La empresa pertenece a Christian Ahumada, ex funcionario de La Moneda durante el primer gobierno de la Mandataria, época en que conoció al cuestionado jefe administrativo de La Moneda, Cristián Riquelme, miembro de la G90 del PPD y último sobreviviente del círculo íntimo de Rodrigo Peñailillo en el gobierno. Hoy aparece vinculado a los casos Caval y SQM.
Publicado el 07.01.2016
Comparte:
Advertisement

El 10 de marzo de 2010, el mismo día que terminó el primer mandato presidencial de Michelle Bachelet, el actor Christian Ahumada Maturana dejó su trabajo en el gobierno como miembro del equipo de producción de la Presidencia, labor por la que recibía un salario de $1,6 millones.

Dos meses y medio después, el 31 de mayo de 2010, Ahumada –que según varios personeros de la Nueva Mayoría consultados por El Líbero, sería cercano al PPD- creó la empresa Gestión y Producción Ahumada Limitada (Gestus) junto a tres familiares, emprendimiento que tras la vuelta de Bachelet a La Moneda ha dado jugosos dividendos a sus dueños.

Y es que entre 2014 y 2015 Gestus ha logrado abrochar abultados contratos con la Presidencia por más de $1.279 millones, todos vía trato directo, es decir, sin ningún tipo de licitación de por medio en la que Gestus haya competido con otras empresas del rubro (ver infografía al final de la nota).

Los contratos directos de Gestus con La Moneda por casi $1.300 millones

Todos los contratos directos fueron adjudicados por Cristián Riquelme Urra (ver subtítulo), el cuestionado jefe de la División Administrativa de La Presidencia -involucrado en los casos SQM y Caval-, y ex compañero de Ahumada durante el primer gobierno de Bachelet.

Resolución 094 de 2014 pag 1 (3)En marzo de 2014, y a solicitud del equipo de la entonces Presidenta electa, el Estado contrató a la empresa de Ahumada para producir la gala cultural del cambio de mando que se realizó la noche del 11 en la Estación Mapocho. El evento tuvo un costo total de $284 millones.

En julio de 2014, y con motivo del aniversario de la Presidencia, el gobierno nuevamente contrató vía trato directo a Gestus para producir la celebración. El evento se realizó en el Castillo Hidalgo del Cerro Santa Lucía y tuvo un costo de $37 millones.

Pero el más abultado de los pagos que recibió la empresa del actor Christian Ahumada fue para la Navidad de 2014. En diciembre produjeron el evento de la Presidencia que llevó por nombre “La mágica Navidad de Juan y Laura” y que se realizó en el Parque O’Higgins con la actuación del grupo infantil “Achú”, de los hermanos Felipe y Pablo Ilabaca, también miembros de la banda “Chancho en Piedra”. La actividad tuvo un costo de $538 millones, los que fueron pagados a Gestus vía dos resoluciones aprobadas por Riquelme bajo “gastos de representación, ceremonial y protocolo”.

Y hace un mes y medio, el 23 de noviembre, a la productora del ex funcionario de Presidencia nuevamente se le encomendó vía trato directo la labor de realizar la fiesta de Navidad 2015 por un monto de $418 millones. En esta oportunidad el evento se realizó en la regiones Metropolitana, del Biobío y Atacama y contó con un show de los personajes de “31 minutos”.

Respecto del hallazgo de estos antecedentes, “El Líbero” consultó al abogado de la UC experto en transparencia y derecho público Rodrigo Urzúa Yovane, quien trabajó nueve años en la Contraloría General de la República y en el sector público y tiene un master en Derecho en la U. de California, Berkeley. “El trato directo constituye una excepción a la licitación pública y, como tal, debe estar debidamente fundamentado en base a hechos objetivos que lo justifiquen. Su uso no puede ser arbitrario o antojadizo”, sostiene. El especialista agrega que “el trato directo afecta la competencia y la posibilidad de acceder a mejores condiciones y precios. En general, este mecanismo tiende a aumentar los precios de los contratos. Por algo la norma general es la licitación”.

Comando presidencial de Bachelet pagó $129 millones a Gestus

Pero el lazo que hay entre la empresa Gestus y el gobierno de Bachelet no sólo se remonta al primer período presidencial de la Mandataria, cuando Christian Ahumada trabajó en La Moneda y conoció a Riquelme. En 2013, cuando Bachelet volvió de Nueva York para representar a la Nueva Mayoría en las elecciones presidenciales, Gestus cumplió un rol destacado dentro de la campaña, organizando distintos eventos.

11 sept okEn su página de Flickr, la empresa destaca haber realizado el acto con que Bachelet y la Nueva Mayoría conmemoraron los 40 años del golpe de Estado en el Museo de la Memoria (en la foto), actividad paralela a la oficial que organizó el gobierno de Sebastián Piñera.

En el mismo sitio aparecen fotos de un concierto de DJ Méndez en Maipú, que fue el artista encargado de crear el jingle y las canciones de la campaña.

Y según los datos entregados por el equipo de Bachelet al Servel sobre los gastos de la campaña, la empresa Gestus cobró por sus servicios $129 millones a través de seis facturas.

El actor de la Arcis que creó una exitosa empresa

El ahora exitoso empresario de producción de eventos, Christian Ahumada, comenzó su actividad laboral en 1999 como funcionario público en el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, donde trabajó como coordinador de proyectos hasta marzo de 2003.

Christian Ahumada MaturanaEl actor de la Universidad Arcis llegó a La Moneda en julio de 2006 como integrante del departamento de producción presidencial, donde recibía un sueldo mensual de $1,6 millones. En esa función estuvo hasta marzo de 2010 cuando asumió el gobierno de Sebastián Piñera.

Pocos meses después, en mayo de 2010, Christian Ahumada fundó la productora Gestus, de la que es director ejecutivo, y que se define como una “empresa joven, con gente joven y con una enorme red de colaboradores. Creemos en los eventos con contenido, de alto valor artístico y simbólico. Estamos convencidos del valor adicional que cada acción artística entrega a todos y cada uno de los eventos que realizamos”, según se promociona en Linkedin.

El administrador de la Presidencia involucrado en Caval y SQM

Cristián Gonzalo Riquelme Urra, ingeniero civil, jefe de la División Administrativa de La Presidencia con un suelo de $6,6 millones, es uno de los últimos sobrevivientes del denominado grupo G-90, la generación de jóvenes PPD, liderados por el ex ministro del Interior, Rodrigo Peñailillo, que aún quedan en el Gobierno.

Cristian Riquelme, administrador de La MonedaRiquelme ha estado blindado por la Mandataria ante las peticiones explícitas de parlamentarios de la Nueva Mayoría que han pedido su salida, debido a su involucramiento en los casos irregulares de SQM y Caval. En medio del escándalo de la empresa de la nuera de la Presidenta, Juan Díaz, uno de los gestores del negocio inmobiliario de Machalí, llegó a La Moneda a pedirle su intervención para que Natalia Compagnon le pagara una deuda.

“Resulta necesario censurar la permanencia de Cristián Riquelme Urra en el cargo de la Dirección Administrativa de la Presidencia de la República”, concluyó la comisión investigadora del caso Caval, que también pidió un sumario administrativo.

Su involucramiento con la “arista Martelli” del caso SQM se debe a que durante la campaña presidencial de Bachelet en 2013 se desempeñó como administrador de SOMAE, empresa creada para gestionar el dinero de la campaña bacheletista. A fines de mayo pasado se revelaron traspasos de dinero entre Asesorías y Negocios (AyN) -empresa perteneciente a Martelli- y SOMAE durante 2013.

Además, el pasado 10 de septiembre, El Mostrador reveló que Martelli a través de su cuenta bancaria personal giró $32.5 millones a Riquelme entre marzo y agosto de 2013.

El ingeniero civil conoce a Pañailillo desde que estudiaba en un liceo de Coronel, en la Región del Biobío, y años más tarde coincidieron también en la Universidad del Biobío.

Su llegada al gobierno se remonta a la administración del ex presidente Ricardo Lagos, donde se desempeñó como asesor en la Subsecretaría de Desarrollo Regional (Subdere). Luego, durante el primer gobierno de Bachelet, inició su primer período como administrador de La Moneda.

Este puesto, según explican en la Nueva Mayoría, se le dio a Riquelme debido a su rol de administrador de SOMAE en la campaña de Bachelet. “Administró la campaña de la Presidenta, pagó sueldos, manejaba las finanzas”, explican en el PPD. Riquelme estaba encargado de manejar los recursos recaudados para la campaña, por lo cual la revisión de las boletas del comando de Bachelet habría estado a su cargo.

 

contratos de la Presidencia con Gestus 2014-2015

 

 

 

DOCUMENTOS

Resolución 094 de 2014 pag 1 (3)

 

 

Resolución 094 de 2014 pag final

 

 

Resolución 218 de 2014 pag 1

 

 

Resolución 218 de 2014 pag final