Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 09 de enero, 2015

Roberto Méndez: “No se producirá un quiebre de tendencia en las encuestas mientras no haya un cambio de gabinete”

Autor:

Renato Gaggero

El presidente de Adimark cree que en el ajuste ministerial deben entrar al gobierno personas con experiencia política y no "caras nuevas o gente técnica".
Autor:

Renato Gaggero

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

La encuesta Adimark correspondiente a diciembre no trajo buenas noticias a La Moneda. En el sondeo publicado ayer, la Presidenta Michelle Bachelet obtuvo un 40% de aprobación, cayendo dos puntos respecto del mes anterior, y un 53% de rechazo. El gobierno, en tanto, se anotó un 37% de apoyo y un 57% de desaprobación.

Frente a este escenario, “El Líbero” conversó con Roberto Méndez para que analizara la fuga de adherentes que está sufriendo la Mandataria en las últimas encuestas. Entre las razones, el presidente de Adimark destaca el retraso del cambio de gabinete y la incertidumbre que ha generado la agenda de reformas.

– ¿Estar retrasando el cambio de gabinete está dañando la aprobación y la popularidad de la Presidenta?

– Yo creo que el retraso del cambio de gabinete está siendo costoso para el gobierno y para la Presidenta. Está teniendo costos y no se va a producir un cambio de tendencia en las encuestas mientras el cambio de gabinete no se produzca. Creo que el rumor de cambio de gabinete, el hecho de que esté renunciada la ministra de Salud sin que se haya nombrado un reemplazo, crea una incertidumbre en las relaciones al interior del gobierno y en el gobierno con los partidos de la Nueva Mayoría, entonces efectivamente está siendo costoso, y para la opinión pública también crea una incertidumbre de cuál va a ser la dirección del gobierno. Si la Presidenta hubiera decidido no hacer cambio de gabinete, lo que tiene que hacer entonces es despejar toda duda con respecto a eso, pero eso no ha ocurrido.

– Estratégicamente, para evitar la fuga de adhesión, ¿el cambio lo debió haber hecho la Presidenta tras las encuestas del mes anterior, donde sufrió una caída más acentuada en Adimark y la del CEP?

– A ningún gobierno le gusta aparecer pauteado por las encuestas, entonces quizás una reacción muy inmediata no habría sido lo correcto. Está bien esperar, pero esperar más de 30 días es demasiado. Estratégicamente la demora empieza a ser más costosa que la oportunidad misma. Yo no sé las razones por las cuales eso está ocurriendo, si es un tema estratégico o a veces son decisiones que a veces no se pueden tomar por conflictos internos, pero estratégicamente la demora está siendo costosa y mientras más tiempo pase va a ser peor.

– La delincuencia, un tema que no estaba entre las prioridades del programa de gobierno de la Presidenta, es el área peor evaluada en la encuesta. El miércoles Paz Ciudadana dijo que la victimización llegó al nivel más alto histórico. ¿Debe meter la Presidenta este tema entre su agenda de prioridades?

– Absolutamente, es el área peor evaluada, las cifras nos muestran que se ha ido deteriorando la situación de delincuencia, la victimización, el temor, y obviamente que es un tema importante y el gobierno no ha tenido hasta ahora una propuesta muy clara a ese respecto. La baja en la aprobación del gobierno no se podría asignar a la delincuencia, pero claramente es uno de los factores que está afectando. Un cambio de gabinete normalmente significa un replanteamiento de prioridades y yo creo que en este replanteamiento la seguridad debiera tener un papel importante.

– En una entrevista que concedió a “El Líbero”, el economista Xavier Sala i Martin dice que lo que más le preocupa de Chile es que se ha instalado un ambiente de pesimismo. ¿Por qué se está generando este pesimismo? ¿Usted comparte esta visión?

– Más que pesimismo, el término que yo usaría es incertidumbre… es no saber qué va a ocurrir en el futuro. Eso es lo que tiene paralizadas algunas decisiones de inversión de las empresas, decisiones de consumo y endeudamiento de las personas. Creo que es más la incertidumbre que el pesimismo, y en cierta manera la incertidumbre es más fácil de solucionar. Basta que el gobierno entregue señales claras de la dirección en que quiere avanzar y eso es lo que está fallando. Pero creo que hay una oportunidad para el gobierno, sé que pasa por un muy mal momento, pero tengo la impresión de que hay una oportunidad porque la Presidenta lo puede solucionar.

– En la encuesta las reformas concitan más rechazo que apoyo. Algunos hablan de dar un giro, bajar el ritmo y cambiar el eje reformista. ¿Comparte esa visión?

– Cuando yo hablo de incertidumbre me refiero a eso. Aquí hay una gran pregunta sobre la mesa que es si el gobierno va a profundizar su eje reformista o, por el contrario, va a elegir una opción de más conversación, negociación y acuerdos con la oposición y la Nueva Mayoría. La respuesta a esa pregunta no queda clara, pues hay señales un poco contradictorias. Si uno escucha el discurso de la Presidenta a final de año, ella insinuaba que venía un tiempo de acuerdo, de conversación, pero por otra parte hay señales en el sentido contrario. Yo creo que la principal expectativa que tiene el cambio de gabinete es cuál va a ser la señal que dará. Si va a ser un gabinete más reformador o un gabinete más político y más buscador de acuerdos.

– ¿Y qué espera usted en ese sentido? ¿Deben entrar figuras con más experiencia política para llevar la agenda? Suenan nombres como Ricardo Solari, Aldo Cornejo, Camilo Escalona…

– Yo creo que sí. Si uno tuviera que analizar cuál ha sido el principal déficit del gobierno en estos meses, ha sido el manejo político. En ese sentido, uno esperaría que se reforzara eso, no es el momento de poner caras nuevas o gente técnica sin experiencia política. En un primer gabinete un presidente se puede permitir ese nivel de experimentación, lo hizo el Presidente Piñera en su primer gabinete, pero cuando ha habido meses tan costosos para el gobierno, evidentemente que lo razonable sería incorporar más experiencia política y no menos.

– ¿Cuánto influye en la evaluación del gobierno el poco nivel de conocimiento que tiene la ciudadanía de más de la mitad del gabinete?

– Es un factor importante. Una de las conclusiones que deja esta encuesta es que hay una debilidad en el gabinete en su conjunto, en la propuesta, en el conocimiento. No es razonable que tal cantidad de ministros tengan tan bajo nivel de conocimiento. Lo que hace aconsejable este cambio de gabinete es justamente la debilidad que uno aprecia en la estructura del equipo y en su forma de funcionamiento.

– La ciudadanía está rechazando fuertemente la Cámara de Diputados y el Senado. ¿Qué tanto influye la investigación del caso Penta y las eventuales irregularidades en el financiamiento de las campañas en esta mala evaluación?

– En la encuesta que estamos analizando, que es del mes de diciembre, el caso Penta ya parece estar afectando a la política chilena. Pero el tema es el financiamiento de la política… esa es la gran pregunta que está sobre la mesa, y esto está afectando a la UDI más que a nadie, pero también a los otros partidos. Pero ojo, que el tema de evaluación de gobierno que más se deteriora es el manejo de la corrupción. Da la impresión de que aquí se ha instalado una sospecha que abarca a todas las coaliciones. Yo no veo que alguien pueda sacar cuentas alegres con lo que está pasando.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: