Pese a tener una postura crítica sobre el caso Caval, el senador PS también cuestiona las declaraciones del ex senador y candidato a presidir el partido, Camilo Escalona, sobre el manejo del Gobierno frente a esta situación: "Está en el límite de lo que es la lealtad".
Publicado el 09.03.2015
Comparte:

Juan Pablo Letelier, senador PS por la región de O’Higgins, zona donde la sociedad Caval ligada al hijo de la Presidenta Bachelet, Sebastián Dávalos, adquirió los terrenos luego de que se le otorgara un crédito por  $6.500 millones, ha seguido de cerca el caso desde el primer día. Letelier, en conversación con “El Líbero”, aborda la situación y afirma tener  una opinión muy crítica sobre la situación que involucra a Dávalos: “Esto ha golpeado muy fuerte, en los socialistas ha generado mucha ira, mucha rabia”.

Sin embargo, a pesar de su dura postura ante al caso, defiende al Gobierno y  afirma estar en desacuerdo con las últimas declaraciones del ex senador y candidato a presidir el partido, Camilo Escalona, quien ha criticado el manejo del Ejecutivo frente a esta situación. “Está en el límite de lo que es la lealtad, que en otra hora Camilo tenía, cuando tenía funciones o compromisos con el Gobierno de turno que ahora se le han ido desvaneciendo”, afirma.

Estas declaraciones se dan en medio del contexto de las elecciones internas del PS, donde se enfrentará Camilo Escalona y la presidenta del Senado, Isabel Allende, quien ha defendido el manejo del Gobierno frente al caso Caval. Letelier, quien pertenece al grupo que respalda la candidatura de Allende,  analiza el escenario interno del partido y reconoce que ya se han dejado ver las primeras diferencias entre ambos candidatos. De hecho, cuestiona que el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, le haya manifestado públicamente su respaldo la candidatura de Escalona hace algunos días atrás. “No sabía que el secretario general de la OEA venía a proclamar candidatos”, afirma.

-¿Cuál es su impresión sobre el caso Caval? Usted como senador de la zona, ¿tenía conocimiento?

-Acá hay una operación inmobiliaria, especulativa, que a muchos nos molesta. Son miles las transacciones de este tipo que pasan, por desgracia, en mi región por año, para qué hablar las que pasan al nivel del país, donde personas compran barato y venden caro en un afán especulativo tremendo. En esta ocasión hay una operación inmobiliaria que ocurrió en la región y que tiene al menos dos aristas. Una, es que se hizo esta operación o pasada, que una de las interrogantes que hay es si las personas actuaron con información  privilegiada o con ejercicio de influencia. Ése es un tema. Lo otro es quién fue el actor en esta operación. Hay un reproche ético gigante y que nos ha causado un daño a la Nueva Mayoría, y por cierto, a la Presidenta porque la imprudencia de quiénes hicieron esta operación es no tomar en cuenta,  ellos no son  solos, sino que sus acciones involucran a otros. Entonces, las operaciones inmobiliarias a mí me indignan.  Yo no soy partidario del plano regulador, no soy partidario de que se pierda más tierra agrícola y creo que es necesario de que en nuestro país exista una política nacional de suelo que ponga un freno a esto que ocurre.

La intención de algunos de empatar el caso Caval con el caso Penta, por tratar de acusar a autoridades políticas de la región, de gobierno, primero ha demostrado ser absolutamente sin argumentos, pero a la vez demuestra la falta de convicción sobre la necesidad de poner freno a la especulación inmobiliaria. Y lo que tratan es de involucrar, en este caso, es a un seremi. Ese tipo de situaciones me parecen que hay una arista que todavía no explota en este debate, que es la arista de la manipulación política respecto a lo que hay detrás de Caval y cuando se demuestren los hechos, vamos a ver que quiénes estaban operando en esta especulación de tierras y cambios de uso de suelo, eran personas  de un sector político bastante distantes de la Nueva Mayoría.

-¿Por qué fiscal incauta los computadores de las grabaciones del conservador de bienes raíces? Autoridades oficialistas de la zona han sido cuestionadas por este tema.

-Pregunto, ¿quién se hace cargo de aquello? Porque voy ser el primero en perseguir la responsabilidad ética de los medios de comunicación. Gente tira acusaciones al voleo, porque dicen que una autoridad del gobierno regional fue a apurar la inscripción al conservador. Quien hace esta afirmación que tenga la hombría de decirlo públicamente. No hay autoridades cuestionadas de la región.  Yo estoy seguro que no hay ninguna demostración que haya involucrado a ninguna autoridad política de la región y al conservador vinculado al caso Caval.

-¿Cómo ha visto el manejo del PS con el caso Caval?  Teniendo en cuenta que Dávalos y su señora eran militantes.

-Me parece muy bien que estén fuera del partido, hubiera preferido que se hubiesen apartado de la línea del partido. Yo no lo conozco a él, lo he visto solamente.  Es una situación compleja, crítica, y creo que al partido esto le ha hecho daño, hay muchos socialistas indignados con lo que ha pasado. Esto ha golpeado muy fuerte, en los socialistas ha generado mucha ira, mucha rabia.

-¿Cómo golpea este caso al Gobierno?

-De la misma forma. Y es evidente donde hay impactado se ha notado en las encuestas. Nuestra responsabilidad es seguir adelante. Quizás Camilo (Escalona) se quedó corto cuando dijo que devolviera el dinero, quizás lo más correcto es que deshaga el negocio.

“No sabía que el secretario general de la OEA venía a proclamar candidatos”

Queda un y mes y medio para las elecciones internas del PS. ¿Cómo ve la competencia entre Camilo Escalona e Isabel Allende, a quien usted apoya?

-El partido está cumpliendo uno de sus hitos habituales del proceso de renovación de sus mandatarios internos y  que en esta ocasión tiene temas de conversación distintos a otras elecciones. Se trata de cómo constituir una dirección nacional en un momento donde somos Gobierno, y donde tenemos la intención de proyectar lo que es el programa que presentó la Nueva Mayoría más allá de este Gobierno. Realizándose estas elecciones, se van a realizar los debates. Y por este momento, en algunos temas hay diferencias de opinión sustantivas, de contenido, hay diferencias respecto el tipo de liderazgo que se requiere para este período, sobre los énfasis internos del partido.

– Como usted menciona ya  se han visto algunas diferencias en esta elección. Camilo Escalona, criticó al Gobierno por el manejo en el caso Caval e Isabel Allende rechazó sus declaraciones. ¿Qué le parece la postura del ex senador?

-Me parece que esas declaraciones dejan en evidencia una diferencia que hay sobre cómo debemos creemos que deben comportarse los socialistas, con la responsabilidad que tenemos en la Nueva Mayoría y por ser, además, el partido de la Presidenta. Esto de criticar desde la galería a un ministro en particular, es una crítica al Gobierno y algunos consideramos que está en el límite de lo que es la lealtad, que en otra hora Camilo tenía cuando él  poseía funciones o compromisos con el gobierno de turno que hoy se le han ido desvaneciendo.

-¿Esto beneficiará a Isabel Allende?

-Yo partiría está conversación desde otro punto de vista. La Nueva Mayoría socialista, este re alineamiento que se ha producido en el partido en torno a esta elección, es algo más sustantivo, más profundo. Una de las definiciones que hay en este reagrupamiento, donde una de las coordinadoras es Isabel Allende, es que entendemos nuestra responsabilidad política no sólo con el Gobierno, sino que también en nuestro comportamiento. Isabel Allende en estos días fue muy clara, cuando se critica a un ministro se está criticando al Gobierno y eso tiene que ver con una posición de este nuevo colectivo que ha surgido en el partido, lo cual no significa ser indolente, ni obsecuente, sino que hay formas, lugares y maneras para decir las cosas.

Esta semana, además, irrumpió en carrera del PS el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza. ¿Qué le parece este hecho?

-No sabía que el secretario general de la OEA venía a proclamar candidatos. Cada uno en un partido tiene el derecho a manifestar su opinión, en particular, José Miguel, a quien respeto y quiero mucho, pero creo que no corresponde este tipo de manifestación en una coyuntura como la actual. Y creo que no hace más que reflejar una viva preocupación que tiene Camilo Escalona, que ha precipitado esta campaña hace meses.  De alguna forma, refleja una cierta ansiedad, a mi juicio, desmedida porque todo esto se ha hecho antes que se inscriban las listas. Lo de José Miguel creo que no fue lo más oportuno, pero más me llama la atención, es esta búsqueda porque esto fue buscado por Camilo.

-Pero le recuerdo que Isabel Allende tenía fijada una cita con José Miguel Insulza y finalmente la canceló. ¿Por qué?

-Isabel Allende es la presidenta del Senado y José Miguel Insulza es el presidente de la OEA. Una cosa es la relación que hay institucional, pero el mezclar eso con el tema interno es algo que, a mi juicio, no me parece. ¿Cuál fue la motivación de la presidenta del Senado para no concretar una cita? La verdad no lo sé. Pero ahí estamos hablando de una reunión protocolar, que es diferente.

-Pero esto se da en el contexto en que la presidenta del Senado es candidata para presidir el PS.

-Por lo mismo, no usaría el cargo de esa forma. Una de las grandes diferencias entre los dos competidores, es el esfuerzo en que estamos la nueva mayoría socialista es una campaña colectiva y sabemos que nuestro objetivo es que no hay elección directa del presidente, en la papeleta del 26 de abril nadie vota por presidente, lo que se hace es que se eligen los miembros del comité central. No creemos que es bueno, esto es un juicio mío, que se generen este tipo de episodios en la elección interna del partido, no creo que sea bueno involucrar al secretario general. Él como persona tiene todo el derecho a juntarse con quien quiera, pero todos sabemos que lo está pasando, es que le están prestando ropa a Camilo, como dicen los jóvenes y no sé si Camilo lo necesita en ese plano y no sé si a José Miguel le conviene hacerlo como lo hizo.

– Y en este contexto, ante la irrupción de Insulza en la carrera interna. ¿Cómo influye la elección interna del PS en la próxima elección presidencial? 

-A mí me parece extraordinario que hayan muchos liderazgos en el PS. El de Isabel Allende , que no se lo ha buscado, líderes como José Miguel Insulza y muchos otros, me produce tremenda satisfacción. No creo de que sea tiempo de hablar de candidaturas presidenciales cuando tenemos un gobierno del que somos responsables y frente al cual tenemos que actuar con ahínco durante tres años. La discusión de candidatos presidenciales, será después de las municipales y prefigurar una disputa interna de tres candidatos presidenciales, no está en la mente de los socialistas.

FOTO: AGENCIA UNO