La quebrada casa de estudios que manejó el Partido Comunista por varios años debe más de $1.112 millones a un banco, $365 millones al Fisco y cientos de millones a AFPs e isapres por el no pago de cotizaciones y previsión de salud. Al premio nacional Tomás Moulián le adeuda una cifra de $35 millones.
Publicado el 10.04.2017
Comparte:

Tras tres años de agonía, finalmente la Universidad Arcis quebró y dejó una estela de acreedores que llega a 144, entre personas naturales y empresas, que totalizan $6 mil 429 millones en deudas.

Como parte del proceso legal de quiebra -denominado “liquidación forzosa”-, este viernes se realizó la primera junta de acreedores que tuvo por objeto ratificar o modificar al liquidador, que es el mismo de la Universidad de Mar, Cristián Herrera Rahilly. Su primera medida fue despedir a todos los funcionarios de la casa de estudios y recontratar el mínimo posible.

Los parámetros (para recontratar) van a ser el personal académico que pueda y quiera seguir trabajando y el personal administrativo de la casa de estudios mínimo e indispensable para poder seguir funcionando”, afirmó Herrera.

El Fisco, entre los mayores acreedores

acreedores ArcisLa lista de acreedores (que se puede ver aquí) está encabezada por el Banco Bilbao Vizcaya Argentaria (BBVA), con $1.112 millones, equivalente al 17,31% del total.

Ello se debe al leasing que tomó la casa de estudios por la sede de la calle Libertad, pero dejó de pagar las cuotas el 15 de junio de 2014.

El segundo en la lista es “Aburto y otros”, a los que les deben $750 millones, y el tercer mayor acreedor es “Ponce Villaroel y otros” con $575 millones. El siguiente es el Fisco, al que la Arcis le debe $365 millones en impuestos impagos.

A la municipalidad de Santiago no le pagó más de $100 millones, a la Central de Restaurantes otros $117 millones, y a las AFPs e isapres  varios cientos de millones, ya que la universidad, que estuvo controlada por dirigentes del Partido Comunista durante una década, no pagó imposiciones legales ni seguro de cesantía a los trabajadores.

Los millones que le debe la Arcis a Tomás Moulián y Jaime Insunza

A Jaime Insunza Becker la universidad le debe $11 millones 126 mil. El dirigente comunista trabajó como director de sedes regionales de la Arcis y en paralelo fue asesor de la Subsecretaría del Interior, cargo por el cual recibió $2,4 millones durante 2014.

Insunza es profesor de historia y geografía, y fue asesor en “materias de análisis y seguimiento de las propuestas programáticas y su vinculación con la contingencia social y política, en la unidad de contenidos y sus propuestas programáticas”, según la página de transparencia del Ministerio de Interior.

El ex funcionario público, además, es hermano del histórico dirigente comunista Jorge Insunza Becker, miembro del Comité Central del PC y de la comisión política, y ex director de la Universidad Arcis.

Al Premio Nacional de Humanidades y Ciencias Sociales, Tomás Moulián, la casa de estudios le debe $35 millones. En 2014 acusó al PC de “retirar fondos, aparentemente para dedicarlos a las campañas políticas”.