En el ejercicio realizado por "El Líbero", donde se tomaron los gabinetes desde 1990, se caen un par de "mitos". No es la cartera de Educación la que presenta mayor rotación. Y el Ministerio de Relaciones Exteriores es sobrepasado por Hacienda al analizar cuál es más estable.
Publicado el 18.04.2018
Comparte:

Dan la cara todos los días, reciben cuestionamientos de la oposición, enfrentan a diario a la prensa y deben expresar lo que el Presidente de turno piensa sobre un determinado tema. Son los voceros de Gobierno que están de “punto fijo” en La Moneda. Estas son, quizás, algunas de las razones que explican por qué el cargo que ostentan en la titularidad de la Secretaría General de Gobierno, es el que más rotación tiene. En promedio, “duran” un año y medio en el cargo.

El cálculo, realizado por “El Líbero”, tomando en cuenta los gabinetes desde 1990, arroja otros datos interesantes que más de algún secretario de Estado podría tener en cuenta ahora que la administración del Presidente Sebastián Piñera lleva un poco más de un mes en el poder.

En el caso de los voceros, quien se mantuvo los cuatro años, fue el Segegob del Presidente Patricio Aylwin, el entonces PS Enrique Correa. Esa fue la tónica, en general del primer gobierno tras el retorno de la democracia, pues no hubo demasiados cambios en ninguna de las carteras. Fenómeno que sí comenzó a darse del año 94 en adelante. En el otro extremo se encuentra Pilar Armanet (PPD) que ejerció de vocera por algo más de tres meses. Su caso se explica porque su antecesora, la también PPD Carolina Tohá (se mantuvo por unos 9 meses), dejó La Moneda en el primer gobierno de la Presidenta Bachelet para ir a reforzar la candidatura del entonces candidato Eduardo Frei.

En el caso del primer mandato del Presidente Piñera, los tres titulares de la Segegob prácticamente empatan en mantención de sus cargos. Tanto Ena von Baer (UDI), Andrés Chadwick (UDI) y Cecilia Pérez (RN), rondaron los 500 días en la vocería. En Bachelet II, en tanto, Marcelo Díaz (PS) les sacó un par de meses de ventaja a sus compañeros de cargo, Álvaro Elizalde (PS) y Paula Narváez (PS).

El “temido” cargo de Educación

Dos han  sido los ministros que han debido dejar esta cartera tras una acusación constitucional. Esa realidad la vivieron Yasna Provoste (DC) en el primer período de Bachelet, y Harald Beyer (indep.) con Piñera en abril de de 2013. Este antecedente, sumado a las marchas estudiantiles y los paros de profesores, hacen que esta cartera sea una de las más complejas. En cuanto a la “esperanza de vida” de un ministro en estas lides, el promedio arroja que es de 1,6 años. Un poco más que los voceros, por lo que, de cierta forma, se rompe el mito de que es la cartera con menos duración de sus ministros. El actual Mandatario, en su primer período es quien más cambios realizó en esta área. Además de Beyer, ostentaron ese puesto Joaquín Lavín (UDI), Felipe Bulnes (RN) y Carolina Schmidt (indep).

Pero si de récord se trata, este se lo lleva quien fuera ministro secretario general de la Presidencia de Bachelet, Jorge Insunza (PPD) quien solo “duró” 27 días. La Segpres tiene también mucha movilidad, de hecho junto al ex diputado también estuvieron otros tres ministros. En la era de Ricardo Lagos -considerando que su mandato fue de 6 años- en esa cartera se desempeñaron Álvaro García (PPD), Mario Fernández, Francisco Huenchumilla y Eduardo Dockendorff  (los tres DC).

Algo que contrasta con el cargo que ocupó Cristián Larroulet en el primer mandato del actual Jefe de Estado. El hoy hombre del Segundo Piso, se mantuvo todo el período.

Hacienda “estable”

La tradición, que ya era parte de todos los gabinetes, era que el ministro de Hacienda era prácticamente inamovible. Pero la ex Mandataria, es su reciente período “rompió” el esquema al tener tres jefes de finanzas: Alberto Arenas (PS), Rodrigo Valdés y Nicolás Eyzaguirre (ambos PPD).

En este caso cae también otro mito: pensar que Relaciones Exteriores es uno de los ministerios más estables. Si bien tiene poca rotación (los cancilleres se mantienen en promedio 2,8 años), fue Eduardo Frei quien tuvo más cambios: Carlos Figueroa (DC), José Miguel Insulza y Juan Gabriel Valdés (ambos PS).