allende, hay diputados del PS que se han mostrado dispuestos a conversar con Guillier… ¿Puede replicarse eso en otros partidos?

– Puede, pero creo que es mínimo dentro del PS, porque hay una condición de que los socialistas y PPD con cordura saben que se necesita una sola candidatura y el único que puede cumplir eso es Lagos y si no, no va a haber candidatura de ellos y entonces vamos a tener a Piñera como Presidente. Ese es un escenario que tienen que pensar muy bien estos partidos, y eso pasa incluso con una primaria, que se puede ganar o perder. Si es Lagos el candidato común, tiene muchas más condiciones para acordar con la DC, un candidato que tenga el respaldo de estos tres partidos tiene alguna viabilidad, que tampoco es segura, pero para allá hay que trabajar.