El sondeo conocido ayer no incorporó un largo listado de preguntas y escenarios que sí midió en la carrera presidencial de los años 2013 y 2009. Esto evitó un enfrentamiento directo entre Ricardo Lagos y Alejandro Guillier que, dados los resultados actuales, habría sido muy adverso para el ex Presidente.
Publicado el 06.01.2017
Comparte:

Después de semanas de suspenso, finalmente ayer se conoció el resultado de la encuesta CEP, en donde el senador Alejandro Guillier -que será proclamado candidato presidencial este sábado por el Partido Radical- tuvo un imPortante crecimiento en su adhesión subiendo de un 1% a un 14%, mientras que el ex Presidente Sebastián Piñera, frente a la misma pregunta (¿Quién le gustaría a Ud. que fuera la o el próximo presidente de Chile?) sigue liderando la carrera a La Moneda con un 20% de preferencias, seis puntos más que la medición anterior. En tercer lugar aparece el ex Presidente Ricardo Lagos con un 5%, la misma cifra que logró en la última versión del estudio.

La situación de Lagos deja en evidencia un estancamiento, pese a que anunció su candidatura hace ya varios meses. Pero además, el sondeo del Centro de Estudios Públicos lo posiciona como el político que más bajó en su evaluación positiva, retrocediendo 12 puntos. A pesar de este complejo escenario, fue el mismo ex Mandatario quien –a través de un video en sus cuentas de redes sociales- salió a decir que “la encuesta es un dato. Estamos aquí para cambiar la encuesta”.

Lo cierto es que al interior del PPD  hay incertidumbre con lo que pueda pasar en los próximos días con grupos dentro de la tienda que no están muy convencidos de apoyar a Ricardo Lagos, ya que podrían “aflorar” intereses personales por sobre los colectivos. “Pienso que en las próximas semanas tendremos algunos candidatos a diputado velando por su interés personal, por su elegibilidad, más que por adherir a la candidatura”, dice un parlamentario.

Además comentan que la entrevista de Ricardo Lagos Weber a La Segunda hace algunas semanas donde dijo “no sé qué liderazgo tiene Guillier, parece que Guido (Girardi) está vitrineando” habría generado bastante tensión entre algunos militantes, particularmente sobre el mismo Girardi, quien -según quienes lo conocen- se habría sentido “agredido” por el hijo del ex Presidente.

Es por eso que existe la “incertidumbre” que desde el sector del “girardismo” se pueda generar “ruido” en el Consejo del sábado 14 que debe tomar una decisión en materia presidencial. Pero otra cosa que preocupa en el partido es cómo se resolverá quién es el candidato: si a mano alzada o a través de voto secreto. La inquietud tiene que ver con que si es mano alzada -o sea de manera pública- Lagos podría tener un mayor porcentaje de apoyo, pero si es a través de voto secreto podría ser proclamado igual, pero no por unanimidad e incluso sin evidenciar una mayoría absoluta. Lo último podría genera un escenario “complicado”, pensando en que si el ex Presidente tiene un respaldo tibio, podría tener repercusiones en la decisión que tome el PS en su Comité Central el 21 de enero.

Gonzalo Navarrete, presidente del PPD, comenta a “El Líbero” que la proclamación está confirmada para el 14 de enero y explica que “estamos defendiendo un proyecto político que Ricardo Lagos va a encabezar y proponer a Chile. Lo que nosotros tenemos no es una adhesión a una persona, sino que es una persona que tiene una historia y un proyecto político que corresponde al que nosotros como PPD hemos desarrollado” y agrega que “en la primaria se verá cuánta ciudadanía logramos convocar y convencer de que este proyecto vale la pena”.

A pesar de que con la proclamación del próximo 14 el ex Presidente Ricardo Lagos se asegura un pasaje a la primaria del 2 de julio, el escenario de la encuesta CEP podría haber sido peor si ésta se hubiera realizado igual que como en años anteriores.

Las CEP de 2008 y 2012 previas a las presidenciales

En las últimas contiendas presidenciales el sondeo que se publica entre diciembre y enero previo a la elección se ha transformado en la “encuesta madre” para los políticos chilenos, ya que de cierta manera tiende a consolidar o diluir las figuras de los postulantes a La Moneda.

bachelet-2012

Este año, en un total de 80 láminas de conclusiones del sondeo realizado en noviembre y diciembre, sólo se destinan cuatro a la carrera presidencial, que tienen que ver con que si los encuestados irán o no a votar, quién será el próximo presidente de Chile y quién le gustaría que fuera el próximo mandatario. Sin embargo, en el año 2012 (elección 2013), en un total de 110 preguntas, hubo 43 relacionadas a la elección del año siguiente; lo mismo pasa en la de 2008, que de 77 páginas, 70 tienen relación a la contienda.

En las ediciones anteriores se ponía a los presidenciables en distintos escenarios, para así medir cuál era realmente su competitividad. En el sondeo de 2012 además de preguntar quién cree y quién le gustaría que fuera el próximo Presidente de Chile, también se hacía un sondeo de cómo sería el panorama en primarias y también la primera vuelta presidencial, midiendo a cada uno de los candidatos con cada uno de sus adversarios.

frei-pinera

Algo similar ocurrió el 2008 (elección 2009), pero de manera aún más completa, ya que se sumaba el escenario de segunda vuelta evaluando a cada candidato con su eventual adversario, lo que generaba un panorama bastante más claro de quién realmente podría dar la “pelea”. Incluso, ese año se le preguntó a la gente sobre la preparación de los aspirantes, si serían capaces de unir al país, si eran simpáticos o antipáticos, sinceros o manipuladores, si estaban capacitados para enfrentar temas de educación, salud, etc.

Las encuestas CEP de 2012 y 2008 fueron determinantes en el futuro de los candidatos de la época. Este año no fue así. A pesar de que Ricardo Lagos no creció (se mantuvo en 5%), el sondeo no lo enfrentó en una eventual primaria con Guillier ni tampoco en una segunda vuelta con Sebastián Piñera. Los dos panoramas pudieron dejarlo en una posición más adversa y haber complicado su proclamación dentro del PPD.