El abanderado del PR, PS, PPD y PC entregó ayer los nombres de su equipo de campaña. Entre ellos destacan la diputada PC, Karol Cariola, y los senadores Juan Pablo Letelier (PS) y Adriana Muñoz (PPD). "Este grupo lo he convocado por vínculos personales y por confianzas personales. Ellos no están en representación de sus partidos, están porque yo se los pedí”, dijo Guillier.
Publicado el 09.06.2017
Comparte:

“Este grupo lo he convocado por vínculos personales y por confianzas personales. Ellos no están en representación de sus partidos, están porque yo se los pedí”, dijo ayer el abanderado presidencial del PS, PPD, PR y PC, Alejandro Guillier, antes de anunciar los nombres de quienes encabezarían sus equipos de trabajo, después de meses de presiones de los partidos que lo respaldan para que agilizara la confección de su estructura de campaña.

Desde la comuna de Quinta Normal anunció que la diputada PC Karol Cariola estará encargada del área comunicacional de la campaña; el senador PS Juan Pablo Letelier, del despliegue territorial; el concejal independiente (ex PRO), Jaime Parada, del área ciudadana; Osvaldo Rosales del programa de campaña; el alcalde Santiago Rebolledo del despliegue territorial; y la senadora PPD Adriana Muñoz se encargará del comité estratégico. “Este equipo está basado mucho más en la amistad personal y en el conocimiento que hemos tenido con algunos desde ya hace mucho tiempo, y otros amigos más recientes”, explicó el abanderado.

Y es que si bien Guillier pidió referencias a los partidos para hacer la nómina, en algunos sectores se quedaron con una sensación de “gusto a poco” luego del anuncio, ya que no fueron considerados como les hubiera gustado. Además -dicen en el interior de la Nueva Mayoría-, faltaron figuras “con trayectoria, que podrían haberle entregado más peso político al grupo”.

La ausencia de figuras del “laguismo” no fue una novedad. Ya se conocían gestiones fallidas como las realizadas con Enrique Rajevic y el senador Carlos Montes, quienes declinaron participar, u otros que sonaron como Gloria de la Fuente e Iván Poduje, pero que nunca se concretaron. “Es un mal esquema de nombres, sin peso político”, dice un histórico parlamentario PPD a “El Líbero”.

En ese sentido, en la Nueva Mayoría cuestionan que si bien existen representantes de los partidos, el senador eligió de manera personal a quienes “le caían bien o a sus amigos, por sobre los mejores nombres para trabajar en la candidatura”, explica otro parlamentario PS.

Lo anterior, se refleja en la última encuesta CEP, donde el único nombre que figura de los miembros del comando -sin contar a presidentes de los partidos, que forman parte del comité político- es la diputada Karol Cariola, que tiene sólo un 43% de conocimiento y su nivel de rechazo (39%) supera su aprobación (28%). “Livianito el comando, parece equipo B de la selección nacional”, sostiene el cientista político Patricio Navia.

Otro de los factores que llamó la atención fue el nombramiento de Cariola en comunicaciones, ya que fue entendido por algunos parlamentarios como una manera de conquistar a un electorado que se está fugando por la izquierda, producto de la aparición del Frente Amplio. “Creo que eso no es lo correcto, justamente en las vocerías debería aparecer alguien más de centro. El candidato está mirando como su rival a Beatriz Sánchez, cuando lo es Sebastián Piñera. Creo que está habiendo una izquierdización”, señala un senador de la Nueva Mayoría.

Para el analista Max Colodro, hay “un guiño hacia la izquierda con la incorporación de Karol Cariola como encargada de comunicaciones, pero encuentro que el comando es una cosa súper extraña. Es un comando donde no hay ninguna figura potente, que de alguna manera le inyecte entusiasmo y fuerza a una campaña que viene decayendo”. Por su parte, el ex jefe de la Secom, Carlos Correa Bau, cree que la elección de Cariola pasa por una estretegia del senador de “alejarse de la Nueva Mayoría clásica. Entonces pone a una figura joven con un perfil distinto”.

Los sectores oficialistas a los que les molestó la izquierdización del comando, señalan que en caso de que Carolina Goic desista de su carrera presidencial -debido a las bajas cifras de apoyo que obtuvo en la última encuesta CEP y a la renuncia, ayer, de su generalísimo Pablo Badenier-, a Guillier le será muy difícil conquistar el voto de la DC con Cariola ocupando un rol estelar en el comando.