Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 13 de enero, 2015

Pdte. de colegios subvencionados y debate en el Senado: “Nos sentimos defraudados de la DC”

Autor:

Uziel Gomez

Líder de la Conacep acusa a la Democracia Cristiana de incumplir su palabra de ayudar a los sostenedores.
Autor:

Uziel Gomez

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Hernán Herrera, presidente de la agrupación de colegios particulares subvencionados, Conacep, asistió ayer durante todo el día al largo debate que se generó en la comisión unida de Educación y Hacienda del Senado sobre el proyecto que elimina el lucro, la selección y el copago en el sistema escolar chileno, y conversó con “El Líbero” sobre sus impresiones y la votación en los próximos días de las más de 150 indicaciones.

Entre las indicaciones aprobadas ayer destacan que el rendimiento escolar no será obstáculo para la renovación de la matrícula en los establecimientos reconocidos oficialmente por el Estado; que no se podrá considerar dicho rendimiento en los procesos de admisión de los que reciben aportes del Estado; que los colegios particulares pagados podrán realizar pruebas de admisión a sus nuevos alumnos pero no será una exigencia, al momento de renovar la matrícula, el rendimiento académico de los alumnos.

hernan herrera– ¿Cómo resume la jornada de ayer?

– Se impusieron mayoritariamente  los seis votos de la Nueva Mayoría, y los cuatro de la Alianza fueron en contra en gran parte de las votaciones. Una indicación de la DC respecto de no extender la selección a los colegios particulares pagados fue aprobada con los votos de la Alianza y de la DC. Uno podría decir que eso molestó bastante a los diputados Jackson y Vallejo pero en el resto se impusieron las mayorías relativas.

– ¿Esa votación conjunta de la Alianza y la DC podría extenderse a  otras indicaciones?

– Creo que no. Solo en temas marginales. Creo que lo que va a ocurrir es que cuando la DC tenga  una indicación que pudiera resultar razonable desde  el punto de vista de la gestión de los colegios, va a recibir el apoyo de la Alianza, y eso va a generar el cambio  de romper la hegemonía de la Nueva Mayoría. Lo más importante que se discutió fue la selección, pero lo que viene para esta semana es sobre los fines educativos y la propiedad.

– Varios senadores DC le prometieron a los sostenedores que tendrían una justa retribución. ¿Están cumpliendo su palabra?

– Eso se discutió desde el punto de vista de qué se entendía como justa retribución, y finalmente lo que se estableció es que en la medida que los sostenedores reciban una remuneración, es justa retribución, y mediante el pago de un dividendo de la propiedad –cosa que todavía no se analiza- a juicio de ellos se cumple con la justa retribución. La DC estuvo en esa línea.  Se habla de cambio de plata por plata, de fierros, pero en ningún momento de si el proyecto educativo entrega o no calidad.

– ¿Las indicaciones de la DC no moderaron el proyecto?

– Es muy marginal porque, finalmente, como también lo reconoce la DC, el espíritu del proyecto se mantiene incólume y, lamentablemente para nosotros, el espíritu no es la calidad. Lo más complicado es que este proyecto va a comprometer una parte importante de  los recursos de la recaudación de la reforma tributaria, y cuando lleguemos  a discutir la desmunicipalización, carrera docente y gratuidad en la educación superior se darán cuenta de que podrá haber voluntades pero no platas.

– El presidente de la DC, Ignacio Walker, comprometió su palabra en que los sostenedores podrían seguir existiendo.

– Creo que el senador Walker siente que está protegiendo la propiedad de los dueños de infraestructura. Él ha cumplido su palabra para que se retribuya la inversión de los dueños de la propiedad. No siento que se haya hecho el mismo esfuerzo para salvaguardar que los sostenedores sigan proveyendo educación. Esa intencionalidad, si la DC  lo intentó, podría decir que de acuerdo al proyecto de ley y las indicaciones no lo logró. Los sostenedores nos sentimos defraudados de la DC, porque son tantas las amenazas que están instaladas, que finalmente los sostenedores que decidan continuar estarán bajo una tensión permanente y no les permitirá ser gestores de sus proyectos, sino que serán meros administradores de recursos públicos.

– ¿Cómo ve el debate que viene?

– Creo que no habrá ninguna modificación importante respecto de lo que han sido las posiciones conocidas. Las opciones que tendrán los dueños de la propiedad para ver qué se hace con la infraestructura, creo que no se moverá un ápice de lo que hoy es la solución para las corporaciones sin fines de lucro, y con fines de lucro y relacionados no habrá posibilidad de arriendo. No sé cómo irá a quedar la indicación de arriendo en seis años respecto de los colegios con 400 alumnos o menos porque eso no tiene que ver con calidad sino con la propiedad. Será  interesante  ver cómo la Nueva Mayoría justifica esta discriminación arbitraria.

– ¿Lo que se está aprobando va en la línea de lo votado en la Cámara de Diputados?

– Sí, con las modificaciones de los senadores de la Nueva Mayoría y el Gobierno. En  términos generales, el proyecto ha cambiado prácticamente nada con las indicaciones. Sigue siendo el mismo proyecto que hemos cuestionado desde siempre, que no incentiva a los sostenedores a seguir con su proyecto educativo. Viene una discusión con las restricciones sobre los fines educativos, es decir, en qué se podrán gastar las platas. Hay quienes quieren hacer una lista restrictiva. Creemos que lo que va a ocurrir es que se dará la relación 6-4 en favor de la Nueva Mayoría.

-¿Proyecta los mismos impactos que ha denunciado antes de cierres de colegios?

– Lo más probable que la decisión de un grupo importante de sostenedores sea no continuar con su proyecto educativo, y de un grupo importante de dueños de propiedad no venda a corporaciones sin fines de lucro, aunque se constituyan.

– ¿Han cuantificado ese impacto?

– Es difícil porque se dará caso a caso. Los proyectos inmobiliarios que tengan uso alternativo, no quepa la menor duda de que no van a traspasar la propiedad. Los otros van a depender de que si les permite lograr el 100% del valor comercial podrían estar disponibles. Pero eso es meterse en el fuero interno de los dueños. No sabemos qué voluntad van a tener.

– ¿Cómo han estado las matriculas este año? ¿Se han afectado por la reforma?

– Sorprendentemente, los colegios subvencionados  han seguido teniendo una demanda importante de matrícula. Las familias quieren migrar del sistema municipal al subvencionado por razones obvias. Tuvieron dos meses de huelga los profesores.

Los cinco puntos más conflictivos de la reforma

Las comisiones unidas de Hacienda y Educación iniciaron el 6 de enero las discusión en particular del proyecto de ley que pone fin al lucro, el copago y la selección en el sistema escolar chileno.

Se han ingresado más de 150 indicaciones, 50 de ellas presentadas por el Ministerio de Educación, previo acuerdo con los senadores de la Nueva Mayoría, y que establecen, entre otros cambios al proyecto aprobado en la Cámara de Diputados el 21 de octubre, los siguientes:

Selección

Gradualidad para la aplicación de un proceso de admisión que reemplazará a la selección.

Colegios emblemáticos

Podrán aplicar selección para el 30% de su matrícula.

Arriendos

Los colegios con más de 400 alumnos el arriendo tendrá un máximo de tres años. Los colegios con menos de 400 matrículas tendrán un plazo de seis años. Vencidos esos plazos, deberán convertirse en entidades sin fines de lucro.

Compra de colegios

Se propone un crédito bancario con garantía Corfo.

Sanción al lucro

El Gobierno propone la restitución de los recursos que no hayan sido destinados a fines educativos y una multa del 50% de lo desviado.

Las 20 indicaciones que retiró la DC

El pasado 8 de enero la DC decidió retirar 20 de las 64 indicaciones que había presentado para el proyecto de educación que pone fin al lucro, copago y selección, que se encuentra en la recta final de su tramitación. Según explicó a “El Líbero” el jefe de bancada de senadores de la DC, Jorge Pizarro, las modificaciones retiradas eran, en su mayoría, “similares a las del Ejecutivo”, por lo que se optó por eliminarlas y dejar sólo 44. (Ver documento adjunto con indicaciones retiradas)

Entre las  indicaciones emblemáticas que eliminó, aparece la número 332 del artículo tercero del proyecto que dice relación con el arriendo de establecimientos. “Los sostenedores que hayan adquirido la calidad de tal de conformidad al artículo segundo transitorio de la presente ley o aquellos que al año escolar 2014 se encuentren constituidos como persona jurídica sin fines de lucro y que, en ambos casos, usen el inmueble en que funciona el establecimiento educacional en calidad de arrendatarios y que acrediten contar con decreto de reconocimiento oficial a inicio del año escolar 2014; podrán continuar arrendando dicho inmueble”, dice la indicación.

En el mismo artículo se retiró, además, la número 344, que también tiene que ver con el arriendo de los inmuebles, pero desde el punto de vista de la cantidad de alumnos por establecimiento. Esta modificación fija una serie de reglas a los sostenedores que acrediten “gestionar establecimientos educacionales con una matrícula no superior a 400 estudiantes”, para que continúen arrendando el o los inmuebles en que funciona el o los establecimientos que posee.

Entre las reglas, está la obligación del propietario del bien inmueble a entregar el uso de éste al nuevo sostenedor sin fines de lucro; y que el contrato se mantendrá vigente durante el tiempo que se preste el servicio educacional por parte de la entidad sostenedor sin fines de lucro, entre otras.

Ver indicaciones retiradas por la DC

 

FOTO: SEBASTIÁN RODRÍGUEZ/AGENCIA UNO

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: