De puño y letra diferentes liderazgos presidenciales escribieron para "El Libero" su opinión sobre el debate que se ha generado estos últimos días por la empresa de transporte Uber. Velasco (Ciudadanos), Walker (DC), Ossandón (RN), y Espina (RN), coinciden en que la suspensión de Uber sea la decisión correcta. Mientras que ME-O plantea legislar para resolver el problema a todos los involucrados.
Publicado el 10.04.2016
Comparte:

Fue el pasado miércoles 6 de abril cuando el ministro de Transportes, Andrés Gómez-Lobo, llamó a los usuarios a no utilizar aplicaciones como el sistema de transportes Uber. “Es una competencia desleal y no debería estar permitido. Estamos muy a favor de mejorar los sistemas de transporte utilizando las nuevas tecnologías, pero en lo que no estamos a favor es en permitir un tipo de transporte público que no cumple la normativa vigente””, afirmó el secretario de Estado.

El mismo día ingresó al Congreso un proyecto de ley que tiene por objetivo permitir por ley el funcionamiento de servicios de transporte privado de pasajeros que se utilizan por medio de plataformas on-line y aplicaciones para smartphones. Estos dos hechos reflejan que la polémica generada entre Uber y los taxistas en Santiago está recién comenzando.

Si  bien este conflicto no es nuevo en el país y ya se han retirado de circulación en distintos puntos de Santiago vehículos que usan aplicaciones Uber, la situación ha llegado a su punto más complejo durante estos últimos días. De hecho, el pasado jueves los taxistas se agruparon y realizaron una protesta en distintos lugares de Santiago para protestar contra Uber y Cabify.

Ante este escenario, diferentes precandidatos presidenciales y figuras políticas entregan a “El Líbero” su postura frente a esta polémica. El ex ministro, ex candidato presidencial y líder de Ciudadanos, Andrés Velasco, y los senadores Ignacio Walker (DC), Manuel José Ossandón (RN) y Alberto Espina (RN), afirman no compartir que la suspensión del servicio de Uber sea la decisión correcta y coinciden en que debe existir una regulación.

En tanto, el ex candidato presidencial y líder del PRO, Marco Enríquez Ominami, afirma que “el problema no radica en la organización entre privados para dar solución a un problema real sino en la urgencia de legislar para garantizar que los usuarios de Uber cuenten con las garantías necesarias, en términos de seguridad vial y los autos cumplan con los estándares exigidos a los taxis(…) y resolver la ausencia de Estado en materia de transporte público”.

Ex ministro y ex candidato presidencial Andrés Velasco, Ciudadanos: “Hostigar a los conductores de estas empresas o suspender el servicio no le va a subir la calidad de vida a ningún chileno o chilena”

“Utilizar las nuevas tecnologías para generar medios de transporte modernos solo puede ayudar a las personas que hoy tienen que desplazarse en ciudades cada día más congestionadas. Hostigar a los conductores de estas empresas o suspender el servicio no le va a subir la calidad de vida a ningún chileno o chilena.

Por supuesto hay estándares de seguridad que deben cumplirse y lo que corresponde hacer en este momento es establecer un marco para que esas reglas y esos estándares puedan ser cumplidos por las empresas que entregan transporte por internet. Así compatibilizamos dos cosas que son importantes: la seguridad y el cumplimiento de la ley y por otra parte la disponibilidad de mejores servicios para las personas.

Senador Ignacio Walker (DC): ​”Parar los avances tecnológicos por decreto me parece desafortunado”

​”Parar los avances tecnológicos por decreto me parece desafortunado. Más bien, como país y como Congreso lo que debemos hacer es legislar para que estos cambios se den en un marco legal que resguarde la seguridad de los usuarios, proteja la competencia -evitado la competencia desleal- ​y asegure un desarrollo armónico del transporte público.

En el caso de Uber y Cabify, primero debemos llegar a un consenso, ¿opera en Chile como una plataforma amigable que permite compartir el auto (como al parecer fue en sus orígenes), o es un servicio derechamente de taxi que está operando sin pagar impuestos y ampliando el número de plazas?

La competencia, para un rubro que debe modernizarse permanentemente, que debe aplicar buenas prácticas (usos del cinturón de seguridad, no poner condiciones a los pasajeros, cobros indebidos, etc) es sana​.​ ​L​as exigencias al Ministerio de Transportes​​ por parte de los taxistas deberían ir acompañas de compromisos de mejorar los servicios.

Lo ideal, pero no vivimos en un mundo ideal, sería que esa​s​ plataforma​s​ permitieran compartir el auto sin pago alguno, descongestionando ​y descontaminando ​las grandes ciudades​, p​ero eso ya sabemos que no funciona​.​ ​La tecnología funciona, y funciona bien, regulémosla adecuadamente y aprovechemos el impulso para trabajar juntos en mejores servicios para todos.”

Senador Manuel José Ossandón (RN): “Hay que estudiar la factibilidad de cambiar el modo en que está pensado este tipo de transporte, lo cual no significa terminar con el taxi básico ni permitir que cualquier auto transporte gente”

“Todos tienen razón aquí. El problema no es blanco o negro como algunos han reclamado en la prensa, incluyendo al Ministerio. Este es un conflicto entre un mercado altamente regulado como del taxi básico, donde no tienen libertad siquiera para fijar los precios, frente a varios oferentes de un servicio similar que reclaman no estar regulados.

La situación no deja de ser compleja, ya que los intermediarios tecnológicos cuentan con la innovación y calidad del servicio de su lado, mientras que los taxis tienen a su favor haber cumplido con todas las exigencias que el Ministerio y la ley les impone.

Creo que, lo que necesitamos aquí, es sentar a todos los incumbentes en la mesa y encontrar una solución que permita a todos trabajar, generar trabajo y riqueza, pero sobre todo, que permita un servicio más eficiente, de mejor calidad y mejores precios para los pasajeros. Para eso hay que estudiar la factibilidad de cambiar el modo en que está pensado este tipo de transporte, lo cual no significa terminar con el taxi básico ni permitir que cualquier auto transporte gente hasta el día en que un mayor colapso urbano nos deje atrapados en un problema aún más complejo. Abordaremos este tema en el Senado para iniciar un camino que ayude a terminar el conflicto”.

Senador Alberto Espina (RN): “Creo que el ministerio en vez de prohibirlas debe buscar regular su uso para encontrar mayores niveles de seguridad”

“Bienvenidas todas las nuevas formas de transporte, especialmente las provenientes de aplicaciones y tecnologías, que permiten descongestionar las ya colapsadas calles de Chile. Creo que el ministerio en vez de prohibirlas debe buscar regular su uso para encontrar mayores niveles de seguridad, confort y protección al pasajero, sacando de la piratería un servicio ya masificado. También el desafío es para los antiguos taxistas, quienes deben hoy buscar cómo adaptase para mejorar su servicio, incorporando nuevas tecnologías y erradicando las malas prácticas.

Como autoridades debemos siempre defender a las personas, asegurando la protección y cuidado hacia los usuarios, pero fomentando la competencia, libertad y emprendimiento”.

Ex candidato presidencial y líder del PRO, Marco Enríquez Ominami:  “Legislar para garantizar que los usuarios de Uber cuenten con las garantías necesarias, en términos de seguridad vial y los autos cumplan con los estándares exigidos a los taxis”

“Uber nace de un diagnóstico, que es una demanda de transporte insatisfecha producto de un transporte público deficiente tanto en su cobertura como frecuencia y calidad. En ese sentido, el problema no radica en la organización entre privados para dar solución a un problema real sino en la urgencia de:

1) Legislar para garantizar que los usuarios de Uber cuenten con las garantías necesarias, en términos de seguridad vial y los autos cumplan con los estándares exigidos a los taxis.

2) Resolver la ausencia de Estado en materia de transporte público. Al igual que en educación, salud y pensiones, Chile se caracteriza por generar soluciones parche más o menos funcionales, con diferentes externalidades positivas y/o negativas, que nacen frente a un Estado incapaz, por diferentes motivos, de estructurar una oferta publica en materia de transporte, que garantice tres ejes claves,  cobertura, frecuencia y calidad, es decir comodidad. Lo que no puede hacer el Estado es no preocuparse de la oferta pública y simultáneamente castigar la organización entre privados. Porque eso sólo fomenta el crecimiento del parque automotriz”.

La postura de otras figuras políticas

“El Líbero” consultó también a otras figuras políticas para que entregan su postura acerca de esta polémica. Los senadores Guido Girardi (PPD) y Juan Pablo Letelier (PS) coinciden en que Uber no es legal. En tanto, el diputado y ex presidente de la UDI, Patricio Melero, afirma que “no se le puede hacer el quite” a otro tipo de transporte.

“Hay que establecer un marco de análisis del tema. No lo veo como algo dramático, pero hay que verlo como un tema controvetido, en Francia se prohibió Uber y en varios otros países. Prefiero que hagamos una evaluación más profunda”, dice Girardi, y agrega que “es evidente que Uber no es legal, lo que hace el ministerio de Transportes es lo correcto, hay un modelo de transporte público que no está cumpliendo con los requisitos, pero hay una segunda discusión. Es conveniente o no modificar la normativa para permitir la inclusión de una alternativa como ésa, y es una decisión que hay que analizarla en detalle. Pero el ministro está haciendo lo que por ley le corresponde hacer, pero se debe analizar el tema”.

Asimismo, Letelier explica que “es evidente que en nuestro país y en otros, se optó por regular una actividad económica, se definió hace tiempo que quienes van a ejercer actividades de taxis básicos o de turismo, tienen que cumplir los vehículos ciertas condiciones, por ende, hasta que eso no cambie Uber no es una posibilidad legal. Pero si alguien en el Congreso quiere hacer diferente, que lo plantee. Se debe definir cuál es el modelo que queremos”.

En tanto, el diputado Patricio Melero comenta que “creo que Uber hay que regularlo, y no hacerle el quite a una tecnología y a una forma de transporte económica y eficiente que bien legislada puede permitir que funcionen los taxis y esta nueva forma de transporte”.

 

FOTO: AGENCIA UNO