Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 03 de diciembre, 2015

Roberto Méndez y caída histórica en aprobación de RR.EE.: “Hay un quiebre, la gente ya no aprueba todo lo que se hace”

Autor:

Renato Gaggero

El director de Adimark cree que el gobierno falló al comunicar como “triunfo” la derrota en La Haya en el tema con Bolivia. También dice que la caída en la evaluación podría revertirse con la llegada de Insulza como agente.
Autor:

Renato Gaggero

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

La última encuesta Adimark, correspondiente al mes de noviembre, trajo dos datos que descolocaron a varios en el mundo político. El primero fue que tras dos meses de alzas en los sondeos, la aprobación de la Presidenta Michelle Bachelet volvió a caer, pasando de un 29% en octubre a un 26%.

El segundo fue la caída histórica en apoyo que registró el gobierno en un tema sensible y que siempre ha gozado de amplios niveles de aprobación ciudadana: el manejo de las relaciones exteriores. Según la encuesta (ver completa aquí), un 51% está de acuerdo con la labor que ha llevado a cabo la Presidenta y su gobierno en esta materia, mientras un 45% la rechaza, coincidiendo con las críticas que han comenzado a surgir desde círculos diplomáticos.

adimark láminaSi bien esta área de gestión sigue siendo la mejor evaluada por la opinión pública –supera por lejos a temas como la delincuencia (7%), la salud (22%) o el Transantiago (18%)-, en 10 años de este tipo de encuestas nunca había tenido un nivel tan bajo de apoyo y un nivel tan alto de rechazo.

El Líbero” conversó con el director de Adimark, Roberto Méndez, para analizar este fenómeno.

– Cuando llevaba algunos meses repuntando en las encuestas, la Presidenta vuelve a caer, llegando a un 26%. ¿Por qué ocurre este fenómeno?

– Habíamos visto en septiembre y octubre una pequeña alza y se estaba insinuando una recuperación, una suerte de tendencia respecto de los mínimos que tuvo en los meses de invierno y eso finalmente no se mantuvo y se revirtió por, a mi juicio, una serie de factores muy puntuales que están insinuados en los datos de la encuesta. El tema del Registro Civil, con sus 40 días de paro, causó mucha molestia y disconformidad en la población. De hecho, la ministra Javiera Blanco, que fue la que lideró las negociaciones, aparece cayendo cuatro puntos en su aprobación.

También está el tema de las relaciones internacionales, que llegó a un 45% de desaprobación, que es el rechazo más alto que ha tenido esta área en los 10 años que llevamos tomando esta encuesta. Fue algo muy inusual, porque es un tema que es muy transversal, nacional y de unidad. También cae la aprobación del canciller Muñoz. Esto también lo confirma la salida del agente Felipe Bulnes, que manifestó cuando salió que se había quebrado la unidad en torno al tema. No fue muy específico, pero ahora queda claro a qué se refería, tal vez tenía un dato similar a este que muestra a una opinión pública muy dividida.

Otro tema que golpeó fuerte en noviembre fue el de Salud, donde ha ido creciendo el malestar de la ciudadanía. De hecho, la ministra Castillo queda como la peor evaluada del gabinete.

– Algunos analistas han sostenido que el techo de aprobación de la Presidenta está en el 30%, porque el deterioro de su imagen a estas alturas sería irreversible. ¿Apoya esa tesis o cree que puede repuntar, como lo hizo en el último año de su anterior gobierno?

– Yo no creo que esto sea irreversible. Probablemente no va a llegar a los niveles con que terminó su primer gobierno, pero puede recuperarse perfectamente. De hecho, el Presidente Piñera llegó a niveles de aprobación similares a este y terminó su mandato con 50%. Hay espacio para que la Presidenta se recupere. De hecho, algunos indicadores así lo indican. Ella mejora en la confianza, que es un atributo muy importante y es una señal de que está recuperando algo de la pérdida enorme que tuvo por el caso Caval a principios de año. La reforma a la educación también mejora en este mes y, por primera vez desde enero, la aprobación supera al rechazo. Así que no descarto que pueda recuperarse en lo que queda de su gobierno.

– Comentábamos recién el histórico deterioro en la aprobación del gobierno en el tema de las relaciones internacionales. Este nivel de rechazo no se vio ni siquiera tras la derrota definitiva en el juicio con Perú en La Haya. ¿Qué cambió?

– Lo que fue muy malo a mi juicio fue esta explicación que se intentó dar luego que La Haya se declara competente en el tema con Bolivia, de que la derrota en el tribunal no había sido derrota, sino un triunfo. Esa fue la lectura que hicieron las autoridades y no tuvo ninguna credibilidad y explica en parte este castigo de ahora. Con la llegada de José Miguel Insulza esto podría revertirse, porque es una persona que ha sido secretario general de la OEA, ministro de varias carteras y es una figura muy fuerte.

– ¿Cree que la ciudadanía ha sido muy condescendiente al evaluar estos temas y que ahora se ha dado cuenta que las cosas en realidad no se estaban haciendo tan bien? Por primera vez han salido voces disidentes desde el mundo de la diplomacia y la política.

– Yo creo que sí. Se quebró una visión que había. La opinión pública estaba convencida de que la posición chilena era inexpugnable, que no había ningún riesgo en estos problemas, y creo que lo que hemos aprendido con el caso de Perú y ahora con el caso de Bolivia es que la verdad no nos ha ido nada de bien. Se ha producido un quiebre, ahora la gente es más crítica con lo que se hace y cómo se hace y ya no aprueba condescendientemente todo lo que se haga en materia de relaciones exteriores.

– ¿Estas cifras son un tirón de orejas al canciller?

– Claro, es un tirón de orejas. En el tema de relaciones exteriores, en noviembre, hubo tres perjudicados. El primero fue Felipe Bulnes, que perdió su puesto de agente. El segundo fue el canciller Heraldo Muñoz, que perdió aprobación y que con la llegada de Insulza pierde poder. Y la tercera perjudicada es la Presidenta, porque estos hechos hicieron que su gobierno perdiera aprobación.

– “Es activa y enérgica” es el atributo en el que la Presidenta baja más en esta encuesta. ¿Cree que a la Mandataria la ciudadanía la está viendo ausente de los temas de la agenda? En varios casos, como en el del Registro Civil y lo que pasa en La Araucanía, no ha tenido un rol relevante y ha delegado casi todo en sus ministros.

– Ella en noviembre estuvo menos presente en los temas de coyuntura, en comparación con meses anteriores, y eso quizás puede explicar este fenómeno. Y el delegar los temas en sus ministros ha producido un alza en el equipo político, pues Valdés, Burgos y Díaz suben en su aprobación.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: