A juicio de Angélica Tepper, con él ha cambiado el panorama en la región. “Él no vino a Pucón, vino a Ercilla”, asegura.
Publicado el 02.01.2016
Comparte:

Hay que juntarse con la gente en terreno”, esa es la clave según la presidenta de la Multigremial de La Araucanía, Angélica Tepper, y el gran asunto pendiente que tiene la Mandataria Michelle Bachelet con los habitantes de la región. Es que a pesar de que la Jefa de Estado cumplió con su primera visita oficial, finamente lo que terminó siendo noticia fue la forma y no el fondo de su parada en Temuco.

El viaje sorpresa molestó a gran parte de los líderes de diversos gremios, movimientos sociales e incluso provocó que el ministro del Interior, Jorge Burgos, presentara su renuncia ante la Presidenta tras no ser informado de la agenda que se llevaría a cabo.

Finalmente el ex diputado de la DC decidió no dejar su cargo, un hecho que para la Multigremial fue un alivio, ya que para ellos él ha sido un actor primordial. “Para nosotros como región de La Araucanía y dado que hemos tenido acercamientos con el ministro, no hubiese sido bueno que se fuera”, explica Tepper a “El Líbero”.

La sorpresiva visita de Michelle Bachelet en la zona

– ¿Cuál es su impresión de la visita de la Presidenta a La Araucanía?

– Fue una visita sorpresa y nos pareció extraña. Está bien que haya venido, pero creemos que no era lo que se necesitaba en la región. La gente quedó con sabor a poco y creo que merecemos mucho más de su tiempo. Esta es una zona que está complicada y ella sólo vino de pasada.

– ¿Qué era lo que esperaban ustedes en la primera visita oficial de la Mandataria?

– Esperábamos que estuviera más tiempo y que se juntara con los actores más relevantes de la región. Está bien que realice anuncio, inaugure algunos proyectos, pero al menos debió dedicar la mañana o tarde completa o, mejor dicho, todo un día para ver lo que está sucediendo. Debió conversar con los actores de la región para llevarse una visión acabada de lo que está sucediendo.

– ¿Por qué cree que los excluyeron como Multigremial de La Araucanía de la reunión?

– La verdad es que con la visita que realizó no le quedaba más tiempo y prefirió juntarse con las víctimas. De todas formas, no vamos a entrar a cuestionar porque sí o porque no. Quizás pudo haber pensado que nosotros íbamos a ser más críticos, pero siempre nuestro afán ha sido aportar en beneficio de nuestra región y eso no lo entienden. Siempre hemos sido bastante críticos con todos los gobiernos. Hemos puesto este tema sobre la mesa hace años tanto a nivel central como nacional. Además, estamos trabajando técnicamente para dar a conocer todos los actos de violencia y terrorismo que pasan en la región, con números y antecedentes que son totalmente comprobables, no estamos hablando por hablar. Puede que eso moleste a veces, pero sí ha sido de gran ayuda -para los gobiernos y para todos por igual- que hoy nuestro barómetro lo toman en cuenta.

– En general, ¿cómo ha sido la relación de los gremios con el gobierno? 

– Si hablamos desde el gobierno regional, hemos conversado con todos los intendentes. Cuando asumió el actual intendente, nos reunimos al mes y medio con él y quedó en volvernos a llamar para ponernos a trabajar, eso todavía no sucede. Cuando asumió Jorge Burgos, también nos juntamos con él hace un mes atrás, para poder trabajar e ir aportando en beneficio de la región. Queremos que esto se solucione.

El rol de Jorge Burgos en La Araucanía

– A raíz de que ustedes ya se juntaron a conversar con el ministro del Interior. ¿Qué les parece que no haya estado al tanto del viaje a La Araucanía?

– Todo fue extraño, como dijimos: entre gallo y medianoche. Nadie sabía, los periodistas se subieron al avión y no sabían… En una tradición republicana lo que suele ocurrir es que la Presidenta haga su anuncio y la región se entere de que ella va a viajar; y no como se hizo todo en secretismo. Debe existir una mayor transparencia, actuar en forma abierta y no tener temor. Aquí a la gente que se les citó bajo engaño.

– Pero, ¿por qué cree que la Presidenta decidió no informarle al ministro Burgos, ni menos invitarlo a la visita?

– No es algo que yo te pueda responder. ¿Nos extraña? Sí, pero en realidad habría que preguntárselo a ella por qué el ministro Burgos no la acompañó. Lo lógico hubiese sido que hubiese venido con él, ya que con el ministro había habido un acercamiento, conversaciones, había una buena relación con él.

– El ministro le presentó su renuncia a la Mandataria, quien no la aceptó. ¿Cuál es su opinión del actuar de Burgos? ¿Debió haber renunciado de todas formas?

– Para nosotros como región de La Araucanía y que hemos tenido acercamientos con el ministro, no hubiese sido bueno que se fuera. Con él se han ejecutado cambios, el accionar de las policías ha sido distinto. Desde que asumió Burgos, es otro Ministerio del Interior. Dada la relación que existe con él, es mejor que siga como ministro del Interior. Ahora si me preguntas en forma personal, claro que lo pasaron a llevar. Pero para La Araucanía ya el hecho de que exista un acercamiento, se trabaje con él, que haya recibido a los camiones que llevaron nuestras demandas como región a Santiago, obviamente hubiese sido un retroceso que él no siguiera.

– En ese mismo tema, ¿qué le pareció que Jorge Burgos pasara la noche de año nuevo en Pidima?

– Hemos mejorado, pero creemos que es un respaldo a la gente que está ahí.

– ¿Es una señal que da el gobierno?

-Absolutamente. Venir en estas fechas tan complejas a la zona es una señal. Él no vino a Pucón, vino a Ercilla. Es decir, es el sector más riesgoso y donde sucede la mayor cantidad de sucesos de violencia en la región.

– Cuando dice que Burgos va a Ercilla y no a Pucón, ¿se refiere a la diferencia con la Presidenta, que la primera vez que fue a la región fue a Caburgua de vacaciones?

– Claro. Él va a una zona donde vive la gente vive en constante temor, donde las personas escuchan tiros toda la noche. No va a una parte a descansar, no va a relajarse, a disfrutar del paisaje.

– ¿Cómo analiza la diferencia entre la visita de Burgos y la de la Presidenta?

– Hay que acercarse a la gente que está sufriendo, a la gente que está trabajando, y no ir a encerrarse en una oficina. Hay que estar en terreno y aquí se necesita eso, conocer bien lo que está sucediendo. Para estar en una oficina, mejor va la gente a La Moneda. La idea es que se vea lo que está pasando en la región y eso es terreno, no es entre cuatro paredes. Si uno hace una comparación con el tsunami, los terremotos que han ocurrido; la Presidenta ha ido a terreno, se ha juntado con la gente y no en una oficina. A través de los medios hemos visto que en esas oportunidades ha estado con los damnificados en el lugar de los hechos, mientras que aquí eso no pasó. ¿Por qué esa diferencia con La Araucanía? ¿Por qué no vino y visitó a los parceleros que no pueden dormir por las balaceras que se producen afuera de sus casas? ¿Por qué no ir a visitar a las víctimas y ver cómo han quemado sus casas? Es decir, juntarse con la gente en terreno.

Las conclusiones tras las propuestas planteadas por la Mandataria en la región

– La Presidenta dijo que en enero se juntaría con los otros actores que no participaron en el encuentro. ¿Han recibido alguna invitación formal?

– Sólo vimos en la prensa ese anuncio, pero no sabemos si nos va a llamar a nosotros. Esperamos que lo haga, dado que siempre estamos para trabajar por nuestra región, eso sí, no más mesas que no rindan frutos.

– ¿Qué le parece que la mesa de trabajo que se llevará a cabo propuesta por el obispo de Temuco?

– Hay que esperar y ver cómo se va a estructurar la mesa de trabajo. La Presidenta no se esperaba que el obispo le dijera la realidad que se vive en la región. Si a él le toca liderar, hay que ver cómo se gesta, cómo se programa y, de hecho, tiene que ser alguien como él, que convoque, que pueda aunar posiciones, que se puedan conversar bien los temas, que se modere bien. Aunque hay que ver primero cómo se van a dar las cosas. Pero el obispo piensa igual que nosotros -como Multigremial- en muchos temas.

– También propuso un seguro para las víctimas…

-Yo espero que las cosas se concreten, porque han prometido millones de seguros, pero la gente que ocurre con la gente que ya fue víctima. Los seguros no son retroactivos. Aquí viene una alza de las primas, hay gente que va a perder competitividad porque va a tener que pagar un seguro que es más caro. ¿Es el Estado quien se va a hacer cargo de eso? Yo estuve en una reunión con el subsecretario del Interior cuando se habló del seguro hace cinco o seis meses atrás… Muchas palabras, hay que ver los hechos concretos.

– En su opinión, ¿cómo evalúa el rol del Poder Judicial en La Araucanía?

-Como Multigremial creemos que aquí el Poder Judicial está al debe. La gente que comete estos delitos, estos actos de terrorismo o de violencia; quedan en libertad e impunidad. El Poder Judicial se debe “poner las pilas”. La gente que comete estos delitos están condenados, pero las penas son emisorias. En síntesis, más paga la persona que se roba una gallina que alguien que incendia maquinaria y mata.

La seguridad en la región de La Araucanía

– El jueves hubo dos atentados justamente en la zona de Ercilla, esto ocurre sólo un día después de la visita de la Presidenta…

– ¿Dónde están las acciones? Ella no vino a solucionar el problemas más grave de La Araucanía. Ella vino a cumplir con una visita a la región, no trajo ninguna solución, ningún anuncio, no trajo nada con lo que los habitantes pudiéramos sentirnos satisfechos. En consecuencia, nosotros seguimos en nuestra rutina habitual. Fue una lástima su visita, pues se perdió la oportunidad de haber tenido una agenda potente, de que terminara el año con que la gente dijera ‘se va a impulsar la agenda corta contra la delincuencia’ o ‘van a trabajar en tal área’, etc. Pero nada. Entonces, lo que es noticia hoy es la forma en la que vino y no que vino. No hemos visto una intención por parte de la Presidenta.

– ¿Cuál es la propuesta que le harían ustedes al gobierno para tomar el camino de solucionar el conflicto? ¿Qué es lo que ha faltado?

– Aquí no hay Estado de Derecho y éste debe volver. La política de entrega de tierras se tiene que terminar, ha sido un caldo de cultivo para que la violencia siga engendrándose, y hay que revisar la Ley Indígena. Aquí no puede ser que nazcan comunidades y vuelvan a pedir tierras.

– En términos seguridad, ¿cuál es su visión?

– Tiene que haber mayor seguridad y mayor protección. No sólo estamos hablando de la gente que vive y/o trabaja en los campos en el sector rural, también estamos hablando de la gente que trabaja defendiendo y protegiendo a la gente. Tiene que haber más seguridad, que la gente pueda vivir tranquila, transitar tranquila, etc.

– De acuerdo al barómetro que llevan ustedes, ¿cuál fue la tónica en 2015?

– El primer semestre aumentaron los hechos de violencia denunciados, el segundo semestre bajaron; pero en intensidad se veía más fuerza, mayor violencia, más organización. Si bien bajaron los casos, aumentó el umbral de violencia. Fuera de eso, ya se ven otros sectores afectados.

– ¿Cómo cuales por ejemplo?

– Hay un turista que ya denunció, eso demuestra que el foco no sólo solo los camiones o los campos, sino que ahora hay otras áreas que están siendo afectadas. Quizás son casos aislados aún, pero ya están emergiendo y la gente se está atreviendo a denunciar.

– ¿El gobierno ha querido aumentar la dotación policial en la región?

– No se trata de llenar toda la región con policías, pero tiene que funcionar la inteligencia y hay que empezar a desarticular estos grupos terroristas que están en la región. Hay que ser preventivos, no podemos estar siendo reactivos.

– Ahora que se acerca la conmemoración de la muerte del comunero Matías Catrileo y también del matrimonio Luchsinger-Mackay, ¿cómo ve el panorama y más ahora que la Presidenta acaba de estar en la zona?

– Nos encantaría que estas fechas no fueran de temor, sino que al contrario, de reconciliación, de paz y que estas muertes no hayan sido en vano. Obviamente son fechas preocupantes y uno debe estar alerta, pero nos encantaría ver que hubiera un espíritu de amor y de paz en la región en memoria de las personas fallecidas y así respetar el dolor de las familias que perdieron a sus seres queridos.

 

FOTO: DAVID CORTÉS SEREY/AGENCIAUNO