En conversación con "El Líbero", Guillermo Ramírez aborda en profundidad la irrupción de Joaquín Lavín en la contienda electoral por Santiago. "Se vio forzado a tomar una decisión, que afortunadamente fue positiva", explica.
Publicado el 24.06.2016
Comparte:

A principios de octubre de 2015 el presidente de la UDI y el secretario general del partido, Hernán Larraín y Guillermo Ramírez, respectivamente, se reunieron con el ex candidato presidencial y ex ministro, Joaquín Lavín, para que asumiera un desafío por la alcaldía de Santiago. La respuesta de Lavín fue negativa, por lo que fue nombrado como generalísimo del partido para las primarias municipales. Sin embargo, su nombre nunca fue descartado al interior de Chile Vamos y siempre fue una alternativa posible para la oposición.

Esta semana, ocho meses después de esa conversación, Lavín anunció su disponibilidad para ser medido como pre candidato en la encuesta oficial de Chile Vamos, que definirá al postulante de la coalición en Santiago.

En conversación con “El Líbero”, el secretario general de la UDI, explica en detalle la irrupción del ex ministro en esa comuna, donde hasta hace tres días la ex vocera de gobierno, Cecilia Pérez, figuraba como la mejor carta de la derecha para ganarle a la actual alcaldesa del PPD. “Nosotros estamos poniendo a Lavín porque es una tremenda figura que le puede ganar a Carolina Tohá”, comenta.

-El pasado martes se dio a conocer la irrupción de Joaquín Lavín en Santiago, que sería medido en la encuesta de Chile Vamos. ¿Por qué? ¿Cómo fue el proceso?

-Nosotros desde el mes de octubre del año pasado, le habíamos pedido a Joaquín Lavín que fuese candidato a alcalde por Santiago y él nos dijo que no estaba disponible para ese desafío, y como segunda opción le ofrecimos que fuese el generalísimo de la UDI en las primarias. Y en ese proceso en que recorrió Chile, conversó con muchos candidatos para que se lanzaran a competir, y creo que ahí en terreno, él se fue entusiasmando con la idea de participar en las elecciones. Nosotros teníamos un plazo muy acotado que se vencía el martes para definir quiénes iban a competir en la encuesta para determinar al candidato de Chile Vamos y hasta el cierre del plazo, Joaquín Lavín se vio forzado a tomar una decisión, que afortunadamente fue positiva y él decide aceptar ser uno de los candidatos de la UDI en esta encuesta de Chile Vamos.

-Pero Cecilia Pérez era el liderazgo fuerte que ustedes iban a medir. 

-La Cecilia Pérez el día martes comunica su decisión de no postularse a esa encuesta, pero en la UDI no conocemos los motivos, porque ella no los ha dicho, no sé si el motivo es personal o porque tiene la idea de asumir otro desafío electoral. Ella es militante de RN, y en la UDI no conocemos más de lo que ella ha dicho públicamente.

-Entonces Lavín siempre fue una alternativa.

-Nosotros siempre entendimos que Santiago era una comuna que Chile Vamos necesitaba ganar, porque es muy emblemática, porque ganarla nos va a ayuda mucho a volver al gobierno el próximo año. Por eso, en su minuto le pedimos a Evelyn Matthei, a Lavín, en Evópoli también sondearon a sus figuras, pero cada uno dijo que no por distintas razones. A Joaquín Lavín le pedimos por primera vez que fuese candidato semanas antes de que lo nombráramos generalísimo, en octubre de 2015.

-Según los sondeos previos Lavín marca más que el resto de los candidatos de Chile Vamos. ¿Ganará la encuesta oficial?

-Yo tengo la esperanza de que alguno de nuestros dos candidatos con apellido Lavín vaya a ganar. Pero, nosotros estamos poniendo a Lavín porque es una tremenda figura que le puede ganar a Carolina Tohá, nuestro objetivo no es la encuesta, es la elección de octubre.

-Pero para eso, debe ganar la encuesta, ¿es el más competitivo de los candidatos que se medirán?

-Esperamos que le vaya muy bien y creemos que puede ganar la encuesta.

-Se ha hablado de que el ex Presidente Sebastián Piñera tuvo algún papel en la irrupción de Lavín. ¿Es cierto?

-Piñera está observando muy de cerca lo que ocurre en Santiago, porque es la comuna más emblemática. Pero no me consta que él haya intervenido directamente, los únicos que pueden responder esa pregunta son el mismo presidente Piñera y Lavín.

-La nominación de Lavín causó fuerte molestia en RN, partido que quiere que realicen una compensación en La Reina y se apoye a Catalina del Real (RN). ¿Están dispuestos a compensar a RN? Hernán Larraín planteó que no esto no se soluciona con una pistola al pecho. 

-Nosotros entendemos que La Reina es una comuna que está zanjada, y el candidato es José Manuel Palacios. Nuestra intención es que José Manuel sea el candidato y lo vamos a defender hasta el final, pero no significa que vayamos a tomar una actitud hostil en lo que queda de negociación. Las negociaciones entre socios no son con pistola al pecho.

-¿En qué sentido?

-Eso significa, por ejemplo, que yo le dijera a los demás si ustedes no me dan Ñuñoa yo no me siento a conversar, eso es poner pistola al pecho. Lo que corresponde es decir me interesa mucho Ñuñoa, eso es distinto, es negociar, conversar. Nosotros nunca le hemos puesto la pistola al pecho a RN, ni a Evópoli ni al PRI, y no vamos aceptar que ninguno de los tres nos ponga la pistola al pecho a nosotros.

-Entonces, ¿cómo se soluciona?

-Nosotros en los días que vienen vamos a conversar respecto de las comunas y la UDI va a pedir algunas, y RN va a pedir otras, y tendremos que llegar a un acuerdo como cualquier proceso de negociación municipal. Ningún partido puede pretender llevárselas todas, esto es una negociación y todas las partes tienen que ceder.

-¿Y eso corre para las comunas clave como Huechuraba, La Reina?

-Huechuraba se define con encuesta, y se está encuestando. La Reina tiene acuerdo, y la UDI confía en que ese acuerdo se va a respetar.

-Entonces, ¿la irrupción de Lavín no implica compensación?

-A mí nadie me ha planteado Santiago por La Reina, porque RN no me ha dado nada, estamos compitiendo porque la encuesta la pueden ganar ellos o la puedo ganar yo. Y pedir compensación por Santiago, no correspondería porque no me han dado Santiago. Ellos confían en que su candidato gana, entonces si están confiados en que su candidato le gana a Lavín, hablar de compensación es absurdo.

 

FOTO: AGENCIA UNO