De volver a crecer en torno al 2% durante este segundo año de Gobierno, sería la menor alza en los últimos 32 años.
Publicado el 06.07.2015
Comparte:

El ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, llegará hoy a las 16 horas a la sede del Congreso, en Santiago, para exponer ante la comisión mixta de Presupuesto la proyección económica del país y sincerar las cifras de crecimiento y los recursos que tendrá, efectivamente, el fisco para financiar el ambicioso programa de reformas sociales del Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet.

La comparecencia de Valdés será pocas horas después de que el Banco Central publique su Índice Mensual de Actividad Económica (IMACEC) de mayo, que el mercado estima que estaría por debajo del 2% por tercer mes consecutivo (1,3%-1,9%). En marzo el crecimiento económico fue 1,6% y en abril 1,7%.

Las cifras rojas de la economía

La baja estimación se funda en que en mayo hubo un día hábil menos que en igual mes del año pasado, un fin de semana adicional y una huelga de nueve días en Aduanas. La proyección de la Cámara de Comercio de Santiago para este Imacec es 1,3%, que de cumplirse sería el más bajo del año.

La estimación de analistas del mercado es que el segundo trimestre el crecimiento andaría en torno al 2%, inferior al del primer trimestre (2,4%), lo que muestra,  además, que los brotes verdes de los que habló el ex ministro de Hacienda, Alberto Arenas, aún no llegan… o se secaron.

Lo complejo para la economía nacional es que no se observa un repunte, dado que la producción manufacturera cayó 3,3% en mayo, comparado con igual mes del año anterior, y la Sofofa registró una caída de 4,3% en la producción física industrial, cifra que no ocurría desde el terremoto de 2010. La superficie autorizada para permisos de edificación cayó 12,4%, y la producción minera sólo varió 0,4%.

En  el último informe de junio del Informe de Política Monetaria (IPOM) del Banco Central, la proyección para este año está entre 2,25% y 3,25%, estimaciones que han bajado sistemáticamente en cada trimestre. “Preocupa especialmente que las expectativas sigan en terreno claramente pesimista, situación que, de no revertirse, limitará la recuperación del crecimiento en la segunda parte del año”, advirtió el informe.

El académico y socio fundador de la consultora Think & Co, Rafael Garay, tiene una estimación de crecimiento de entre 2,2% y 2,7% para este año, pero no descarta un 2%, dados los pésimos números de producción industrial, consumo e inversión.

“En el segundo semestre debiera haber un menor gasto fiscal por lo expansivo del primer semestre. Si no hubiera un expansivo gasto fiscal este año estaríamos creciendo 1,8%”, señala Garay.

En su opinión, la tendencia de crecimiento hacia el 2016 también será baja, lo que contradice la proyección inicial del gobierno que estimó un crecimiento de 3,5% para 2014 y fue 1,9%, de 4% para este año y será alrededor de 2%, y de 4,5% para el próximo año y estará en torno al 3%. “Todo eso significa menor recaudación fiscal y mayor endeudamiento”, advierte Rafael Garay.

El fantasma de la crisis del 82’

En este escenario de pesimismo, hay economistas y analistas que comienzan a plantear que de continuar las malas cifras el crecimiento de este año podría estar en torno al 2%.

Lo complejo de ello es que sería el segundo año consecutivo creciendo en torno a esa cifra, dado que en 2014 la economía apenas subió 1,9%, lo que no se observa en el país desde la crisis financiera de 1982-1983, cuando la economía se desplomó.

Si bien no es comparable la actual desaceleración económica con la profunda crisis de la década del 80′, -cuando el PIB se desplomó en -13,5% en 1982 y -2,8% en 1983, dejando un desempleo de 23,7%- , desde esa época que Chile no acumula dos años seguidos con bajo crecimiento. (Ver gráfico)

En los últimos 31 años, nuestro país ha crecido en forma continua en un rango de entre 1,9% y 12,2%, con la única excepción de las crisis internacionales de 1999 (-0,55%) y 2009 (-1,04%), pero en esos años la economía repuntó inmediatamente a 5,12% en 2000 y 5,7% en 2010, situación que no se observa en los dos primeros años de Gobierno de la Presidenta Bachelet.

Tasas de crecimiento de Chile 1980-2015