Federaciones de estudiantes y el rector de la UC rechazan la suspensión del beneficio de $18.500 mensuales que instruyó el Mineduc para los alumnos vulnerables de educación superior que reciban la gratuidad. Sin embargo, el presupuesto de dicho ítem aumenta en $700 millones este año.
Publicado el 16.01.2016
Comparte:

La eliminación de la beca de mantención que se entrega a los estudiantes de educación superior más vulnerables del país, como coletazo directo de la implementación de la gratuidad, ha generado un fuerte rechazo en el mundo educativo y académico en contra de la decisión del Ministerio de Educación.

Ayer, el rector de la Universidad Católica, Ignacio Sánchez, se sumó a las voces de los dirigentes estudiantiles de las universidades de Chile y Católica, y pidió expresamente  al Mineduc y a la Junaeb “que se revierta esta decisión y se entregue el apoyo que los alumnos requieren. Son las familias y los propios estudiantes los que lo solicitan para poder desarrollar sus estudios con tranquilidad, de manera segura y efectiva”.

Sánchez argumenta que dicha beca, que entrega cada mes $18.500 para los estudiantes que están entre el primer y tercer quintil de ingreso per cápita, es muy importante para solventar gastos de traslado, materiales y otras necesidades académicas de un importante grupo de nuestros estudiantes, los que no tienen recursos propios ni familiares para solventar este gasto necesario para el desarrollo de sus estudios.

Ignacio sanchez rector UC“Sería lamentable que esta medida no se revirtiera a la brevedad, ya que el principio de dar un mayor apoyo a los que más lo necesitan se debe mantener en toda política de equidad y apoyo estudiantil. Esta beca, así como las de alimentación y otras internas que proporcionan las universidades son un apoyo muy importante a los estudiantes para que puedan progresar de manera adecuada en su vida académica y poder así tener una titulación oportuna. No sería comprensible que incorporándose la política de gratuidad se tomen medidas que pueden aumentar la deserción de los estudiantes más vulnerables”, señaló en carta a El Mercurio el rector UC.

Dirigente estudiantil: “Eliminación de beca es letra chica de la gratuidad”

El  presidente de la federación de estudiantes de la Universidad de Talca, Ervin Castillo, se suma a la polémica y acusa que la eliminación de la beca es “parte de la letra chica de la gratuidad”.

“Se están despidiendo  a profesores en varias universidades, no solo en Talca, y los rectores están advirtiendo que para poder quedar con números azules y no rojos tendrán que recortar programas de mejoramiento de calidad de la universidad y de investigación. Es la otra cara de la gratuidad”, afirma el dirigente estudiantil.

Castillo asegura que la decisión del Mineduc, que afecta a entre 40 mil y 50 mil estudiantes que postulan a la gratuidad en el primer año,  es “política” porque la beca es de libre disponibilidad de los estudiantes y no se la quitan a los miles que ya la tienen porque “generaría un rechazo gigantesco”.

“La beca se utiliza para la compra de insumos, materiales y fotocopias y es imprescindible para los alumnos de menores recursos. Rechazamos enérgicamente esto y solidarizamos con nuestros compañeros de primer año, quienes no deben pagar las consecuencias de la improvisación en las reformas de la Nueva Mayoría”, reclama el dirigente de la Universidad de Talca.

Mineduc aumenta en $700 millones recursos para polémica beca

La explicación del director de la Junaeb, Cristóbal Acevedo, es que “antes, lo que estaba considerado como mantención hoy es parte de la gratuidad. El supuesto que hay detrás es que el alumno igual gastaba plata (de la beca) en la mensualidad, y esos recursos hoy no se gastan”.

Ante la consulta de este medio, el Ministerio de Educación explicó que todos los estudiantes con gratuidad, de primer año y cursos superiores, mantendrán la beca de alimentación (BAES), que entrega $32 mil para las comidas de 492 mil estudiantes más vulnerables, pero que la beca de mantención ($18.500) se mantendrá para los 157 mil alumnos que la hayan obtenido desde el año pasado, pero que no se entregará a los que se matriculen este año, ya sean beneficiarios de becas o gratuidad.

Además, el ministerio informó que los recursos para la beca de mantención aumentarán en $700  millones, pasando de $25 mil 901 millones a $26 mil 613 millones. En la misma linea, los recursos de la beca de alimentación subirán en $35 mil millones.

Maria Paz Arzola, investigadora LyD“Si no se registra una caída del presupuesto total, no se entiende que dejen de financiar a un grupo de alumnos, y si efectivamente hubiese una mayor restricción presupuestaria, la lógica indica lo contrario, que son los nuevos estudiantes los que requieren de mayor apoyo, mientras que los estudiantes de últimos años ya pueden compatibilizar sus estudios con otras actividades remuneradas que sustituyan la beca”, sostiene María Paz Arzola, investigadora del Instituto de Libertad y Desarrollo.