En conversación con "El Líbero", el parlamentario cuestiona el rol que han jugado los partidos oficialistas durante la crisis provocada por la paralización.
Publicado el 01.11.2015
Comparte:

Durante los últimos días al interior de la Nueva Mayoría han surgido discrepancias en cuanto al manejo del gobierno en el paro del Registro Civil, que ya cumple más de un mes. Algunos critican el manejo que ha tenido el gobierno, mientras que otros respaldan el actuar de La Moneda y los ministros Javiera Blanco (Justicia) y Rodrigo Valdés (Hacienda). El senador del PS Carlos Montes, en conversación con “El Líbero”, afirma que pertenece al bloque que apoya la acción del Ejecutivo, sin embargo, reconoce que éste ha cometido erorres de comunicación y, además, afirma que los partidos políticos tienen responsabilidad en el conflicto.

“No han explicado bien (el gobierno) las cosas a todo el mundo y si las han explicado no han sido publicadas como corresponde. Eso es lo principal, cuáles son las reales condiciones. Este no es de los gremios que está con peores condiciones del Estado”, explica Montes, y agrega que “la responsabilidad de los partidos, es que tienen que explicar las cosas, hacer ver cuál es la real situación y las limitaciones y posibilidades que existen. Pero resulta que buena parte de los dirigentes son de la propia Nueva Mayoría, entonces algo falta ahí, algo de debate y clarificación”.

Montes analiza en profundidad el conflicto y los principales efectos que podría tener en el corto plazo. De hecho, advierte que  “creo que vamos a tener problemas con todos los gremios de acá a fin de año”.

-El paro del Registro Civil lleva más de un mes y aún no se llega a acuerdo con el Ejecutivo, ¿cuál es su impresión del conflicto?

-Eso hace mucho daño, afecta a mucha gente, es un paro muy complejo porque tienen en monopolio de un elemento para que funcione la sociedad y el Estado. Entonces no es lo mismo que el paro de otras actividades. Creo que detrás de esto, hay de parte de la dirigencia del sector público una falta de aterrizaje en las condiciones fiscales actuales, tanto en este tema como en otros, se busca tener conquistas que no hay hoy día condiciones para satisfacerlas, en el caso de este tema no, pero esto genera un impacto en los otros gremios. Estamos en una situación diferente a la que estábamos hace cuatro años, y eso tenemos que asumirlo.

-¿De quién es la responsabilidad? Usted ha apuntado a los partidos políticos, ¿por qué?

-La responsabilidad de los partidos, es que tienen que explicar las cosas, hacer ver cuál es la real situación y las limitaciones y posibilidades que existen. Pero resulta que buena parte de los dirigentes son de la propia Nueva Mayoría, entonces algo falta ahí, algo de debate y clarificación.

-¿En qué sentido?

-Creo que los partidos deben participar en estos procesos en términos de objetivar las reales posibilidades y limitaciones que tienen los escenarios en este tema y en otros temas. Los partidos son un factor de la construcción social, no viven por fuera de las cosas. Más todavía habiendo mucha gente vinculada a los partidos en estos procesos, por eso es muy importante que participen en estos debates.

-¿Y el gobierno? ¿Cómo evalúa el manejo de La Moneda para resolver este conflicto?

-Bueno el gobierno ha tenido pocas alternativas. Tenía poco margen, quizás lo único que yo puedo reclamar, es que no han explicado bien las cosas a todo el mundo y si las han explicado no han sido publicadas como corresponde. Eso es lo principal, cuáles son las reales condiciones. Este no es de los gremios que está con peores condiciones del Estado, hay otros que están en una situación mucho más precaria. En esta situación, hay una presión por encima de lo que las condiciones permiten.

-Entonces, ¿sus críticas apuntan a una falta de comunicación por parte del gobierno?

-Sí,  pero yo no digo que esto pasa con este tema, sino con todos los gremios, yo creo que vamos a tener problemas con todos los gremios de acá a fin de año. Todo esto partió con una paralización de un servicio monopólico de un bien público, el escenario es muy complejo. Se debe explicar el real contexto y posibilidades y eso es fundamental.

-Algunos parlamentarios de la Nueva Mayoría han deslizado cuestionamientos hacia los ministros Javiera Blanco (Justicia) y Rodrigo Valdés (Hacienda) por el el manejo de la situación. ¿Las comparte?

-Hay opiniones que siempre están criticando a otros y poco revisándose a sí mismos. Por eso pongo el acento que no es sólo un tema de gobierno, sino que también es un tema de los partidos. Y podría decir que en algunos casos, no en este, que podría ser responsabilidad de los parlamentarios. Yo sé que ha habido altos y bajos en la acción de los ministros Blanco y Valdés, pero dentro de un contexto bastante complejo como éste, porque es un gremio bastante duro y no hay posibilidad de mayor entendimiento. Creo que el manejo siempre es difícil, sobre todo en un contexto de restricciones.

-¿Ha faltado mano dura en los ministros?

-Le reitero, no le doy pauta a los ministros. Esto es una situación compleja porque es un cambio de escenario. Pasamos de un escenario en que todos creían que podían lograr cualquier cosa en diferentes sectores, a un escenario de restricciones, un escenario muy distinto de las posibilidades de mejoramiento del sector público.

-Ante esta situación, la reforma laboral que propone el gobierno y que no incluye reemplazo en huelga, ¿no se desacredita?

-Creo que ese tipo de afirmaciones que las dicen empresarios, no tienen fundamento. En la legislación internacional, en la OIT, no es lo mismo quienes manejan monopólicamente bienes públicos, que quienes manejan un producto que tiene competencia y se mueve en el mercado. Manejar los documentos que permiten operar dentro de la burocracia del aparato público, no es lo mismo que vender calzado. Entonces, por eso hay distintsa actividades que son de este carácter que tienen regulaciones diferentes, no son comparables. Si el día de mañana la huelga del agua o de la luz, eso no se ha permitido, no se puede paralizar eso, y porque son bienes públicos de manejo monopólico.

-¿Cómo le afecta este paro a la Presidenta Bachelet?

-Tantas cosas afectan la marcha del país, por lo tanto, afectan al gobierno y a todo el sistema político. Un paro así, que no es claro lo que se demanda, afecta. Yo creo que tenemos que tener mejores capacidades de regular las relaciones laborales en el sector público. Pero, cuánto afecta el paro mismo, no lo sé, no estoy en condiciones de responder eso.