Hace dos semanas, Rincón, realizó un ajuste en la División de Coordinación Interministerial. En reemplazo de Iván Arcos, asumió Cristián Cuitiño, a quien conoce hace diez años y quien fue parte de su comando presidencial. En La Moneda explican que con el cambio se busca “fortalecer el cumplimiento de los compromisos presidenciales”.
Publicado el 06.04.2015
Comparte:

Fue durante el mes de enero de 2015, en que la ministra de la Segpres, Ximena Rincón, sostuvo varias conversaciones con el entonces subdirector de Programación y jefe de la “avanzada”, Cristián Cuitiño. Si bien, Cuitiño -quien milita en la DC y conoce a Rincón hace 10 años- mantendría una “cercana relación” con la ministra y tendrían permanente contacto, según explican en el oficialismo, las conversaciones y encuentros que sostuvieron en enero eran con un objetivo específico. En ese mes, Rincón le habría planteado a Cuitiño, que era necesario hacer un ajuste en la  División de Coordinación Interministerial (DCI), ya que se buscaba “fortalecer el cumplimiento de los compromisos presidenciales”.

Ante este escenario, a mediados de marzo y luego de reiteradas conversaciones, Rincón le pidió formalmente a Cuitiño que asumiera como jefe de la DCI, en reemplazo de Iván Arcos, quien ahora formaría parte del equipo de asesores de la titular de la Segpres.  Cuitiño es administrador público de la Universidad Tecnológica Metropolitana (UTEM) candidato a Magíster de Seguridad y Defensa. 

Fue en 2005, cuando Ximena Rincón fue nombrada como intendenta de la región Metropolitana por el ex presidente Ricardo Lagos, en que la ex senadora conoció a Cuitiño.  Según explican en la DC, pertenecerían a la misma “corriente interna” del partido y testimonian que es un “hombre de confianza” para Rincón.

Cuitiño, quien además fue consejero nacional de la juventud de la DC, secretario de la comisión de Defensa del partido y delegado de la Junta Nacional, participó activamente en el comando de Rincón cuando compitió en las primarias de la DC frente al ahora intendente y ex alcalde, Claudio Orrego. “Él (Cuitiño) trabajó en todo lo que tenía que ver con las ideas que se necesitaban para la campaña que se diferenciaban de la postura de Orrego”, comentan en la DC.

Sin embargo, no es primera vez que ocupa un cargo en el Gobierno. Durante el primer período de Bachelet, Cuitiño fue parte del equipo de “avanzada”, que en ese momento dependía de la entonces directora de Programación, María Angélica “Jupi” Álvarez, con quien en esa época, Bachelet tenía una cercana relación.

En el oficialismo explican que Cuitiño, tendría el papel de “reforzar y coordinar” con los ministros el cumplimiento de los compromisos presidenciales, cuestión que estaría retrasada en el Ejecutivo, según comentan en La Moneda. “Hay que retomar el rol articulador y de solución frente a la controversia de los diferentes sectores”, comentan en el Gobierno.

Además, según explican en La Moneda, se había estado buscando para ejercer este cargo a alguien que tuviese conocimiento del gabinete de ministros e intendentes, cuestión que cumpliría Cuitiño, ya que tuvo que relacionarse con ellos en reiteradas oportunidades debido a la preparación de los viajes de la Presidenta.