Los principales cambios se realizarían en Economía, Desarrollo Social y Obras Públicas, explican en el oficialismo. El ajuste se llevaría a cabo durante la próxima semana.
Publicado el 24.02.2015
Comparte:

“El cambio debería ser muy pronto, pero será un ajuste menor”. Esa es una de las frases que se ha comentado durante los últimos días entre los parlamentarios de la Nueva Mayoría con respecto a un eventual cambio de gabinete. Según explican en el oficialismo, la Presidenta Michelle Bachelet -tras regresar ayer lunes a La Moneda de sus vacaciones en el lago Caburgua-, tendría contemplado realizar durante los próximos días un ajuste ministerial. Sin embargo, las mismas fuentes indican que éste sería acotado, no afectaría al comité político y se centraría sólo en algunos ministerios sectoriales.

Según comentan en el oficialismo, el ajuste podría realizarse a principios de la próxima semana. Esto, porque el Ejecutivo optaría por esperar el arribo a Santiago del ministro del Interior, Rodrigo Peñailillo, quien se encuentra de vacaciones. Sin embargo, paralelamente, el ánimo del Gobierno sería realizarlo “lo antes posible”, debido a los “efectos y el impacto mediático” que se ha generado tras el caso Caval, que afectó al hijo de la Mandataria.

De esta manera, el Ejecutivo querría “sacar de la agenda” el tema relacionado con Sebastián Dávalos, el cual ha tenido un fuerte impacto negativo en la opinión pública y ha generado diferentes críticas entre los propios parlamentarios del oficialismo. La Mandataria se refirió ayer por primera vez al caso y lo hizo a través de una declaración pública en La Moneda, afirmando que “para mí como madre y Presidenta han sido momentos dolorosos”.

Asimismo, al interior del oficialismo, los parlamentarios comentan que el ajuste debiese realizarse lo antes posible para “cerrar el capítulo del cambio de gabinete” y para iniciar la discusión de las nuevas reformas del Ejecutivo.

“La decisión es de la Presidenta, pero creo que también hay que evaluar el sentir de la ciudadanía, que ve que hay ministros y ministras que están flaqueando y así lo han expresado las encuestas donde se ve una disminución del apoyo del Gobierno (…). Sin mezclar las cosas con Dávalos, el gabinete ha tenido flaquezas bastante visibles, entre más tiempo pase, más va a ser el aumento de una imagen negativa hacia el Ejecutivo de parte de la ciudadanía”, explica a “El Líbero” el diputado PPD, Jorge Tarud.

Ante este escenario, es que el Gobierno evaluaría un ajuste en ministerios sectoriales y no dentro del comité político, compuesto por los ministros Rodrigo Peñailillo (Interior), Ximena Rincón (Segpres), Alberto Arenas (Hacienda) y Álvaro Elizalde (Segegob). Esto, debido a que en el Gobierno calificarían como “exitoso” el primer año legislativo con la aprobación de las reformas impulsadas, como la tributaria, electoral y el proyecto de educación que pone fin al lucro, el copago y la selección. Este panorama es diferente al escenario que se evaluaba hace un par de meses, cuando el Ejecutivo sí evaluaba realizar ajustes políticos en ministerios como la Segpres, donde hoy se señala que Rincón “ha ido de menos a más” y que se notó una “mejoría en su gestión, sobre todo en la tramitación de las reformas”.

Los eventuales cambios sectoriales

Los ministerios donde el Gobierno realizaría ajustes son Economía, Desarrollo Social, Obras Públicas y eventualmente Cultura.

Con respecto de Economía, señalan que se requiere un ministro que genere “mayor interacción” con el empresariado. Para el reemplazo de Luis Felipe Céspedes, uno de los nombres que se evaluaría sería el de la economista Andrea Repetto, quien fue parte del equipo de asesores que elaboró la reforma tributaria durante la campaña de Bachelet.

Otra de las cartas que podría saltar a esa cartera es Alejandro Micco, actual subsecretario de Hacienda, quien tendría una “buena evaluación” del Ejecutivo tras su rol en la tramitación de la reforma tributaria.

En Desarrollo Social, varios dirigentes del oficialismo creen que en un eventual ajuste ministerial saldría Fernanda Villegas, quien contaría con “pocas redes políticas” y habría tenido que enfrentar algunos conflictos internos. Una de las cartas que se barajaría para su reemplazo sería la actual ministra del Sernam, Claudia Pascual, quien milita en el PC y tendría una buena evaluación al interior del gabinete.

En tanto, en Obras Públicas, dirigentes de la Nueva Mayoría señalan que Alberto Undurraga (DC) podría ser uno de los escogidos para abandonar el gabinete, sobre todo por su vinculación al denominado caso Penta.

 

FOTO:RODRIGO SÁENZ/AGENCIAUNO