La nuera de la Presidenta leyó un comunicado a las afueras del Juzgado de Garantía de Rancagua. Acusó a la Fiscalía por filtrar información a los medios de comunicación y se refirió a los informes que Caval hizo para Gonzalo Vial.
Publicado el 16.12.2016
Comparte:

Luego que el Juzgado de Garantía de Rancagua rechazara por tercera vez levantar temporalmente las medidas cautelares que tiene Natalia Compagnon, la socia de Caval y nuera de la Presidenta Michelle Bachelet leyó una declaración pública frente a las cámaras de televisión.

A continuación les dejamos la transcripción completa:

“Dada mi relación con la familia presidencial, esta causa ha tenido un gran impacto mediático, lo cual a estas alturas no me cabe duda que ha afectado el actuar de esta fiscalía, pues no se han dado las garantías necesarias. No se han respetado principios tan básicos como la igualdad ante la ley y el principio de presunción de inocencia y es esto lo que estoy haciendo público en este momento.

Creo en los tribunales de justicia, creo en la prudencia de los jueces para condenar y dar garantías a los acusados. Pero a mi entender la fiscalía ha cometido faltas graves, que podrían ser causales de delito y me sumo a la queja de otras causas de connotación política que están siendo investigadas por el Ministerio Público respecto de las filtraciones de información a la prensa. La filtración de información a la prensa es un delito y está tipificado en el Código Penal, hoy no importa si la persona es inocente o no. Esto parece un circo romano, donde si yo tengo la opinión pública en contra, los fiscales actúan en consecuencia con esto y no con la objetividad que debe ser la norma de una investigación seria. Si se cometiesen delitos dentro de la fiscalía y nadie se sorprende con ellos, estamos muy mal como país.

En este caso la fiscalía me ha tildado de mentirosa por la prensa, han tomado compromisos con mi abogado que no cumplieron. Es por esto que he levantado el secreto profesional de mi abogado en todo lo relativo de este caso. Así mismo han filtrado con descaro información, incluso de carácter privado y han usado mi caso como una vitrina pública para su beneficio.

Según entiendo, los fiscales deben investigar con igual celo las circunstancias que eximan o atenúen la responsabilidad del imputado. Pero también las circunstancias que revistan las características de delito. Y a cualquier chileno, si esto les pasara a ustedes, lo único que esperarían es que la fiscalía investigue de manera ecuánime, imparcial y no sesgada.

Claramente en esta causa ha habido una desproporción si se comparan las medidas aplicadas a otras causas de igual connotación pública. A ninguno de ellos se les ha prohibido salir del país, como lo han hecho conmigo. Lo que pasa en mi caso es una mala señal para el Estado de derecho, porque no puede ser que se formalice a una persona por la sola acusación, como es el caso del señor Vial, cuando el fundamento base de dicha acusación fue desestimado en un informe que emitió el OS9, organismo al que la fiscalía le encomendó la realización de la investigación y en esa conclusión se señala que no fue posible establecer la comisión de un delito. Cabe agregar que a la fecha, ni mi abogado ni yo habíamos sido notificados, me acaban de notificar en la sala del Tribunal. Pese a todo esto, a que la fiscalía ya lo había hecho público a través de ustedes mismos y que el tribunal ya había determinado una fecha y una hora para la audiencia.

Para aportar a la investigación, les quiero contar que no son solamente ocho los informes entregados al señor Vial. Él tendrá que responder en su momento cuál fue la motivación que tuvo para contratarme, pero no puedo dejar de señalarles que fiscalía se ha negado a recibirme formalmente y, por los conductos regulares, otros informes que también fueron parte de todos los entregados por el señor Vial. Dentro de ellos figura el realizado por la señora Ana Lya Uriarte. Y tampoco han aceptado nuevos antecedentes que aporten a la investigación, que con mi abogado presente, queremos entregar.

Reconozco que he cometido errores, pero no delitos, y he pedido perdón públicamente por ello. Pero esto no da pie para tener que recibir comentarios tan deshumanizados y que atentan contra mi dignidad y la honra de mi familia. La opinión pública se ha escandalizado tremendamente con el regalo que le hiciera el señor Fantuzzi al ministro Céspedes y desde todos los sectores condenaron esta situación, pero hasta el día de hoy nadie ha condenado que yo haya sido agredida física y verbalmente al concurrir a declarar voluntariamente a la fiscalía. Situación en la que el Ministerio del Interior, pese a la petición del fiscal Toledo -quien estaba a cargo en ese momento-, me negase la protección policial mínima que permitiese resguardar mi integridad física.

Finalmente, me llama poderosamente la atención que el Servicio de Impuestos Internos hasta el día de hoy, no haya efectuado el giro del pago de impuestos por la única causa por la que estoy formalizada. Pese a que en marzo pasado fue entregado y cobrado por la Tesorería General de la República dos vale vista que yo endosé con mi puño y letra a nombre de la Tesorería General de la República el equivalente a 180% del supuesto perjuicio causado. En contraste al 5% que han solicitado en otras causas para otorgar la suspensión condicional, beneficio que a mi también me lo negaron”.

FOTO:RENE MERIÑO/AGENCIAUNO