El evento fue organizado por Ayuda a la Iglesia que Sufre ACN-Chile, el Centro Derecho y Religión de la PUC, la Fundación Voces Católicas y "El Líbero".
Publicado el 20.06.2017
Comparte:

“La libertad religiosa”. Ese fue el tema central del Primer Interescolar de Debates que se realizó el pasado 17 de junio en la Casa Central de la Pontificia Universidad Católica de Chile (PUC), donde alumnos de cuarto medio de 12 colegios de la Región Metropolitana, se encontraron para enfrentar posiciones al respecto. El evento fue organizado por Ayuda a la Iglesia que Sufre ACN-Chile, el Centro Derecho y Religión de la PUC, la Fundación Voces Católicas y “El Líbero”.

El objetivo de este certamen fue que los jóvenes reflexionaran  sobre el lugar que debe ocupar la libertad religiosa en la sociedad. “Lo planteamos como un único tema porque queríamos que lo abordaran desde diversos ángulos”, explicó Magdalena Lira, Gerente de Comunicaciones de ACN-Chile. Además, se buscó que los equipos aprendieran a ponerse en el lugar del otro y a escuchar. “Quisimos desarrollar en ellos virtudes como la empatía, respeto, honestidad y humildad intelectual”, enfatizó Paula Pinedo, directora ejecutiva de la Fundación Voces Católicas.

La actividad se realizó en cinco rondas en que participaron los colegios Everest, Santa Úrsula, Calasanz, San José de Chicureo, Isabel la Católica, Alcázar de Las Condes, SSCC la Alameda, Seminario Pontificio Menor, Verbo Divino, Tabacura, Penta UC y Huelén. De estos, dos llegaron a la ronda final: Tabancura y Penta UC. A ambos les tocó debatir sobre la siguiente premisa: “En un Estado laico la manifestación y práctica de una creencia religiosa pertenece al ámbito privado de cada individuo, por lo que no debe permitirse el uso de símbolos religiosos en  espacios públicos como la calle, en el colegio público o cualquier institución pública”.

Finalmente fue el colegio Penta UC el que se quedó con el trofeo. La decisión fue tomada por el jurado, el cual debía evaluar la participación de los equipos según cuatro criterios: forma, fondo, estructura y escucha. Para Ricardo Gómez, miembro del jurado y campeón internacional de debate, en este tipo de torneos “se promueve la tolerancia porque acá se sortean las posturas, que muchas veces no comparten en su fuero interno, y significa ponerse en los zapatos del otro y eso es un valor fundamental que hay que rescatar”, puntualizó. Además de él participaron como jurados Paulina Eyzaguirre (Centro UC Derecho y Religión) , Marie Solange Favereau (directora de estudios de la Escuela de Pedagogía Media de la Universidad de los Andes), María Esther Gómez (profesora de filosofía de Universidad Santo Tomás), Hernán Hochschild (Director Ejecutivo de Elige Educar), María Paz Lagos (periodista) , Ricardo Irarrázabal (abogado, profesor y ex subsecretario medio ambiente ), Begoña Jugo (abogada en el Centro de Libertad Religiosa), Alberto López-Hermida (profesor de la Universidad de los Andres), Raúl Madrid (profesor de la PUC), María Paz Madrid (profesora), Alejandro San Francisco (historiador y académico de la Universidad San Sebastián), Paula Schmidt (periodista e historiadora) y  Eduardo Sepúlveda (director de “El Líbero”).