El analista político asegura a "El Líbero" que la opinión pública establecerá un paralelismo entre los casos Penta y Caval y que si en uno hay prisión preventiva y en el otro no ocurre nada quedará la sensación de que la justicia no es pareja.
Publicado el 08.03.2015
Comparte:

Ayer pasadas las diez de la mañana, mientras el juez Juan Manuel Escobar anunciaba prisión preventiva para los imputados en el denominado caso Penta y ponía fin a la formalización de cargos, el analista político y académico de la Escuela de Ciencia Política de la Universidad Diego Portales, Patricio Navia, seguía atentamente la resolución del magistrado desde Nueva York.

Navia, en conversación con “El Líbero”, analiza las principales consecuencias de que a los imputados Lavín, Wagner, Délano, Bravo, Castro y Alvarez, se les haya otorgado prisión preventiva, luego de tres días de audiencia.

A su juicio, este no es el fin del caso Penta, a lo menos en lo que refiere al ámbito político, ya que estima que a la UDI aún le queda tarea pendiente, y que mientras ese partido “no separe las aguas entre sus militantes involucrados”,  seguirá siendo arrastrada dentro del caso.

Además, reconoce que la opinión pública tenderá a relacionar los casos Dávalos y Penta. “Va a haber la percepción que si en el caso Penta hay gente con prisión preventiva y en el caso Dávalos no ha pasado absolutamente nada, quedará la impresión que la justicia no es pareja”, afirma.

PNAVIA2-¿Cuál es su impresión de la decisión del juez de otorgar prisión preventiva a los imputados en el denominado caso Penta? 

-Los chilenos en los últimos años han protestado duramente contra los abusos y la decisión del juez representa una señal clara que no se van a tolerar más los abusos. Por eso es importante que la justicia sea igualmente dura con el resto de los abusos y uso de influencias que muestran lo dispareja que está la cancha en Chile. La justicia tiene que hacerse cargo de eso y no sólo del caso Penta.

-¿Cómo golpea a la opinión pública que los implicados en el denominado caso Penta les hayan otorgado prisión preventiva?

-Hay dos cosas. Primero, la opinión pública no entiende todos los detalles del proceso judicial, entonces para la opinión pública, que los imputados vayan a la cárcel significa culpabilidad y aún no conocemos cuáles serán los resultados de este juicio y no sabemos si los imputados son culpables, pero a ojos de la opinión pública, el solo hecho que vayan a la cárcel es percepción de culpabilidad.

-¿Quiénes son lo más afectados en imagen con esta medida cautelar? ¿Cómo afecta a la UDI?

-Los imputados incluyen a un ex senador de de la UDI y a un ex subsecretario de la UDI, eso afecta indirectamente  a la UDI porque ambos renunciaron. El efecto negativo para la UDI tiene que ver con el hecho de que aún no ha separado aguas con las personas que están involucradas en el juicio, mientras dure el juicio van a seguir las conexiones con la UDI. Este es un tumor que la UDI aún no ha terminado de extirpar, entonces todo lo que pase en el tumor termina por afectar a la UDI. Mientras la UDI no extirpe el tumor y no separe aguas con el caso Penta va a seguir siendo afectada por todas las formas que se vayan desarrollando en el caso. Precisamente porque la gente no entiende muy bien el proceso judicial, para la mayoría de las personas el caso Penta se acaba ahora con la prisión preventiva de los imputados.

-Pero aún falta para que se acabe el caso Penta. 

-Falta muchísimo, faltan las apelaciones de la prisión preventiva y falta que se inicie los alegatos del caso, aún no hay sentencia en este caso. No sabemos si las personas son culpables, pero ante los ojos de la opinión pública, el solo hecho de que vayan presos asocia a los imputados con la culpabilidad.

-¿Con este hecho la opinión pública podría pedir lo mismo para Sebastián Dávalos? ¿En qué pie queda Dávalos luego de la prisión preventiva de los imputados en el denominado caso Penta?

-Son casos distintos porque en el caso de Dávalos no ha habido ninguna imputación. Hay un fiscal que está investigando, pero no hay ninguna imputación de crimen a Dávalos y a su esposa. Pero la gente, inevitablemente, hace la conexión entre el caso Dávalos y el caso Penta, incluso el padre de Sebastián Dávalos, realiza en El Mercurio una conexión entre ambos casos, dice por qué critican a los hijos de la Presidenta y no a los hijos de Délano y Lavín. Si el papá de Dávalos hace la relación entre el caso Dávalos y el caso Penta es inevitable que el resto de los chilenos también la haga. Y va a haber la percepción que si en el caso Penta hay gente con prisión preventiva y en el caso Dávalos no ha pasado absolutamente nada quedará la impresión que la justicia no es pareja.

-¿Qué actitud debiese tomar la UDI luego de este hecho? ¿Cómo debiesen enfrentarse ante la opinión pública?

-Yo creo que nunca es tarde para hacer lo correcto, y lo correcto es, en el caso de la UDI, separar aguas entre sus militantes que están directa o indirectamente involucrados en el caso Penta y el resto del partido. La UDI completa no tiene por qué pagar por los errores, por las omisiones, por los delitos que pudieron haber cometido algunos de sus militantes. Lo que corresponde que haga la UDI es lo que hizo Renovación Nacional, que las personas que estén involucradas en este caso directa o indirectamente dejar sus cargos en la directiva de la UDI y congelar su militancia, mientras no quede claro cuál fue su participación.