Jeannette Jara Román fue presidenta de los estudiantes de la USACh, dirigente gremial del Servicio de Impuestos Internos y jefa de gabinete del ministro Marco Barraza, su “padrino” político. En el PC milita desde 1989 y fue miembro del Comité Central.
Publicado el 16.07.2017
Comparte:

En medio del debate previsional, la AFP Habitat hizo una encuesta a sus afiliados sobre el destino que quieren darle al 5% de aumento de la cotización que anunció la Presidenta Bachelet, entre otras preguntas, pero la idea fue duramente cuestionada por la subsecretaria de Previsión Social, Jeannette Jara Román.

La consulta ha sido difundida tanto por redes sociales como por televisión y entre las preguntas que se incluyen está “¿cuánto de tu 5% de ahorro adicional quieres que vaya a tu cuenta individual?”, “¿quién debería administrarlo? y si está de acuerdo en que sean heredables o no”.

Los polémicos tuits de la subsecretaria Jara que enfrentaron a la industria de las AFP con el gobierno

En tres tuits, y sin que se haya pronunciado el superintendente de Pensiones, Osvaldo Macías -que es autónomo-, ni ninguna otra autoridad de Gobierno, la subsecretaria Jara encendió los fuegos con el tema al acusar a Habitat de “desinformar diciendo que cotizaciones aumentarán del 10% al 15% con cargo al sueldo del afiliado. En un sistema tripartito el aumento del 5% de cotización será con cargo al empleador, como es la seguridad social en el mundo”.

En un tercer y último mensaje escribió que la “AFP Hábitat debe informar sobre fondos, rentabilidad, riesgo y no desviar atención induciendo a error o confusión con encuestas”.

Dos día después de los tuits, la Superintendencia de Previsión Social instruyó a la compañía a “suspender en forma inmediata cualquier difusión de su campaña a través de canales propios o medios de comunicación masivos hasta que realice las correcciones necesarias”.

Ello fue respondido en duros términos por el presidente de la Asociación de AFP, Andrés Santa Cruz, quien acusó a la superintendencia de excederse en sus atribuciones y que estaba en juego “la libertad de las empresas y a mi juicio esta circular pone en peligro esa libertad. Es una circular coercitiva, que va más allá de las atribuciones que tiene la superintendencia”.

De manera sorpresiva, la subsecretaria Jara se convirtió en un actor relevante en la discusión que comenzará en las próximas semanas cuando el Gobierno ingrese el proyecto de ley sobre el 5% adicional.

Quién es la subsecretaria Jara

Pero, ¿quién es la subsecretaria Jenannette Jara, que irrumpe en la opinión pública?

Jara, administradora pública y abogada de la Universidad de Santiago, asumió la Subsecretaría en octubre de 2016 cuando reemplazó a la abogada Julieta Urquieta. Comunista como ella, ingresó a las juventudes comunistas en 1989 y ha tenido una activa vida militante desde entonces. Incluso, a principios del 2000 integró el Comité Central del partido.

Durante las últimas dos décadas ha sido el “delfín” político del ministro de Desarrollo Social, Marco Barraza, a quien reemplazó en la presidencia de la Federación de la Universidad de Santiago (Feusach) en 1997. En esa instancia y ese año, además, compartió con el ex ministro del Interior, Rodrigo Peñailillo, entonces presidente de la Federación de la Universidad del Bío Bío.

En este gobierno fue jefa de gabinete de Barraza cuando fue nombrado subsecretario de Previsión Social y después ministro, puesto desde el que escaló como subsecretaria.

Tan pronto se tituló de administradora pública entró a trabajar al Servicio de Impuestos Interno, donde quedó como planta en 1999 como fiscalizadora y grado 11. De hecho, hasta el 25 de octubre de 2016 aún aparecía como funcionaria con esa planta.

Ya en el SII, de inmediato se vinculó a la Asociación de Fiscalizadores, y fue una de sus dirigentes. Ahí tuvo estrechos vínculos con otro líder gremial comunista y actual presidente de la Anef, Carlos Insunza.

Jeannette Jara: “El movimiento antiglobalización y la experiencia venezolana hacen que tenga esperanzas”

En 2002, el diario El Siglo la promovía como una de las prometedoras figuras jóvenes del PC, junto a Iván Mlynarz y Alejandra Plasencia, dirigentes de la FECh y Feusach, respectivamente, en un artículo titulado “Cómo ser de izquierda sin morir en el intento”.

En esa entrevista, Jeannette Jara señalaba que “el movimiento antiglobalización y la experiencia venezolana hacen que tenga esperanzas. Nosotros debemos seguir estudiando y creando, porque nadie nos va a venir a hacer la pega”.

También afirmó que el proceso de fines de 1990, cuando las federaciones estudiantiles chilenas eran lideradas por militantes de izquierda, “sirvió para legitimar la izquierda como una alternativa viable de conducción y acabar con el mito de que ésta lo destruye todo y que es partidaria de puras huelgas. Demostramos que somos capaces de crear y que no estábamos allí sólo para mirar la particularidad de la universidad, sino el tema de la educación pública en el país”.

Además, planteaba que la falta de rostros nuevos en la izquierda en ese entonces cruzaba la sociedad. “Pienso que somos un poco conservadores, nos falta más audacia política e, incluso, más instinto. Es necesario mostrar que aquí hay más gente y que nuestra opinión también puede ser diversa en muchas cosas. En la izquierda nadie se puede sentir indispensable, ni se le debe rendir pleitesía a los dirigentes por el simple hecho de pararse frente a un guanaco. Con eso se le está haciendo un flaco favor a la izquierda”.