La mayoría de la bancada DC espera que se repongan las "adecuaciones necesarias" y apuesta a que la reforma laboral se vote con o sin acuerdo. "Si hay acuerdo, bien, y si no, mala suerte; cada cual votará”, afirma a "El Líbero" el senador y presidente de la DC, Jorge Pizarro.
Publicado el 01.03.2016
Comparte:

Para  los próximos días está contemplado que los ministros Rodrigo Valdés (Hacienda) y Ximena Rincón (Trabajo) sostengan una reunión con la bancada de senadores de la DC, según confirman influyentes fuentes del oficialismo a “El Líbero”. El objetivo del encuentro es que el gobierno les presente a los parlamentarios el texto con las nuevas indicaciones para la reforma laboral.

La idea, según dicen desde el gobierno a este medio, es que la votación del proyecto se realice durante la segunda o tercera semana de marzo, no antes. Esto, debido a que el Ejecutivo aún no ha sostenido una serie de reuniones clave con los partidos del oficialismo para lograr un acuerdo, sobre todo con la DC, colectividad que a mediados de enero puso en duda su respaldo al proyecto.

“Se va a votar en marzo, pero no sé la fecha exacta. No creo que se vote en la Sala esta semana”, dice a “El Líbero”, el presidente del Senado, Patricio Walker (DC).

El Ejecutivo necesita mayoría simple para la aprobación de la reforma, es decir, la mitad más uno de los senadores presentes en la Sala. De esta manera, con dos senadores desaforados (Jaime Orpis y Carlos Bianchi), el total es de 36 parlamentarios en ejercicio, por lo que La Moneda requiere 19 votos para la aprobación del proyecto.

Hasta mediados de enero, el gobierno sólo contaba con 14 votos, por lo que se tomó la decisión de postergar la votación de la reforma laboral para esta fecha, con el objetivo de alcanzar un acuerdo. Sin embargo, el panorama no se ve fácil, según indican desde el oficialismo.

Fue la semana pasada cuando el senador Patricio Walker (DC) afirmó a El Mercurio que “si no se produce un acuerdo, lo lógico es poner en votación la reforma y que cada uno defienda sus puntos de vista de acuerdo a sus convicciones”.

Tras las declaraciones de Walker los senadores de la DC tomaron contacto entre ellos para acordar una postura común frente al tema. Luego de una serie de conversaciones 5 de los 7 senadores de la bancada DC respaldaron lo expuesto por el presidente del Senado. En la DC explican que ya se habló lo suficiente con el gobierno y que “no hay mucho más que conversar”. Por esto, apuestan a votar la reforma laboral haya o no acuerdo.

“El gobierno, cuando presente las indicaciones, procederemos a votarla, quizás las presente mañana o pasado. El acuerdo es votarla. Nosotros ya estamos claros y el gobierno tiene que presentar las indicaciones, si hay acuerdo bien, y si no, mala suerte; cada cual votará”, afirma el senador y presidente de la DC, Jorge Pizarro.

En tanto, el senador DC y miembro de la comisión de Hacienda, Andrés Zaldívar, explica que “todavía no nos reunimos para ver el tema, tendrá que ser votado más adelante. No conozco las indicaciones del gobierno, vamos a verlas durante los próximos días y las analizaremos para poder votar”.

De esta manera, los senadores de la bancada DC Jorge Pizarro, Patricio Walker, Andrés Zaldívar, comparten la postura de que si no logra un acuerdo, se debe ir a la votación y que cada uno vote según sus convicciones. Además, los senadores Ignacio Walker y Manuel Antonio Matta, también respaldan esta posición, según indican desde sus respectivos entornos. En tanto, la senadora DC Carolina Goic y el senador Pedro Araya (ex DC), estarían cuadrados con una postura más cercana a la CUT y al PS.

La indicación que condiciona el respaldo DC: las “adecuaciones necesarias”

A fines del año pasado, el gobierno presentó una indicación que permitía que el empleador realizara las “adecuaciones necesarias” en caso de huelga. La indicación decía que, “la huelga no afectará la libertad de trabajo de los no involucrados en ella, ni la ejecución de las funciones convenidas en sus contratos”.

La enmienda de La Moneda causó fuertes críticas en un sector de la Nueva Mayoría, ya que a juicio de algunos parlamentarios la indicación dejaba la “puerta abierta” para el reemplazo en huelga. Finalmente, la comisión del Trabajo del Senado despachó el proyecto el pasado 17 de diciembre sin la indicación presentada por el gobierno. Esto, tras el rechazo de los senadores oficialistas de esa comisión, Juan Pablo Letelier (PS), Carolina Goic (DC) y Adriana Muñoz (PPD).

Influyentes fuentes de la DC explican que esperan que se reponga la indicación, de lo contrario se complica el panorama para la aprobación de la reforma laboral. “No se puede olvidar que la Presidenta Bachelet envió una indicación sobre las adecuaciones necesarias, que fue votada en contra por tres miembros de la Nueva Mayoría de la comisión del Trabajo; hemos dicho que el gobierno reponga esa indicación, sólo así se facilitaría la votación del proyecto”, dicen en el partido.

FOTO: AGENCIA UNO