"Se va el director del Sename, se va el subsecretario de gobierno porque dijo que la cosa no andaba bien en justicia, se va el director de Gendarmería, se van todos. Pero la cabeza responsable del ministerio de Justicia es la ministra", afirma a "El Líbero" el diputado Fernando Meza.
Publicado el 21.07.2016
Comparte:

El pasado martes cuando se votó por primera vez la interpelación contra la ministra de Justicia, Javiera Blanco, el diputado del PR, Fernando Meza, fue uno de los cuatro parlamentarios de la Nueva Mayoría que dio su voto a favor. Meza mantuvo su postura hasta el día de ayer, cuando se realizó la segunda votación del mecanismo impulsado por Chile Vamos, y junto con el diputado de la DC, René Saffirio, apoyaron la iniciativa, siendo los únicos parlamentarios del oficialismo que votaron igual que la oposición. Finalmente, la interpelación fue aprobada por 49 votos a favor, 42 en contra y 10 abstenciones.

En conversación con este medio, Fernando Meza explica las razones de su voto. “Voté a favor de la interpelación porque entendía que la ministra tiene que hacerse presente en la Sala para responder a las inquietudes de la Cámara  y de la ciudadanía sobre los servicios que ella administra. En estos años de parlamentario he visto muertos cargando adobe y por hechos mucho menores. La ministra Blanco ha mostrado cierta incapacidad para manejar la crisis, porque en los últimos días ha pedido renunciar a diestra y siniestra, se va el director del Sename, se va el subsecretario de gobierno porque dijo que la cosa no andaba bien en Justicia, se va el director de Gendarmería, se van todos. Pero la cabeza responsable del ministerio de Justicia es la ministra”, afirma Meza.

Además, agrega que “tenemos que saber qué es lo que piensa hacer para terminar con este tremendo descalabro. Acá no se puede tender un manto de protección como algunos dicen. Lo que no entiendo es que el gobierno empiece a blindarla. Primero hay que escucharla a ella. Yo si fuera ministro de Justicia, ante todo este descalabro yo habría puesto, por lo menos, mi cargo a disposición de la Presidenta“. Con esto, el diputado radical se convierte en el primer miembro del oficialismo que ha planteado públicamente una eventual salida de Blanco del gobierno.

Las declaraciones de Meza reflejan la tensión que se ha provocado al interior de la Nueva Mayoría con respecto a la situación de la ministra de Justicia, quien vive uno de sus momentos más complejos desde que asumió, debido a la crisis en Gendarmería tras los “jubilazos” y los casos de los niños que han muerto durante su paso por el Sename.

Si bien, tanto el gobierno como la NM han manifestado su férreo respaldo a Blanco, en la coalición oficialista sí existen críticas hacia la gestión y el manejo que ha tenido la ministra en esta crisis, sobre todo al interior del PR, donde la visión de Meza es compartida por otros. Esto, principalmente por la salida del ex subsecretario general de gobierno, Osvaldo Soto, quien milita el ese partido.

La salida de Soto del gobierno, se dio en medio de tensiones que éste tuvo con la titular de Justicia, por el déficit de $2 mil millones en la Corporación de Asistencia Judicial (CAJ). Junto con esto, el ex subsecretario criticó la gestión de la ministra Blanco en una entrevista en El Mercurio, lo que causó la molestia de la secretaria de Estado.

En el PR explican que la desvinculación de Soto fue leída como un “acto injusto”, ya que él realizó una afirmación con fundamentos sin una mala intención detrás.

“La situación de la ministra Blanco es compleja, ella tiene que explicar todo lo que ha ocurrido y hacerse cargo del tema y de las deficiencias políticas del sector. La interpelación será una oportunidad para que ella aclare en qué se encuentra cada una de las áreas de Justicia y para que explique los marcos presupuestarios”, afirma a este medio el presidente del PR, Ernesto Velasco.

División en la DC y el PS

Las críticas a Blanco también están presentes en la DC y el PS, sin embargo, existen posturas divididas. El pasado viernes 15 de julio los senadores de la bancada DC entregaron su férreo respaldo a Blanco.

De hecho, Pizarro afirmó a este medio hace algunos días que “creo que puede ser una muy buena oportunidad (la interpelación) para que la buena y eficiente ministra Blanco conteste una cantidad de información tergiversada que se ha entregado y sirva para explicar, además, las políticas que se están llevando adelante en un tema tan sensible como es el cuidado y la responsabilidad de la sociedad chilena de niños en situación de vulnerabilidad”.

Pero el panorama es diferente en la bancada de diputados de la tienda. Según explican desde la DC, existe molestia de algunos diputados con Blanco por haber pedido la renuncia al director del Sename, Hugo Herrera (DC). En el partido afirman que Blanco se ha encargado de “entregar” a todos los funcionarios que están bajo el mandato del ministerio de Justicia.

De hecho, el jefe de bancada Fuad Chahín, afirmó el pasado martes en La Segunda que lo sorprendió el nombramiento de la ex fiscal Solange Huerta como directora del Sename y explicó que las declaraciones del ex director de Gendarmería , Tulio Arce, en cuanto a que recibió presiones de asesores de Blanco para aumentar remuneraciones, son un “tema complejo”.

En tanto, al interior del PS también existen ciertas diferencias entre senadores y diputados.“La ministra es parte de la solución y no del problema. Es una mujer de liderazgo y profunda vocación pública”, explica a “El Líbero” el senador PS Fulvio Rossi. Sus declaraciones reflejan el apoyo unánime que existe en la bancada hacia Blanco.

En tanto, durante los últimos días algunos diputados del PS han sostenidos conversaciones privadas en los pasillos del Congreso para abordar la situación de Blanco. El análisis que realizan, según explican quienes han participado de estos encuentros, es que Blanco no ha tenido un buen manejo de las dos instituciones cuestionadas.

“Esperamos que la interpelación sea la gran oportunidad para que se clarifique la tortuosa y deslegitimada situación en que están gendarmes y Sename” , explica el diputado PS, Juan Luis Castro.

 

FOTO: AGENCIA UNO