El hijo de la Presidenta -que hasta hoy se desempeñó como director del área sociocultural de La Moneda- leyó un comunicado y pidió perdón por el "amargo momento".
Publicado el 13.02.2015
Comparte:

En una declaración que se extendió por cerca de 10 minutos en los patios del Palacio de La Moneda, Sebastián Dávalos Bachelet presentó esta tarde su renuncia al cargo de director sociocultural de la presidencia, tras el escándalo desatado luego de conocerse el crédito por $6.500 millones que recibió su esposa para la compra de terrenos en Machalí, los que fueron vendidos esta semana en $9.500 millones a un empresario de la VI región.

En la primera parte de su alocución frente a las cámaras, Dávalos leyó casi sin levantar la cabeza una especie de cuenta pública de su gestión al interior del organismo, destacando los avances que tuvieron las siete fundaciones que le tocó presidir y agradeciendo a los funcionarios de éstas por su trabajo.

Posteriormente se refirió a las acusaciones en su contra, señalando que “no he cometido delito ilícito alguno ni delito funcionario”. Luego agregó que su situación es “a lo menos incómoda pues se me ha criticado abiertamente por trabajar en el Estado y se me ha criticado por trabajar en el sector privado. Entiendo el malestar que ha generado esta situación y asumo que el perjuicio provocado ha dañado a la Presidenta de la República y al gobierno de Chile”.

En esa línea, dijo que “no me queda más que pedir humildemente perdón por este amargo momento” y anunció su decisión de dar un paso al costado, renunciando a su cargo.

Además, agregó que “rechazo categóricamente la publicación de información falsa relativa a supuestos comentarios realizados por mí u otro miembro de mi familia, los cuales perjudican la honra de esta”, en clara alusión a los trascendidos que habrían expresado que él se refería al ministro Rodrigo Peñailillo como “galán rural” y que su mujer, Natalia Compagnon, habría dicho que el monto involucrado en las operaciones de Caval “no es tanta plata”

¿Cuál era el rol de Dávalos en el gobierno?

Si bien señaló a “Qué Pasa” en 2013 que no buscaba ser rostro en un eventual regreso de su madre a La Moneda, terminó en marzo de 2014 asumiendo como director sociocultural de la presidencia, teniendo la responsabilidad de “presidir, coordinar y organizar el trabajo de las fundaciones dependientes de la Presidencia de la República”, según detalla el sitio web de la repartición. En concreto, el trabajo se basaba en dirigir siete fundaciones: Fundación Promoción y Desarrollo de la Mujer (Prodemu), Fundación de las Familias, Fundación Integra, Fundación Todo Chilenter, Fundación Nuevos Tiempos, Fundación Orquestas Juveniles e Infantiles (FOJI) y Fundación Artesanías de Chile.

El presupuesto de estas bordea los US$ 300 millones, de los cuales un 90% está concentrado en Integra, entidad que administra jardines infantiles en todo Chile. Dávalos tomó estas entidades y orientó su actuar en función del programa de gobierno, fijándoles metas que consideró relevantes para el cumplimiento de las promesas de campaña desde las diferentes áreas que desarrollan.

Lanzamiento del programa deportivo y social FutbolazoSegún las notas de prensa publicadas en la página del organismo que encabezaba Dávalos, el ex director participó en actividades tan diversas como las visitas a la prueba de sonido de Paul Mc Cartney junto a niños de la FOJI, y a un jardín infantil en Pudahuel junto al príncipe Harry de la corona británica. Además acompañó a la primera dama canadiense, Sharon Johnston, cuando estuvo en Chile en diciembre pasado.

Entre los hechos curiosos se encuentran una “supervisión de vajilla que estará presente en Expo Milán” y haber jugado como arquero en un partido de famosos durante la Teletón (en la foto).

 

FOTOS :RAUL LORCA TAPIA /AGENCIAUNO