El ex director de Adimark cree que debe haber cambios en las cabezas de ambas instituciones y que el actual gobierno “lo que está haciendo es chutear el tema, porque no se entiende lo que está haciendo”.
Publicado el 03.02.2018
Comparte:

La inédita pugna que se ha generado entre Carabineros y la Fiscalía a raíz de la acusación de esta última institución de que la policía uniformada habría manipulado pruebas en el marco de la “Operación Huracán”, ha sido el tema que ha acaparado las portadas de los diarios en los últimos días.

En conversación con “El Líbero”, el analista y ex director de Adimark, Roberto Méndez, se refiere a la polémica y dice que esta crisis golpea muy fuerte la confianza que hay por parte de la ciudadanía hacia ambas instituciones.

– ¿Cómo ve la crisis de confianza que existe actualmente hacia las instituciones?

– Efectivamente la confianza parece haberse deteriorado en forma especial en los últimos años en la institución de la justicia, ampliamente definida, que incluye sin lugar a dudas a Carabineros, el Poder Judicial y la Fiscalía. Y eso, una sociedad que no tiene confianza en su justicia, es un deterioro muy peligroso en el mediano plazo porque si la gente no confía en la justicia empieza a buscar métodos alternativos de protegerse y de ejercerla. Creo que el recuperar la confianza en nuestro sistema judicial es prioritario.

– ¿Cómo analiza el conflicto entre Carabineros y la Fiscalía?

– Todo este conflicto entre ambas instituciones me parece gravísimo, porque profundiza esta crisis, que no comienza ahora, que viene de antes, más la renuncia de los fiscales Gajardo y Norambuena, que al final del día su declaración es que no tenían confianza en la institución, viene a profundizar una crisis gravísima realmente. Carabineros, por otra parte, es la institución históricamente más confiable para las personas. Para las personas, la confianza en Carabineros es una certeza muy grande y la institución de Carabineros, si uno la analiza en el último año, ha sido una debacle por los problemas de probidad, la cantidad de Carabineros involucrados en fraude y ahora este conflicto que es de otro tipo, pero al final es otra forma de corrupción. Es algo gravísimo. Creo que hay que enfrentarlo con mucha prioridad. Esta será la primera gran tarea del Presidente Piñera, debe resolver cómo enfrentar esto, porque da la impresión de que el gobierno actual lo que está haciendo es chutear el tema, porque no se entiende lo que hace, ni las declaraciones que realizan, ni las decisiones que están tomando.

– ¿Qué podría hacer el Presidente Piñera para fortalecer Carabineros y la Fiscalía?

– Creo que un nuevo gobierno siempre tiene la ventaja, sobre todo cuando hay un cambio de elenco con otra visión ideológica. Acá se podrá intervenir estas instituciones y lo más importante es que haya una renovación de las cabezas. Tengo la impresión de que, desgraciadamente y sin entrar en opiniones sobre si son culpables o no, las cabezas de la Fiscalía y Carabineros son rostros gastados y cuestionados internamente y en la opinión pública, y yo creo que hay que hacer una renovación bastante profunda en las directivas de ambas instituciones.

– ¿El daño político y comunicacional que han causado ambas cabezas da para pedirles la renuncia?

– Exacto, creo que todo ha sido desastroso.