El violento desalojo del Internado Nacional Barros Arana (INBA), que se realizó ayer y terminó con 19 detenidos y millonarios destrozos, ha sido unos de los temas centrales del día.
Publicado el 14.06.2016
Comparte:

El Internado Nacional Barros Arana (INBA) ha estado en el centro de la agenda informativa del día, luego que ayer fuera desalojado tras 19 días en toma y con el resultado de 19 detenidos y alrededor de $400 millones en destrozos. Esta mañana hubo un intento de los estudiantes por retomar el liceo, acción que fue frustrada por Carabineros una hora después.

“Nada tienen que ver estas cosas que hemos visto, estos actos vandálicos, con las movilizaciones aquellas del 2011 que despertaron la conciencia de todo un país sobre los desafíos que Chile tenía con la educación de sus hijos”, dijo hoy la Presidenta Michelle Bachelet.

“Yo creo que el país no entiende y por eso nos indignan aquellos vándalos que sólo se movilizan para destruirla. Vamos a aplicar contra ellos toda la fuerza de la ley porque eso es lo que nos pide toda la sociedad”, agregó la Mandataria tras referirse a los hechos del INBA, durante el lanzamiento del Voucher de Innovación para Empresas Lideradas por Mujeres.

Cuando se iniciaron las tomas de colegios, en la última semana de mayo –como parte de las protestas del movimiento estudiantil-, eran 11 los establecimientos tomados. Actualmente son nueve: Instituto Nacional, Liceo de Aplicación, Liceo Manuel Barros Borgoño, Liceo 1, Liceo Amunátegui, Liceo Isaura Dinator, Teresa Prats, Liceo San Martín e Insuco. Otro de los desalojados recientemente fue el Liceo Darío Salas, el pasado 2 de junio.

Han sido varias las consecuencias de las violentas tomas, una de ellas fue la renuncia de Mónica Espina, jefa de Educación de la Municipalidad de Santiago y el choque de la alcaldesa de Santiago, Carolina Tohá, con Carabineros, quien aseguró que el accionar de la institución ha sido tardío. La Municipalidad de Santiago pidió el desalojo de los 11 establecimientos el 25 de mayo y se enviaron más de 20 oficios.

“El año pasado hubo  alrededor de 40 tomas y los impactos fueron casi nulos, porque en la mayoría de los casos lo ocupantes se arrancaban. Así operamos de manera efectiva, este año se optó por el mismo procedimiento, pedimos el desalojo el 25 y se insistió, pero se generó esta discusión en torno al nuevo protocolo, y se dijo que ahora se va a hacer de otra manera”, dijo Tohá en entrevista con T13 Radio.

La edil explicó que ahora para hacerse efectivos los desalojos se debe enviar una solicitud primero a la Intendencia y no directamente con Carabineros, como se hacía anteriormente. Eso fue lo que generó la tardanza de las gestiones. “No sé cuál es el sentido de esa discusión”, sostuvo la alcaldesa.

“Este movimiento fue un gran movimiento en un momento determinado, que logró la adhesión del país entero y cambió la agenda. Lo que pasa es que ha pasado el tiempo, hoy día estamos ya en otra situación. Una cosa es lo que pasaba en Chile en 2011 y 2012. Ya en 2013 encontramos que las tomas no eran necesarias e intentamos desactivarlas de inmediato con diálogo”, se refirió Tohá sobre el actual movimiento estudiantil.  

Otro que se manifestó tras los hechos del INBA fue el diputador Jaime Bellolio (UDI), quien es parte de la Comisión de Educación de la Cámara de Diputados, en entrevista con radio Infinita: “Encuentro lamentable. Si hay algo que perjudica la educación pública es este tipo de hechos (…) A diferencia de las manifestaciones, las tomas no son una cuestión democrática. No tiene nada de democrático cerrar un colegio a la fuerza, impedir que otros alumnos puedan ingresar y que los padres puedan enviar a sus hijos a que se eduquen”.

 

FOTO: FRANCISCO CASTILLO D./AGENCIAUNO