Hernán Herrera, líder de la Conacep, califica de “locura” la propuesta de castigar con cárcel el lucro en la educación, y denuncia que es una estrategia para extremar la discusión.
Publicado el 26.09.2014
Comparte:

El martes comenzó la discusión de casi 200 indicaciones a la reforma educacional escolar en la comisión de Educación de la Cámara de Diputados, y la bancada estudiantil instaló la polémica de condenar con cárcel a los sostenedores de colegios subvencionados que lucren.

Sobre ello y sobre el proyecto en general, conversa con “El Líbero” el presidente de la agrupación de Colegios Particulares de Chile A.G. (Conacep), Hernán Herrera.

hernan herrera-¿Cuál es su opinión sobre las indicaciones a la reforma educacional?

Teníamos la secreta esperanza de que las indicaciones hicieran la diferencia respecto del proyecto de ley, y tenemos la desagradable sorpresa de que son peores que el proyecto. Si se llega a aprobar el proyecto de ley, una gran mayoría de sostenedores no tiene ninguna posibilidad de seguir proveyendo educación en el sistema particular subvencionado.

-¿Por qué?

Porque el proyecto exige que los colegios se transformen en corporaciones sin fines de lucro, lo que sólo pueden hacer los sostenedores más grandes, dejando afuera a la gran mayoría que son pequeños y tienen entre 150 y 200 alumnos. Más del 80% de los sostenedores tienen menos de 500 alumnos. El desconocimiento de la realidad educativa del Mineduc es brutal.

-¿Cuáles son esas dificultades?

Exigen que los colegios se constituyan en corporaciones sin fines de lucro, que tengan dos o más socios, un directorio ad honorem y un tercero que comprometa su patrimonio, prestigio y tiempo, y que tenga retribución sólo uno de los que trabajen en el colegio. Es un desconocimiento de la realidad porque en un establecimiento de 3 mil alumnos la gestión no está en manos exclusiva del sostenedor. Si se permite la retribución solo para uno, no será capaz de dedicarse a la gestión. No permiten que sean personas jurídicas.

-Pero el ministro Eyzaguirre quiere traspasar a corporaciones los colegios municipales.

Así es. La fórmula para la desmunicipalización es creando corporaciones regionales. Pregunto, ¿esta corporación estará dirigida por una sola persona, como lo exigen a los colegios particulares subvencionados? ¿Por qué si es buena para el mundo municipal no se replica en los particulares subvencionados?

-¿Los sostenedores están dispuestos a mutar hacia corporaciones?

El Gobierno no ha querido entender, además, que los sostenedores no están disponibles a traspasar el colegio a las corporaciones sin fines de lucro para que se los compre en 25 años. Eso no tiene lógica. Sólo se permite el arriendo a los colegios sin fines de lucro, lo que favorece a la Iglesia Católica, -como ha reconocido, incluso el senador Rossi-, que tiene el 14-17% de la matrícula, y no  a los colegios laicos.

-Su argumento es que los colegios católicos no tienen fines de lucro

Es un resquicio. El proyecto original no aceptaba el arriendo a los colegios con o sin fines de lucro, pero se dieron cuenta de que la Iglesia Católica tiene relación entre el establecimiento educacional y la congregación y por eso  lo cambiaron. Es discriminatorio que se deje fuera a los colegios laicos.

-Ud. dice que la gran mayoría de los sostenedores no tiene posibilidad de seguir, ¿lo han cuantificado?

Sí. Tuvimos una asamblea nacional con 200 sostenedores de y les consultamos por el impacto que tendría la reforma educacional, y el resultado fue que el 74% cerrará, el 8% seguiría como particular subvencionado y el 18% se transformará en colegios privados, lo que afectaría a un millón y medio de alumnos. Lo hemos dicho al gobierno y creen que es una política del terror.

-¿Qué opina sobre castigar con cárcel a quienes lucren?

Me parece que la bancada estudiantil está en un proceso delirante. Es una locura. En el fondo denota que la estrategia es buscar todas las formas de sacar a los sostenedores particulares subvencionados del sistema. La extrema izquierda quiere educación pública y colegios particulares pagados, y ojala no existiera la subvencionada.

-¿La legislación actual es suficiente para castigar a los malos sostenedores?

La legislación actual establece sanciones para los sostenedores que estén utilizando mal los recursos de las subvenciones preferenciales. La superintendencia tiene facultad de fiscalizar y multar. Los instrumentos existen, las sanciones existen y no tiene sentido extremarla al grado de la cárcel para el sostenedor, y menos como dice la bancada que tienen que pagar con su patrimonio.

Esta rigurosidad que muestra la bancada no la he visto en función de las denuncias del mal uso de las platas de la Subvención Especial Preferencial de los municipios y los alcaldes que son sostenedores, ni lo he visto  aplicar la malversación de fondos cuando no se pagan las cotizaciones previsionales de los profesores. Está clarísimo que lo que buscan es atacar el sistema subvencionado y hacer vista gorda en cosas ilegales de la educación municipal.  Es paradójico que celebren que el gobierno pague con recursos frescos a municipios que no han pagado cotizaciones previsionales. Es una ilegalidad, el gobierno se hace cómplice de una ilegalidad y le ponen plata.

-¿Lo ve como un doble estándar?

Absolutamente.  La bancada estudiantil ni siquiera concurre a la comisión investigadora de la Universidad Arcis, donde sí hay lucro. La  bancada está tratando de extremar la discusión, poner las cosas en extremo para cuando se apruebe la ley, saquen esto de la cárcel pero afirman lo otro, que hoy les interesa que no se caiga, que es no permitir el arriendo a los sostenedores laicos. Esto es un volador de luces. La amenaza es obvia. Ni siquiera es latente, sino es obvia, ponen en mano de un funcionario público que determine si las platas se usan de mala manera.

-¿Cómo se reconfigurará el sistema educativo de aprobarse esta reforma?

Actualmente, el 54% de los alumnos estudia en colegios subvencionados, 38% en municipales y el 8% en colegios particulares pagados. Tendríamos que reconvertirnos o salir del sector en dos años, una vez aprobada la ley. De aprobarse este año la ley, en 2017 el gobierno tiene que decirnos donde le dejamos un millón y medio de niños porque los colegios municipales no tienen capacidad para recibirlos. Las familias tendrían que retornar al sistema municipal, de donde vienen arrancando. La matrícula municipal se ha reducido en 50% en los últimos 10 años. Cómo el gobierno va  obligar a una familia que sacó a su hijo del colegio municipal que lo ponga por la fuerza porque no tiene otra alternativa. Debieron mejorar los establecimientos municipales.

-¿El proyecto mejora la calidad de la educación?

No ha habido discusión de calidad. Sólo se habla de plata y selección, en lo que está enredado el gobierno. Cuando nos hablan de los países europeos, como Finlandia, no dicen que la discusión tomó 10 años y el ministro se siente satisfecho porque habrá una discusión de dos meses.

-¿Es posible replicar el modelo escolar de EE.UU, que tiene una gran cobertura de educación pública?

Es difícil porque tenemos una gran segregación territorial y sería aumentar la segregación. Hoy hay muchos estudiantes que estudian en otras comunas,  entonces si aplicamos ese modelo lo primero que tendríamos que hacer es emparejar los establecimientos. Cuando tienes eso zanjado, da lo mismo donde estudie. Si se eleva el estándar municipal, el resto tendría que subir su estándar para seguir compitiendo. El ministerio cuando habla de calidad se refiere al Simce, pruebas, pero el concepto es más integral, es seguridad, infraestructura, apoyo psicopedagógico, actividades extra programáticas.

 

frase Conacep

 

FOTO: PABLO OVALLE  ISASMENDI/ AGENCIA UNO