El país completo se paralizó el 19 de abril para realizar la medición que prometió la Presidenta Bachelet en su campaña, pero como no se pudo contar a todos se extendió la medición durante todo el mes de abril. Algunos plantean que ello estaría fuera de la ley. Un profesor de estadística le pide al INE informar el número de viviendas que no fue censada.
Publicado el 02.05.2017
Comparte:

El 19 de abril pasado, el país entero se paralizó para hacer el Censo abreviado que había prometido la Presidenta Michelle Bachelet durante la campaña electoral de 2013.

Ese día se aplicó la modalidad de “hecho”, que significa que se pregunta quiénes durmieron la noche anterior en el domicilio, a diferencia del Censo de “derecho” que se hizo en 2012, y que pregunta quienes residen en el domicilio. La primera medición  se hizo durante un día y la de “derecho” durante varios meses, y los costos son muy superiores en el de “hecho”, porque se paraliza el país, con un efecto económico estimado de US$800 millones.

Sin embargo, el Censo abreviado del 19 de abril siguió encuestando a personas hasta fin de mes para intentar llegar a quienes no fueron censados, y de esa manera mejorar la cobertura de la medición, según explicó la directora del Instituto Nacional de Estadísticas, Ximena Clark.

El inédito autocenso que promueve el INE

Adicionalmente, el INE creó un inédito sistema tecnológico, en que las personas se autocensan a través de la página web, en que responden las mismas preguntas escritas. Al igual que el formulario impreso, cada integrante del hogar que alojó la noche del 18 al 19 de abril en la vivienda debe ingresar sus respuestas en el menú de personas.

“Es un sitio autoexplicativo y fácil de seguir, muy sencillo, que nos va a facilitar la información de aquellas personas que no estaban en sus viviendas cuando pasamos el día del Censo. Este sistema es pionero en nuestra práctica de realizar censos, y nos va a permitir pilotear cómo está preparada nuestra sociedad para el día de mañana pensar en censos, o partes de censos que se pudieran levantar de una forma dinámica”, aseguró Ximena Clark.

Desde el sábado 22, más de 60 funcionarios del INE están censando diversos sectores que no fueron medidos, entre otros lugares en la población Bajos de Mena, en Puente Alto, y las comunas de Pudahuel, San Joaquín y La Pintana.

El pasado martes 25 fue a censar más de 5 mil viviendas en Ñuñoa un regimiento de 250 militares del regimiento de telecomunicaciones del Ejército.

Los reparos a seguir censando después del 19 de abril

Sin embargo, algunos analistas cuestionan que se siga realizando la medición tantos días después -que es precisamente lo que hace el censo de derecho que desechó el gobierno-, porque se pueden duplicar las mediciones de personas, y es difícil que recuerden dónde estaban la noche del 18 de abril.

Algunas personas en redes sociales reclaman porque la página web está caída y no pueden responder el formulario, como muestra la foto adjunta.

Otros, incluso, afirman que seguir encuestando después sería ilegal, ya que el decreto 31 que aprobó el reglamento del Censo abreviado establece como feriado legal “el día en que deba procederse al levantamiento del Censo y se debe aplicar el cuestionario censal en un sector de empadronamiento determinado”. A juicio de algunos, ello invalida la auto entrevista web que promueve el INE.

Además, plantean que la resolución 4119 del INE establece el 19 de abril “para en levantamiento del Censo en todo el territorio nacional”. Agregan que las Naciones Unidas establece las características de un Censo de hecho: empadronamiento individual, universalidad dentro de un territorio definido y simultaneidad, lo que no se estaría cumpliendo en nuestro país.

Profesor de estadística: “Sería bueno saber qué número de viviendas no fueron censadas”

El ex profesor del departamento de Estadísticas de la Universidad Católica e investigador del Centro de Estudios Estadísticos (DATA), Carlos Araujo Ayesta, entra en el debate y analiza este censo extendido.

– ¿Qué opina de que se sigan censando personas semanas después?

-Este Censo realizado bajo la modalidad de hecho, al no censar a todas las viviendas, está utilizando ahora una técnica del Censo de derecho, que es volver a las viviendas que no fueron censadas en un primer intento. Además de ser más caro, los problemas que generan deben solucionarse con técnicas del Censo de derecho, aunque en este caso, se debería preguntar a la gente no entrevistada el 19 de abril, por el lugar donde durmió ese día 19 de abril, para ser coherente con la información del Censo de hecho y no por el lugar de residencia habitual. En la medida que el tiempo pasa es posible que las personas no recuerden correctamente donde durmió ese día.

– ¿Existe el riesgo de que las personas puedan censarse dos veces?

-Por supuesto que puede está presente ese riesgo.  El INE le pide a las personas que informen si fueron censadas o no, pero no tiene control de quién respondió la encuesta el 19 de abril por lo que se aumenta la posibilidad de que una persona se confunda y sea censada dos veces. El INE en este Censo puede tener el control de viviendas no censadas pero no de personas no censadas.

– ¿Se sigue censando para aumentar la cobertura?

-Sí, esa es la idea. En el Censo de derecho del 2012 hubo problema con los moradores ausentes. En los censos ocurre que a pesar de ir a las casas no se encuentra a nadie que responda. En el Censo de derecho se considera esta posibilidad y se vuelve a visitar esos hogares, programándose hasta tres revisitas. En el Censo de hecho, como el del pasado 19 de abril, esa posibilidad no está contemplada porque se supone que la gente que no está en su casa está en otra casa donde será entrevistado.  Acá lo que pasó es que el INE observó que en ciertos lugares no se fue a censar las respectivas viviendas y por ello el realizar la entrevista fuera de fecha lo que se pretende es ampliar la cobertura del Censo. En todo caso, a efectos de conocer la calidad del trabajo de campo, sería bueno que el INE diese a conocer el número de viviendas no fueron visitadas el día 19 de abril.

– ¿La ley permite seguir censando o es ilegal?

-El INE tiene amplia libertad para resolver técnicamente los problemas que se plantean en sus respectivas investigaciones. Lo de elegir un día específico en la modalidad de censo de hecho  es exclusivamente para tratar de evitar la duplicación, es decir que una misma persona pueda ser censada dos veces. Por eso, las orientaciones internacionales del Censo de hecho es tomarlo en el tiempo más reducido posible. La mayoría de los pocos países que hacen ese tipo de Censo lo realizan en un día. Pero la ley no le impide en absoluto tomar información en días posteriores.

– ¿Hasta cuándo se debe censar?

– Para que sea una foto de la realidad, creo que una semana es mucho,  porque hay riesgo de que la gente no recuerde donde durmió ese día. La tarea es mucho menos prolija.  Cuando alguien dice que no fue censada se le acepta sin chequeo.

– ¿Qué Censo es más conveniente, de hecho o derecho?

– El Censo de hecho no creo que sea la mejor elección, tanto por el control de los inevitables errores del trabajo de campo, puesto que en un solo día no es posible corregir, como por el costo que implica paralizar el país.