En el texto, que fue ingresado en el 2° Juzgado Civil de Temuco a fines de diciembre, se pide una suma total de $2.600.000.000 por “daño moral”.
Publicado el 09.01.2017
Comparte:

En los últimos días del año 2016, el abogado Fabrizio Sobino, en representación de los cuatro hijos del matrimonio Luchsinger Mackay, interpuso en el 2° Juzgado Civil de Temuco una demanda por daño moral en contra del Fisco pidiendo una suma de $2.600.000.000 ($650.000.000 para cada uno), por la muerte de sus padres.

En el texto, se relatan los hechos ocurridos la noche del 3 de enero de 2013, cuando un grupo indeterminado de personas irrumpió en la casa del matrimonio Luchsinger Mackay en la Granja Lumahue, ubicada en Vilcún, provocando un incendio en la vivienda que terminó con los dos ancianos calcinados.

“Se interpone demanda de indemnización de perjuicios en contra del Fisco de Chile por el atentado cometido a los padres de mis representados, causado la muerte de estos, en el contexto del conflicto indígena que se suscita en esta región hace más de 10 años; en primer lugar dichos atentados recaían en la propiedad de los particulares, bajo el lema de “recuperación de tierras indígenas”, sin embargo, en la actualidad dichos atentados trascienden cualquier orden tanto legal como moral, respecto del cual el Estado de Chile no ha actuado con la eficiencia y prolijidad con la que ha debido actuar para terminar con este conflicto, o en menor grado acabar con los atentados que afecten las dignidad y vida de las personas” señala la demanda.

LEER DEMANDA COMPLETA