¿Cuáles son las similitudes de la serie con la realidad? Esta fue de una de las preguntas que debieron contestar el abogado y columnista junto a la periodista Pilar Molina en un evento organizado por "El Líbero".
Publicado el 05.03.2016
Comparte:

“No creo todavía que tengamos candidatos que tiren a sus informantes a la línea del tren”, contesta el abogado y analista político Jorge “Pirincho” Navarrete al analizar la popular serie House of Cards que este viernes estrenó su cuarta temporada.

El abogado, quien se considera un adicto a este tipo de programas, junto a la periodista Pilar Molina, conformaron un panel para debatir sobre las temáticas de la serie que fue moderado por Eduardo Sepúlveda, director de El Líbero, medio que organizó el evento y que se realizó en el edifico corporativo del BBVA con una asistencia de un centenar de invitados. REVISA LAS IMÁGENES DEL EVENTO AQUÍ

Al igual que en House of Cards, una de las protagonistas de la conversación fue Claire Underwood, quien será uno de los “dolores de cabeza” del protagonista para permanecer en la Casa Blanca.

Según Pilar Molina, Claire es una mujer “despiadada al cuadrado” y, de hecho, no cree que existan mujeres de su estilo. “Ella no es una mujer normal, actúa como un hombre”, comentó la periodista, entre risas, haciéndose cargo de un comentario del público.

Sin embargo, para Navarrete Claire, y en general otros personajes de mujeres ligadas a la política, demuestran que el rol de ellas no sólo es central, sino que refleja lo que está ocurriendo actualmente en nuestra sociedad. “Más allá de la caricatura, cuando uno analiza América Latina, se da cuenta que tres países muy importantes, como Brasil, Argentina y Chile han sido liderados por mujeres. Cuestión que ahora nos parece casi relativamente natural, hace 10 años hubiese sido completamente impensable”, comenta.

Es que a juicio del abogado, mujeres como Claire “terminan con el estereotipo sexista de decir que detrás de un gran hombre hay una gran mujer y más bien transforma a la mujer en protagonista de diferentes formas… Las series están empezando a mostrar un mayor nivel de competencia y protagonismo de la mujer en ciertos espacios… Quizás el gran desafío no es necesariamente que las mujeres se parezcan a los hombres, sino que para bien y mal vayan buscando su propio estilo”.

Los primeros 40 minutos de la cuarta temporada de House of Cards

Como si fuera una realidad paralela, la cuarta temporada de House of Cards continúa con las elecciones primarias en Estados Unidos. El actual Presidente y candidato por el Partido Demócrata, Frank Underwood, se encuentra enFrank plena campaña cuando salen a la luz los problemas que tiene con su esposa Claire.

La prensa comienza a especular de un quiebre en el matrimonio. Esta situación, que ya se vislumbraba en la temporada pasada, disgusta a Frank tanto por los rumores de separación que se generan y porque no le gusta la idea que se esconde detrás del alejamiento de su esposa.

Es que esta vez Claire no sólo quiere ser la primera dama, sino que planea postularse como diputada del 30° Distrito Congresional de Texas; lugar donde se crió. De esta manera el espectador puede conocer las raíces de la protagonista y ver su relación con su madre, quien será un personaje clave.

La sorpresa del primer capítulo es la aparición de un personaje que para muchos ya estaba en el olvido: el periodista Lucas Goddwin. De hecho, así comienza el primer capítulo. Quien fue compañero de Zoe Barnes recupera su “libertad”, pero con una nueva identidad, ahora se llamará John Carlyle. Este es uno de los misterios que dejan los primeros 40 minutos de la serie.

Además, los líos entre candidatos continúan. Heather Dunbar junto a su mano derecha planean tener a un “snitch” dentro del comando de Frank Underwood, se trata de Seth Grayson, el secretario de Prensa. Por su parte Doug Stamper continuará obedeciendo fielmente las órdenes del Presidente de EE.UU. Y, por último, otro nuevo personaje llega a House of Cards. LeAnn Harvey será la encargada de ayudar a Claire en su campaña.