El diputado y ex presidente del PPD analiza en conversación con "El Líbero" el nuevo ciclo que comenzó el viernes pasado cuando la Presidenta anunció ajustes a su programa. En el caso SQM define como un caso inédito de obstrucción a la justicia las acciones denunciadas por Michel Jorratt.
Publicado el 13.07.2015
Comparte:

En el duelo entre “realistas” e “ideológicos” dentro del oficialismo, Pepe Auth es uno de los exponentes del primer grupo, facción que vio triunfar sus postulados cuando la Presidenta Michelle Bachelet anunció el viernes pasado que el Gobierno realizará ajustes en los compromisos de campaña debido al escenario económico por el que atraviesa el país.

En conversación con “El Líbero”, el diputado analizó en profundidad la postura más “realista” del Gobierno. Auth respalda totalmente la decisión de Bachelet, a pesar de que algunas voces más “idelógicas” de su propio partido apostaban por el cumplimiento absoluto del programa. Además, dice que el “proceso constituyente” debiera ser abordado en el próximo gobierno.

“Ya es suficientemente reformista (el Gobierno) como para andar dando demostraciones verbales de su reformismo. Haber terminado con el binominal, haber terminado con el lucro, selección y copago, haber aprobado el derecho a voto de los chilenos en el exterior, en fin, y hay un conjunto de transformaciones que seguirán su curso, pero es evidente que hay que acompasarlas al desarrollo económico”, explica.

El ex presidente del PPD,  aborda el caso de Peñailillo-Martelli tras los últimos antecedentes que se han conocido y explica que “no había razón política, y por lo tanto, la razón es comercial, alimentaria probablemente, pero política no hay”, cuando se refiere a la razón que explica la creación de la empresa AyN de propiedad del ex recaudador de la campaña de Bachelet y las actividades que realizó el ex ministro del Interior.

– La Presidenta Bachelet anunció en el consejo de gabinete que sí habrán ajustes al programa y gradualidad debido al crecimiento económico. “Realismo sin renuncia”, afirmó. ¿Cómo toma esta postura de La Moneda ad portas del cónclave oficialista que viene en las próximas semanas?

– Me parece bien, es la actitud que debe tomar un gobierno responsable, hacerse cargo del cambio de las realidades y en verdad, con las tasas de crecimiento que tenemos hoy y que proyectamos, es preciso ajustar los compromisos a esa realidad, porque la otra actitud es una actitud irresponsable, que es la de cerrar los ojos, de hacer como si nada ocurriera en la economía, y no ajustar el cronograma de gastos. Los gobiernos de la Concertación, y ahora el de la Nueva Mayoría no puede ser la excepción, cumplieron con el concepto de que a gastos permanentes, ingresos permanentes, y obviamente sería muy irresponsable agregar gastos permanentes con cargo a ahorros del Estado.

– Pero en el PPD hay voces como la del presidente del partido, Jaime Quintana, que eran más “ideológicos” y querían dar cumplimiento total al programa…

– Nadie está obligado a lo imposible. Es evidente que uno no puede generar situaciones que son pan para hoy y hambre para mañana, lo que haga un gobierno responsable es lo que la economía le permite hacer, al máximo de lo que permita hacer, y eso ha sido el predicamento de este gobierno, que la verdad ya es suficientemente reformista como para andar dando demostraciones verbales de su reformismo. Haber terminado con el binominal, haber terminado con el lucro, selección y copago, haber aprobado el derecho a voto de los chilenos en el exterior, en fin, y hay un conjunto de transformaciones que seguirán su curso, pero es evidente que hay que acompasarlas al desarrollo económico.

– ¿Cree que el “proceso constituyente” es uno de los elementos que debieran postergarse  para el próximo gobierno? Su par de la DC, Aldo Cornejo, afirmó que debe ser el próximo Parlamento el que se encargue de este tema.

– Siempre he pensado que el proceso constituyente es un proceso largo y que es el nuevo Parlamento el que tiene que, desde la legitimidad que le da el nuevo sistema electoral, terminar el proceso constituyente y luego se debe plebiscitar vía voto popular. Siempre he pensado que no es en el plazo de este gobierno que tendremos una nueva Constitución. Eso en completa independencia de la situación económica, ése siempre ha sido mi punto de vista.

Caso Jorratt-Peñailillo: “Inédita y gravísima acción de limitación y obstrucción de la justicia”

– ¿Cómo ha visto el caso de Rodrigo Peñailillo luego de las declaraciones que han salido a la luz pública? La UDI evalúa acusación constitucional contra el ex ministro del Interior.

– El caso Peñailillo está en sede judicial. Desde el punto de vista político, lo que no puede hacer el PPD es, como la UDI, llevar lo judicial a la sede partidaria, apañando a los que son imputados como si fuera el partido el que está involucrado en eventuales faltas o delitos. El PPD tiene una filosofía muy distinta y separa automáticamente de la condición militante a toda persona que es formalizada. Aún no está formalizado Peñailillo, ni otros, pero todo parece indicar que van a solicitar su formalización.

– En este mismo tema, usted dijo en una entrevista en Infinita, que el caso Peñailillo-Martelli, tenía “más cara de negocio que de política”, ¿por qué?

– En el sentido de que no veía yo que durante 2012 hubiera razón alguna, no teníamos candidata presidencial, no teníamos actividades vinculadas al tema presidencial, ninguno de esos pesos se gastó en la elección municipal en apoyar candidatos a alcalde o concejales, por lo tanto, no veía ninguna razón política para solicitar recursos millonarios, más de 400 millones de pesos, y reclutar un conjunto numeroso de personas durante 2012, cuando la candidata recién tomó su decisión en enero de 2013. Por lo tanto, no había razón política, y por lo tanto, la razón es comercial, alimentaria probablemente, pero política no hay.

– ¿Y vienen “cosas peores” en este caso como usted lo afirmó en la revista Caras? ¿Por qué realizó esa afirmación?

– Ya han venido cosas peores de las que conocía yo cuando di esa entrevista. Todos pensábamos que el problema era simplemente unas boletas por unos servicios dudosos, pero resulta que al poco andar nos damos cuenta que no es eso, sino que es que según Martelli, la empresa la crea el propio Peñailillo, él mismo define qué servicios tiene que brindar, él mismo define cuánto valen esos servicios, él mismo define a quiénes más contrata, en fin, era mucho peor de lo que pensábamos. Y luego, mucho peor todavía, cuando aparece una declaración de Michel Jorrat, que si llega a ser cierta, la verdad es que es una inédita y gravísima acción de limitación y obstrucción de la justicia desde el lugar donde no  se puede obstruir la justicia, que es el Ministerio del Interior. Yo considero gravísimo lo que se ha conocido y si se comprueba judicialmente, es muy repudiable, porque una reunión auspiciada por una persona encomendada por el ex ministro del Interior, se reúne con el director jurídico del SII, se acompaña de un abogado que resulta el abogado de la contraparte de SQM, todo eso, desde el punto de vista político, revista la máxima gravedad, si eso no es peor de lo que imaginábamos, ya no sé qué más puede hacer.

“El sistema proporcional fuerza a que partidos que comparten el mismo nicho electoral conformen una sola fuerza política”

– Usted ha promovido la creación de un nuevo referente que una al PS-PPD, ¿en qué estado de avance está?

– Yo lo he promovido, pero no estoy en la mesa directiva del PPD, por tanto, no conozco en qué estado de avance está esa idea, pero sé que la dirección del partido simpatiza con la idea de una convergencia mayor con el PS. Probablemente se camine a un estadio federativo como paso intermedio, pero es evidente que el sistema proporcional fuerza a que partidos que comparten el mismo nicho electoral terminen conformando una sola fuerza política que, entre paréntesis, podría ser la principal fuerza política de Chile.

– En el oficialismo y en la Alianza se han anunciado una serie de primarias para las próximas elecciones municipales. ¿Cómo se financiarán?

– Las campañas se van a financiar, yo espero con la nueva ley, que establece un aporte fiscal un poco mayor que el que había y con la obligación de acudir a la ciudadanía en lugar que a las empresas. Y ahí va a estar el esfuerzo y obviamente juntarán más recursos los candidatos que tienen más respaldo ciudadano, que los que tienen más cercanía con las empresas. Como el caso de Obama en Estados Unidos.

– ¿Usted es partidario de realizar primarias?

– Nosotros por lo menos tenemos una política oficial de promover primarias legales en todas las comunas de Chile, pero esa es una decisión que tiene que tomar el conjunto de la Nueva Mayoría. Las primarias se constituyeron como un mecanismo que le da más legitimidad a las candidaturas y, por otro lado, resuelve de cara a la gente los conflictos que antes se resolvían por cuoteo.

 

FOTO: AGENCIA UNO