El economista considera peligroso que el Estado invierta recursos en una empresa capturada por los sindicatos e invierta en proyectos no rentables.
Publicado el 01.02.2015
Comparte:

Esta semana el cobre registró un  precio de US$2,44 en la bolsa de Londres -el más bajo desde el 22 de julio de 2009-, cifra que casi iguala el costo total de producción de Codelco de US$2,38; la Comisión Chilena del Cobre (Cochilco) bajó su proyección en el precio para este año de US$3 a 2,85.

Además, la sostenida baja en el precio gatilló que el presidente ejecutivo de Codelco, Nelson Pizarro, anunciara un ambicioso plan de reducción de costos por US$1.000 millones, de los cuales US$500 millones provendrán de medidas de eficiencia y productividad y el resto de optimización de consumo de materiales, energía y combustibles, racionalización de contratos, mejoras en el mantenimiento y disminución de consultorías.

Desde 2005, en la minera estatal que preside Óscar Landerretche el costo de producir una libra de cobre aumentó en 526%, de US$ 0,38 a US$ 2,38.

El economista Paul Fontaine, ex integrante de los equipos económicos de las campañas presidenciales de Marco Enríquez OminamiSebastián Piñera y Evelyn Matthei, y quien ha propuesto abrir a capitales privados el 40% de la estatal, analiza el momento actual de la cuprífera.

– ¿Qué le parece este plan de reducción de costos?

– Creo que es insuficiente porque la baja del cobre es tan importante que deberían tomarse medidas más drásticas. Eso pasa por revisar los beneficios de los trabajadores y, si hiciera falta, despedir gente también. Además, la reducción de costos debería afectar a los gastos del directorio, como una señal a la opinión pública.

– ¿Qué más se puede hacer para bajar los costos de Codelco?

– Requiere tener una administración más profesional. Eso creo que el actual gobierno corporativo de Codelco no lo va a hacer. Es uno de los temas que hay que abordar.

– Algunas divisiones operan a pérdida, como el Salvador.  ¿Qué se debería hacer?

– Hay que hacer una reingeniería en las divisiones. Pero dudo que el actual gobierno corporativo de Codelco lo permita.

– ¿Cómo ve la empresa en el futuro?

– Si uno analiza el futuro puede que algún día llegue a operar a déficit, y ahí estaremos en problemas y el Estado tendrá que meterle plata para que funcione.

– ¿En qué plazo ocurriría?

– Eso dependerá de la administración y de los precios del cobre.

– ¿Qué cambios estructurales hay que hacer en Codelco?

– Creo que la solución es la que he dicho hace mucho tiempo. Codelco requiere reformas para incorporar capitales privados. Lamentablemente al valor del cual se podrían haber incorporado antes con este precio no es el mismo. El problema que tiene es que es una empresa muy capturada por los sindicatos, y tienen beneficios y coartan la administración de la empresa. Esto lleva a que se maneje de una manera distinta. Incluso,  todos los planes de inversión anunciados por US$4 mil millones del fisco son bastante cuestionados de cuáles son rentables y cuáles no. Me preocupa mucho el gobierno corporativo de Codelco, porque es bastante extraño que salvo el presidente ejecutivo, Nelson Pizarro, que sabe de cobre, se haya nombrado un  directorio cuyos miembros no son empresarios ni mineros. Entonces, me preocupa la manera como se está administrando la empresa.

– ¿Habría interesados en ingresar a Codelco con esos costos tan altos y bajos precios?

– Sí, pero lamentablemente el valor de la empresa ahora es más bajo. La oportunidad para hacer eso fue en el gobierno de Piñera, y ahora es más complejo porque vale menos la compañía, pero igual sería un aporte. Además, que concentrar los recursos fiscales en Codelco lo encuentro peligroso, porque estás concentrado la riqueza del país en una empresa capturada por los sindicatos y que tiene dudosa rentabilidad con las inversiones que está llevando.

Costos_de_Codelco_han_subido_526_desde_2005