Su visita de esta semana al Presidente Mauricio Macri es la primera de una serie de actividades previstas para 2016. A partir de marzo viajará a España, México y Centroamérica.
Publicado el 13.01.2016
Comparte:

El pasado 22 de noviembre cuando Mauricio Macri consiguió un histórico triunfo en balotaje y se convirtió en el Presidente electo de Argentina, el ex Presidente Sebastián Piñera tomó contacto con su amigo de hace años para felicitarlo por el resultado. Durante la conversación, Macri invitó a Piñera al cambio de mando que se realizó el 10 de diciembre, sin embargo, el ex Presidente se excusó debido a que tenía una agenda internacional comprometida para esa fecha. Por esto, Macri le dijo que debían verse durante la segunda semana de enero. Y así fue.

El ex Presidente Piñera llegó el lunes a Buenos Aires para reunirse con el Presidente de Argentina en la Casa Rosada. El encuentro había sido fijado en noviembre, pero desde el entorno del ex Mandatario explican que optaron por mantenerlo en total reserva. Esta reunión -que duró cerca de dos horas- tenía por objetivo abordar tres ejes importantes.

IMG_4374Primero, se acordó que fuese una cita donde Piñera traspasara la experiencia de su gobierno a Macri en términos de gestión, dar a conocer la postura de Chile ante La Haya, y que, además, fuese un “encuentro de amistad” entre ambos, según comentan desde su círculo a “El Líbero”.

“Es un amigo de mucho tiempo y hablamos con mucha franqueza y profundidad de los temas que interesan a Argentina y Chile, los desafíos que tienen tanto Chile como Argentina para lograr el desarrollo, el progreso, la libertad y la justicia de todos nuestros ciudadanos”, explicó Piñera a la salida del encuentro, y agregó que “tuve la oportunidad de plantearle al presidente Marcri la posición chilena frente al conflicto con Bolivia, planteé con mucha claridad que entre Chile y Bolivia existe un tratado del año 1904, que fue válidamente celebrado y se encuentra plenamente vigente y que ambos países tienen la obligación de cumplir. Y le pedí en consecuencia comprensión y él la tuvo con la posición chilena” .

Tras este encuentro, para hoy están planificadas una serie de reuniones trabajo entre el ex Mandatario y algunos ministros del gabinete de Macri. Entre ellos, con el titular de Hacienda de Argentina, Alfonso Prat-Gay, donde abordarán las reformas y los proyectos implementados durante el mandato del ex Presidente.

Sin embargo, la visita de Piñera a Macri forma parte del plan del ex Mandatario de implementar una “potente agenda internacional” y así fortalecer su condición de ex Jefe de Estado. “El ex Presidente tiene una altura distinta, y lo ha cultivado desde que salió del gobierno, tiene un reconocimiento distinto a nivel internacional”, dicen desde su entorno, y agregan que “lo del ex Mandatario fue una cuasi visita de Estado, invitado por el Presidente Macri”.

Por esto, el objetivo según comentan en su círculo, es continuar con una intensa agenda internacional, donde dará a conocer la postura de Chile ante La Haya y explicará los principales logros de su gobierno para seguir fortaleciendo su posición de ex Presidente. “Él habla de su mandato, se lo preguntan mucho, sobre el tema de la reconstrucción, el millón de empleos, el crecimiento económico”.

Desde su entorno aclaran a este medio, que a pesar de que Piñera aún no tiene decidido enfrentarse a una reelección, sí apuesta por tomar distancia de liderazgos presidenciales de la oposición como el senador RN y ex alcalde de Puente Alto, Manuel José Ossandón; el senador RN Alberto Espina; el diputado Felipe Kast, entre otros.

Las próximas actividades en el extranjero de Sebastián Piñera están contempladas para marzo y abril, según dicen en su círculo. Para fines de marzo, está invitado a Madrid por la Fundación Internacional de la Libertad. Además, visitará México y otros países de Centro América.

Visita de Piñera a Venzuela en 2015: inicio de la “ofensiva” internacional

Impiden visita de Sebastian Piñera a Leopoldo LopezHace casi un año, el pasado 25 de enero de 2015, el ex Presidente llegó hasta Venezuela para visitar al líder opositor Leopoldo López, quien se encuentra privado de libertad desde febrero de 2014. Sin embargo, no pudo ingresar al recinto penintenciario porque se le prohibió el acceso. Esto, luego de que el presidente de ese país, Nicolás Maduro, criticara la presencia de Piñera en Caracas.

Ese hecho marcó el inicio de lo que sería una intensa agenda internacional del ex Presidente, según comentan desde su entorno, donde asumió una vocería internacional de oposición al gobierno de Maduro.

Después de esta visita, el ex Mandatario comenzó una activa agenda internacional. A mediados de octubre viajó a España, donde participó en diferentes reuniones del Club de Madrid. En esa oportunidad, el ex Mandatario señaló que “aún no es momento de pensar en candidaturas presidenciales”, y que Chile está pasando por momentos difíciles. Hemos perdido la capacidad de crecer, de crear empleos, y se ha generado un clima de mucho conflicto, inestabilidad e incertidumbre que está afectando nuestras posibilidades de desarrollo”.

Luego, durante diciembre Piñera estuvo en Colombia, donde participó en actividades invitado por el Presidente de ese país Juan Manuel Santos, y compartió con el ex Presidente de México Felipe Calderón. Además, estuvo en Francia y Turquía. “En 2015 inició su agenda con un hecho internacional potente, y este año hizo lo mismo con la visita a Macri”, explican sus cercanos.