Hasta el cierre de esta edición, el gobierno sólo contaba con 17 de los 22 votos que necesita para instalar a su candidato a cargo de la Contraloría General de la República. Rajevic expone hoy ante la comisión de Constitución del Senado y la votación podría aplazarse para el miércoles.
Publicado el 06.10.2015
Comparte:

A fines de la semana pasada el ministro del InteriorJorge Burgos, se contactó con el senador PS y presidente de la comisión de Constitución, Alfonso De Urresti. El objetivo de Burgos era abordar con el senador la votación de Enrique Rajevic, candidato del gobierno para la Contraloría. Rajevic expone hoy ante la comisión de Constitución y se espera que la votación se realice esta tarde o mañana. Durante la conversación, De Urresti le explicó a Burgos sus razones para votar en contra de la propuesta del Ejecutivo. “Hablé la semana pasada con el ministro del Interior y él sabe que mantengo mi postura”, comenta a “El Líbero” el senador PS.

rajevicEste hecho refleja el desfavorable escenario que se vive al interior del oficialismo ad portas de la votación de Rajevic. Según un sondeo realizado por este medio, el candidato del gobierno llega al Senado sin los votos necesarios para reemplazar a Ramiro Mendoza en la Contraloría, quien dejó su cargo el pasado 12 de abril. El gobierno necesita 22 votos para su aprobación y hasta el cierre de esta edición sólo contaba con 17 seguros, por lo que apuesta a revertir el voto de cinco senadores. (Ver infografía al final de la nota)

Por esto, el gobierno estaría evaluando pedir la postergación de la votación para mañana miércoles, el plazo máximo fijado en la Constitución. Según el artículo 53 número 5° de la Constitución, existe un margen de 30 días para que el Senado se pronuncie con respecto a la propuesta del gobierno, y en caso de no hacerlo el nombre se aprueba automáticamente.

El abogado -Licenciado en Derecho por la Pontificia Universidad Católica de Chile, Máster en Política Territorial y Urbanística y Doctor en Derecho por la Universidad Carlos III de Madrid, cercano a la DC y al ministro Burgos- ha sido criticado principalmente por una antigua demanda del CDE en su contra. Data del año 2010 y buscaba cobrarle más de $30 millones correspondientes a una beca de doctorado.

A esto se suman las dudas que han surgido por el hecho de que Rajevic haya sido asesor de diferentes reparticiones públicas en los últimos años, lo cual lo obligaría a inhabilitarse de conocer casos relacionados con dichas entidades.  El abogado ha desarrollado diversas asesorías en los ministerios de Hacienda,Economía y Vivienda, además de la Dirección de Presupuestos, durante el período octubre-diciembre de 2014.

Ante este escenario, el ministro del Interior ha desplegado una serie de conversaciones con los senadores del oficialismo, la oposición y los independientes para conseguir los votos que faltan, las que se intensificaron el día de ayer. En la Nueva Mayoría, tanto el PPD como la DC están “cuadrados” con el gobierno. Entre ambos suman 12 votos a favor.

Sin embargo, existe un factor que restaría un voto. El senador PPD Guido Girardi está de viaje y llegaría el miércoles, por lo que se convierte en un voto menos para el gobierno. En tanto, el senador DC Andrés Zaldívar tiene un viaje programado para este miércoles. Por eso en el oficialismo estarían realizando gestiones para aplazar la votación hasta el miércoles, de manera de que Girardi alcance a llegar al país para votar y así contar también con el voto de Zaldívar, quien podría retrasar su vuelo hasta después de la votación.

En tanto, el PS cuenta con cuatro votos de los seis senadores de la bancada. Existe un  voto en contra perteneciente al senador De Urresti y un voto menos del senador Fulvio Rossi, quien está con licencia médica hasta noviembre, de manera que no asistirá a la votación. “Yo con la información que tengo hasta el día de hoy voto en contra, no se han dilucidado las dudas”, comenta De Urresti.  Con el voto del senador del MAS, Alejandro Navarro, el gobierno cuenta hoy con 16 votos seguros de la Nueva Mayoría.

El voto a favor de la oposición

En la oposición las bancadas de la UDI y RN han anunciado públicamente su rechazo a Rajevic, pero existen algunos matices. El presidente del partido, Hernán Larraín, conoce a Rajevic hace años ya que el abogado cercano a la DC fue su ayudante en Derecho en la Universidad Católica de Chile. “Mi bancada anunció que lo iba a rechazar, mientras que yo me he abstenido de opinar, lo que mantendré hasta el día de la votación”, explicó Larraín a este medio hace algunos días.

Sin embargo, el timonel de la UDI evidenció ayer la posibilidad de votar a favor de Rajevic. “No tengo una relación ni familiar, ni de amistad, ni personal ni de ninguna naturaleza que me impida votar por él”, explicó Larraín a La Segunda, y agregó que “no tengo la misma opinión que tiene la oposición sobre la materia, pero todavía tengo que reflexionar sobre la decisión”. De esta manera, con el voto de Larraín el gobierno ya tendría 17 votos seguros a favor de Rajevic.

Si bien el resto de los senadores votará en contra, han surgido algunas dudas en algunos parlamentarios. A la postura de Larraín podría sumarse Iván Moreira. Según dicen en el partido, el senador estaría en una etapa de “reflexión”. “El Líbero”,intentó contactarse con Moreira pero no tuvo respuesta.

Además, en RN habrían ciertas dudas con respecto a la votación del senador Alberto Espina, quien habría conversado con Burgos durante estos últimos días para convencerlo de que votara a favor de Rajevic. Sin embargo, Espina lo descarta y  explica a “El Líbero” que “voy a votar alineado con RN”. Pero el gobierno no pierde la esperanza de convencer a Moreira y Espina. Si lo logra, el gobierno llegaría a 19 votos. Aún lejos de la meta.

Los votos independientes “en suspenso” que el gobierno apuesta a revertir

En tanto, la bancada independiente compuesta por los senadores Lily Pérez, Antonio Horvath, Alejandro Guillier y Pedro Araya, hasta hace algunas semanas estaba decidida a votar en contra de Rajevic. Sin embargo, durante estos últimos días se ha producido una división. Si bien los senadores Pérez y Horvath mantienen su rechazo hacia la propuesta del gobierno, Guillier y Araya aún no han tomado una decisión y se encuentran en un período de “reflexión”.

“Votaré en contra, mantengo mi posición”, comenta a “El Líbero”, Lily Pérez. Mientras que Pedro Araya, explica que “voy a tomar la decisión mañana luego de escuchar a Rajevic, pero no tengo intención de apoyarlo, veo difícil que se despejen las dudas”.

El Ejecutivo apostaría por conseguir los votos de Araya y de Guiller tras la exposición de Rajevic en la comisión de Constitución a las diez y media de la mañana. Si obtiene la aprobación de ambos senadores, sumaría 21 votos. Uno menos de lo que exige la Constitución.

Votación del senado

 

FOTO: AGENCIA UNO