En conversación con "El Líbero", Guillermo Ramírez hace una análisis de las elecciones internas del gremialismo y la definición presidencial: llevar un candidato de sus filas o apoyar, en el caso de que decida competir, a Sebastián Piñera.
Publicado el 28.11.2016
Comparte:

Momentos cruciales se viven en Suecia 286, sede de la UDI. Sólo a días de que se lleven a cabo las elecciones internas del partido donde competirán dos listas -una encabezada por el diputado Jaime Bellolio y la otra por la senadora Jacqueline Van Rysselbergue– también se define el escenario presidencial: llevar un candidato de sus filas o apoyar, en el caso de que decida competir, al ex Presidente Sebastián Piñera.

Con un renunciado José Antonio Kast amenazando con que irá directamente a primera vuelta y no a las primarias de Chile Vamos, el gremialismo organiza este movido fin de año. En conversación con “El Líbero” el secretario general de directiva de Hernán Larraín, Guillermo Ramírez, explica las medidas que tomó tras los cuestionamientos de algunos parlamentarios de aceptar ser parte de la lista de Bellolio, “lo que he hecho es desligarme completamente de la organización de las elecciones internas”, asegura.

Además dice que es importante que la UDI tenga un abanderado compitiendo en las primarias para entrar  generar un debate de ideas, y señala que tienen que preguntarse quién será el que le hará frente a la nueva izquierda, si nuevos liderazgos como Felipe Kast (Evópoli) o el gremialismo. “Yo creo que ese rol lo tiene que asumir la UDI”, sentencia.

¿Cómo ve las elecciones que se vienen?

– Son elecciones muy interesantes por lo inéditas. Primero porque vamos a tener un militante un voto, algo que nunca habíamos tenido. Segundo, porque se estrena en la política chilena el voto electrónico, que espero que se empiece a instalar en los partidos, en los sindicatos, en el colegio de profesores y en la CUT, porque es un sistema más transparente, que permite que más gente participe. Tercero, porque es un debate que considero muy interesante. A mí en particular lo que me preocupa es cómo la UDI va a enfrentar los desafíos del futuro, en el sentido de que Chile está cambiando y la política también. En el caso de Chile el fenómeno es la Nueva Izquierda, que es la que hizo el programa de la presidenta Bachelet -la reforma educacional salió íntegramente del movimiento estudiantil y la reforma tributaria nació para financiar la reforma educacional-, entonces al final tenemos un gobierno que ha bailado al son de esta “nueva izquierda” y creo que la pregunta que nos tenemos que hacer es si va a ser la UDI la que le va a hacer frente a esta nueva izquierda o si vamos a dejar que el otro liderazgo joven con proyección, que es Felipe Kast, sea finalmente el que le haga frente. Yo creo que ese rol lo tiene que asumir la UDI.

– Es parte de la lista de Jaime Bellolio, fue muy cuestionado al comienzo por algunos parlamentarios del partido, porque además cumple funciones como secretario general de la UDI. 

– Yo lo que he hecho es desligarme completamente de la organización de las elecciones internas. Hace ya varias semanas Hernán Larraín nombró a Jorge Alessandri, que es Pro Secretario, para que me reemplace en esas funciones. Él hoy día está a cargo del proceso en plenitud.

– Si bien es verdad que es parte de una lista, ¿cómo ve los liderazgos que compiten en esta elección interna?

– Son dos liderazgos fuertes, yo creo que son dos personas inteligentes, con convicciones y la UDI tiene que estar orgullosa de las elecciones que está teniendo al interior del partido porque son en serio. Me tienen muy contento, porque creo que además con liderazgos como estos vamos  a tener una alta participación. La pregunta es cuál de esos dos, que son extraordinarios, es lo que necesita la UDI para los desafíos que vienen y creo que es Jaime Bellolio, por eso estoy en su lista y acepté la invitación a ser su secretario general.

– Ernesto Silva no va a la reelección, le cedió el cupo para que postule como diputado. Fue cuestionado en un principio… ¿Qué va a hacer?

– Mi intención es competir, primero participar al interior de la UDI para ganarme uno de los cupos que va a tener el partido en ese distrito, porque vamos a tener más de uno, y luego competir para ser electo diputado.

– En cuanto a la elección presidencial, ¿cuál cree que es la fórmula? ¿Llevar un candidato propio o apoyar a un candidato como Sebastián Piñera?

– Yo soy de la idea de que la UDI tiene que llevar un candidato propio a las primarias, no creo que sea una decisión que tenga que tomar la directiva del partido, pienso que es una decisión un poco más orgánica, debería definirse por el consejo general y preguntándole a las bases. Pero mi opinión personal es que el debate es un lugar inigualable para debatir ideas, una de las cosas que han hecho que culturalmente la derecha retroceda en Chile es que permanentemente estamos viendo debates en los ejes de la izquierda y que entre nosotros debatimos poco, y por lo tanto la ciudadanía tiene poco acceso a las ideas de centro derecha porque no se conversa. Creo que no nos podemos farrear la oportunidad de tener una primaria, porque es un gran lugar para el debate y la UDI no puede estar ausente. La UDI es el partido, no solamente más grande del país, sino que sus pilares fundamentales son tan nítidos como un partido popular, de inspiración cristiana y defensora de la libertad, no puede no estar en ese debate con un candidato que represente fielmente sus ideas. Por lo tanto, si existen candidatos disponibles al desafío de competir, creo que la UDI los puede apoyar.

– ¿Quiénes a su juicio deberían ser posibles cartas para una eventual primaria?

– Siempre he pensado que en la UDI tenemos liderazgos que nos pueden representar muy bien, y sin duda Hernán Larraín es uno de ellos, no es el único, y pienso que no es justo cargarle a él la mochila de tener que representar a la UDI, pero si estuviera disponible en algún minuto por supuesto que lo apoyaría con mucha fuerza y el partido también. Entre las personas que aglutinan muy bien al partido detrás de sus liderazgos están Hernán Larraín, Juan Antonio Coloma y creo que pueden surgir nuevos, pero hay que esperar, sobre todo qué pasa con Sebastián Piñera, porque resulta raro, al menos, que la UDI proclame hoy como su candidato a Sebastián Piñera en circunstancias de que él mismo no ha tomado la decisión de competir. Yo espero que él compita, y si gana las primarias -que es lo más probable- la UDI lo va apoyar con toda la fuerza para ganarle a la Nueva Mayoría y por supuesto que vamos a ser el corazón de ese gobierno.

– ¿Qué pasa con José Antonio Kast?

– Él está en un proyecto político distinto al de la UDI,  espero que vaya a la primaria. Pienso que cualquier candidatura por fuera que llegue a primera vuelta le puede generar daño al candidato de Chile Vamos y si eso se traduce en que la NM se mantenga en el poder, el daño no es solo a Chile Vamos sino que al país. Por eso, apelando a la responsabilidad, creo que todos los candidatos que se identifiquen con los valores de la centro derecha, o más simple, todos los candidatos que estén a la derecha de la izquierda, deben competir en la primaria de Chile Vamos.

– ¿Ya le hicieron una invitación formal? Porque él dijo en una entrevista con “El Líbero” que sólo le habían enviado mensajes a través de los medios…

– No todavía, pero lo vamos a hacer. Creo que esa conversación se tiene que producir, espero que eso pase antes de que se termine este año. Hoy la UDI está en un proceso de elecciones internas y por lo tanto desde el partido no sabemos quiénes van a conducir durante la próxima negociación parlamentaria y el próximo desafío presidencial. Es por eso que como actual directiva hemos sido muy prudentes en no tomar definiciones, que finalmente les competen a las directivas que vienen. Es una conversación que se va a dar con el próximo presidente de la UDI y con el próximo secretario general. Hay muy buenas razones para que él vaya a la primaria y espero que eso sea lo que ocurra, que José Antonio Kast tenga todas las garantías de que se le va a tratar como un candidato presidencial de verdad, que va a tener el espacio para debatir y plantear sus ideas igual que cualquier otro de los candidatos y que finalmente si él resulta ser el ganador, Chile Vamos lo va apoyar sin ningún tipo de cuestionamientos. Hay muchas personas en la UDI, entre las cuales me incluyo, que tenemos un gran cariño por José Antonio Kast, trabajamos juntos y hay grados de amistad importante, así que creo que no va a ser difícil tener esa conversación cuando llegue el minuto.

– En el caso de que la primaria la ganara Sebastián Piñera, me dice que la UDI “lo apoyaría con mucha fuerza”. ¿A quién les gustaría enfrentar en la NM?

– La única persona de la Nueva Mayoría que puede ganar es Ricardo Lagos, y la razón es porque es el único que tiene el liderazgo suficiente para evitar que se le escapen los partidos políticos en una eventual elección presidencial. Yo no veo a ningún otro candidato de izquierda que sea capaz de mantener en la misma coalición a la DC y al PC; para eso se necesita mucho liderazgo y creo que Lagos es el que lo tiene, no Insulza ni Guillier. El drama de la Nueva Mayoría, es que en las encuestas Lagos nunca le va a ganar a Guillier, entonces ellos van a tener que tomar una decisión, si apoyar al que aparece primero en las encuestas o a quien tiene mejores opciones para ganar. Creo que finalmente van a optar por las encuestas y eso para nosotros es muy bueno.