En una semana, las personas fallecidas se triplicaron y las desaparecidas aumentaron ocho veces, mientras Bomberos reveló que habría 91 desaparecidos no reportados por el Gobierno.
Publicado el 31.03.2015
Comparte:

En medio de la polémica por las cifras de desaparecidos en el temporal del norte grande que entregó Bomberos ayer y que luego matizó, y del llamado a la responsabilidad en la entrega de información que hizo el subsecretario del Interior, Mahmud Aleuy, surge un nuevo dato de los reportes oficiales de la Onemi que deja varias interrogantes.

El domingo en la noche, a las 22.29, Onemi publicó un “balance actualizado” en que reportó “10.996 personas damnificadas”. Sin embargo, menos de 12 horas después, a las 8.55 de la mañana de ayer, informó que los damnificados eran 26.406, es decir, un aumento de más del 140%. Anoche cerca de las 22 horas el ministro del Interior, Rodrigo Peñailillo, entregó nuevas cifras con 49 desaparecidos, 18 fallecidos y 27.413 damnificados.

Las dispares cifras de damnificados, fallecidos y desaparecidos

La cifra de damnificados –que son quienes perdieron la habitabilidad de su casa-, varió en más de 3.200% (30 veces), entre los 800 que se informaron el primer día de lluvias, el miércoles 25 de marzo, y los 27.413 de ayer. El jueves 26 se reportaron 4.596, número que aumentó a casi 6 mil al siguiente día pero cayeron a 4.600 el sábado.

En tanto, el número oficial de fallecidos casi se triplicó, pasando de 7 personas el jueves pasado a 17 ayer, con un alza de seis personas -más del 40%- entre el domingo y lunes (de 12 a 18).

La otra contabilidad que sufrió variaciones fueron las personas desaparecidas, pasando de seis a 20 ayer y anoche a 49 en menos de una semana, con un alza de ocho veces.

Expertos cuestionan el manejo de la emergencia

Michel De L'Herbe, experto en gestión de emergenciasMichel De L’Herbe, experto en gestión de emergencias, entrenado y certificado en EE.UU., asegura que el sistema de emergencias de nuestro país está “obsoleto y presenta errores y fallas” que no son admisibles para el nivel de desarrollo de Chile.

A su juicio, la variación de las cifras se debe a que el sistema es fragmentado y no integrado, interdisciplinario e interinstitucional como en las naciones más desarrolladas.

Otra de sus críticas apunta a que la Onemi tiene un funcionamiento reactivo, en que actúa sobre la emergencia y no antes, lo que aumenta los riesgos, las vulnerabilidades y los impactos. “En Chile la emergencia se entiende como el momento del impacto, no obstante conceptos modernos hablan de gestionar cuando el impacto es inminente. La información no debe ser para aportar un dato sino para anticipar escenarios. Es una falla estructural del sistema”, sostiene De L’Herbe.

Alberto Maturana ex dtor de OnemiEl director de la Onemi entre 1994 y 2006, Alberto Maturana, añadió que una de las causas de la variación de cifras es la “enorme incomunicación con las localidades. La autoridad no ha podido llenar los grandes números, sino en la medida que ha tenido acceso a los lugares. Cuesta ir completando la cifra, se logra cuando se hace la Encuesta Familia Única (EFU)”.

Sobre las dificultades para la evacuación y el alto número de víctimas fatales, dice que hay un “veneno en la administración pública”, en que todo funciona de lunes a viernes de 9 de la mañana a 5 de la tarde, y que muchos de estos problemas se generan los fines de semana, en que hay pocos funcionarios y hay menos coordinación con otros servicios públicos.

La polémica por los 91 desaparecidos reportados por Bomberos

Sobre las personas desaparecidas se generó ayer una polémica luego de que el jefe nacional de Operaciones USAR (búsqueda y rescate urbano) de Bomberos, Raúl Bustos, revelara que, aparte de los 20 que contabiliza la Onemi, hay 91 personas extraviadas sólo en Chañaral.

“Hay una data de 91 desaparecidos según un catastro (de Bomberos) y nosotros estamos buscando de manera superficial y penetrando una estructura de hasta tres metros para dar con los cuerpos”, afirmó luego de participar en una reunión del Comité Operativo de Emergencias (COE).

Sin embargo, en la tarde la Junta Nacional de Cuerpos de Bomberos aclaró que la cifra oficial de desaparecidos sólo es entregada por la Onemi, y que las cifras entregadas por Bustos “son un dato que debe ser cotejado finalmente por Onemi y no debe ser considerado como dato oficial de personas desaparecidas”.

Por ello el subsecretario Aleuy pidió a los organismos y a la población que sean “suficientemente responsables al entregar información. Nosotros hemos gastado una cantidad ingente de recursos y tiempo en verificar cada uno de los rumores que circulan. Tenemos cien carabineros con perros dedicados a la búsqueda de personas, ochenta grupos de bomberos especializados en este tipo de cosas y además cincuenta policías de Investigaciones dedicados a lo mismo”.

Alcaldesa de Antofagasta le pone nota 3,8 a la Onemi y las autoridades

Karen Rojo, alcaldesa de AntofagastaLa alcaldesa de Antofagasta, Karen Rojo, le pone nota de 3,8 al manejo que han hecho la Onemi y las autoridades regionales del manejo de la emergencia.

Rojo cuestiona que durante las precipitaciones más intensas (entre la noche del martes y la noche del miércoles) estuvo sin comunicación con la Onemi porque las radios satelitales que les dio el Gobierno no funcionaron, no le entregaron kit de emergencia como colchones, frazadas, naylon y víveres, y que iban a caer entre 10 y 15 mm de lluvias y cayeron 25 mm, que es el acumulado de cuatro años.

“Cómo es posible que una región sísmica no tenga red de emergencia como corresponda. Una llovizna dejó dos muertos. La red de emergencias de nuestro país no funcionó.Somos un país OCDE y todavía seguimos fallando. No hemos aprendido de los ejemplos de la naturaleza”, afirma Rojo, quien reclama, además, porque la Onemi de la Región de Antofagasta lleva tres semanas sin director titular.

Cifras desaparecidos Onemi
FOTOS: CRISTOBAL ESCOBAR/AGENCIA UNO