La DC, el PPD, y el PS suman 18 senadores, quienes respaldarán la iniciativa. Además, el Ejecutivo contaría con el voto de los independientes Pedro Araya y Alejandro Guillier. Sin embargo, el oficialismo rechazará varias indicaciones de La Moneda. La votación se realizará hoy en la Sala del Senado.
Publicado el 08.03.2016
Comparte:

“El martes será un día clave para el futuro de la Nueva Mayoría, estamos por apoyar, pero estamos conversando”, comentaban ayer en la tarde influyentes senadores de Nueva Mayoría a “El Líbero”.  Y es que hoy a las 16:00 horas se votará la reforma laboral en la Sala del Senado, la cual se ha convertido en una de las iniciativas más emblemáticas y a la vez, más polémicas para el Ejecutivo. La votación se da luego de intensas semanas de negociación entre el gobierno y los senadores del oficialismo.

El Ejecutivo necesita mayoría absoluta para la aprobación de la reforma, es decir, la mitad más uno de los senadores en ejercicio. De esta manera, con un senador desaforado (Jaime Orpis), el total es de 37 parlamentarios en ejercicio. De esta manera, La Moneda requiere 19 votos para la aprobación del proyecto. De los 37 senadores, 16 son de oposición y 21 del oficialismo. (Ver infografía al final de la nota)

Según un sondeo de “El Líbero”, el gobierno sí cuenta con los votos necesarios para aprobar la reforma laboral. La DC, el PPD, y el PS suman 18 senadores. Y, además, el Ejecutivo contaría con el voto de los independientes Pedro Araya y Alejandro Guillier. Sin embargo, la votación se realizará con marcados matices, donde los senadores oficialistas rechazarán o se abstendrán en varias indicaciones de La Moneda.

Fue a mediados de enero cuando la DC puso en duda su apoyo a la reforma laboral y las conversaciones de La Moneda con la Nueva Mayoría llegaron a su punto más complejo, por lo que se acordó postergar su votación para marzo. De hecho, a pesar de que en el PPD afirmaban cuadrarse a la posición del gobierno, se evidenciaron marcadas posiciones que existían en el partido en torno a la iniciativa, sobre todo por parte de los senadores Ricardo Lagos Weber y Felipe Harboe.

Sin embargo, la semana pasada el Ejecutivo presentó nuevas indicaciones, lo que abrió un nuevo escenario entre los partidos del oficialismo. La negociación inter-empresas, la extensión de los beneficios sindicales, el quórum requerido para formar sindicatos, y el reemplazo interno (o “adecuaciones necesarias”), son los principales puntos de conflicto que han caracterizado la compleja negociación entre los senadores con el gobierno.

Mientras que en el PS existen dudas con respecto a la negociación inter-empresas, en la DC las dudas apuntan a la extensión de beneficios. En tanto, los diputados del PC también han manifestado fuertes críticas frente al proyecto del gobierno y a las nuevas indicaciones, principalmente con respecto a las “adecuaciones necesarias”, indicación que fue repuesta por el Ejecutivo.

Por esto es que ante el complejo panorama oficialista, el día de ayer estuvo marcado por largas reuniones y conversaciones internas entre los partidos del oficialismo. Desde la oposición, en tanto, afirman que votarán en bloque para rechazar la iniciativa, dado que a su juicio generará un daño a empleo, al crecimiento económico y a la integridad de miles de pequeñas y medianas empresas.

El panorama en la DC: votación en bloque, respaldarán la mayoría de las indicaciones y en el resto se abstendrán

Tres eran las discrepancias que existían en la DC  respecto de la reforma laboral: El fin del reemplazo en huelga, la negociación inter-empresas, la extensión de beneficios a los trabajadores no sindicalizados y el reemplazo en huelga.

Sobre el reemplazo en huelga, la semana pasada, el gobierno estuvo dispuesto a modificar la redacción del texto a través de una indicación en que incorporó la figura de “adecuaciones necesarias”, solicitada por la DC, y que había sido eliminada en enero. Esta indicación permite a los empleados seguir trabajando en sus funciones habituales que no se hayan sumado a la huelga. Este acuerdo permitirá que la bancada de senadores del partido vote a favor de este artículo.

Con respecto a la negociación inter-empresas y la extensión de beneficios, no hubo acuerdo entre la DC y el gobierno. Por esto es que el senador del partido, Andrés Zaldívar, adelantó en este medio que “facilitarán” la aprobación de estas indicaciones para que la reforma laboral finalmente se apruebe. Es decir, el partido se abstendrá en ciertos puntos de la iniciativa.

“Vamos a apoyar todas las indicaciones del gobierno, salvo el tema de negociación inter-empresa y en ese tema vamos a estudiar de aquí al lunes y tomaremos decisiones. En cuanto al tema de extensión de beneficios, nosotros vamos a facilitar su aprobación”, dijo Zaldívar.

Asimismo,  el presidente de la DC, Jorge Pizarro, afirma a “El Líbero”, que “vamos a votar en bloque, y aprobaremos la mayoría de las indicaciones, y el resto facilitaremos su aprobación”.

De esta manera, el gobierno sí contaría con los seis votos de la bancada DC compuesta por Ignacio Walker, Patricio Walker, Manuel Antonio Matta, Carolina Goic, Jorge Pizarro y Andrés Zaldívar.

PPD: votación en bloque de respaldo al Ejecutivo

A fines de 2015 un sector del PPD liderado por el senador Ricardo Lagos Weber, se abría a la posibilidad de permitir la sustitución interna en caso de huelga y proponía poner un límite a la extensión de la paralización en el caso de las Pymes. Con respecto a la adaptabilidad laboral, el senador Felipe Harboe planteaba que se debían establecer nuevos mecanismos de adaptabiliad.

Sin embargo, con las nuevas indicaciones del Ejecutivo, en el PPD explican que están conformes y que aprobarán el proyecto. De hecho, el senador y presidente del partido, Jaime Quintana, explicó que “ya esta discusión está agotada, más que madura. Hay que resolver, hay que tomar decisiones, el gobierno ha hecho lo suyo, ha presentada las indicaciones. Creo que hoy día ya no hay espacio para que las bancadas se den gustitos y es momento de respaldar estas indicaciones”.

Asimismo, Harboe afirmó la semana pasada que “espero que los presidentes de partido y el Gobierno tengan la capacidad de que esto no signifique un debilitamiento de la Nueva Mayoría”. De esta manera, el gobierno contaría también con los seis votos de la bancada del PPD.

PS : senadores aprobarán reforma en general

“Al Partido Socialista se le produce un conflicto de lealtades insolucionable, porque no puede ir en contra del Gobierno ni contra los dirigentes sindicales; es una de las decisiones más difíciles de tomar en 25 años”, afirmó el ex senador y ex presidente del PS, Camilo Escalona, el pasado domingo en el programa “Mejor hablar de ciertas cosas” de TVN.

Las declaraciones de Escalona reflejan el complejo panorama interno del PS, que ha caracterizado a la tienda durante los últimas semanas con respecto a la reforma laboral. Y es que las nuevas indicaciones del gobierno no cayeron bien en el partido liderado por la senadora Isabel Allende, sobre todo, la negociación inter-empresa. Esto, debido a que según explican algunos socialistas, esta indicación “les quita poder a los sindicatos”, cuestión que el PS se ha caracterizado por apoyar y defender siempre.

Por esto es que algunos como el senador del partido e integrante de la comisión del Trabajo, Juan Pablo Letelier, deslizaron algunas críticas a las nuevas indicaciones del gobierno. Según explicó Letelier ayer en El Mercurio, las “adecuaciones necesarias” abren espacio para reemplazo en huelga, por lo que dejó en duda su respaldo al proyecto.

Asimismo, el diputado y futuro presidente de la Cámara, Osvaldo Andrade, afirmó hace algunos días que “lo más probable es que tengamos un tercer trámite, y ahí espero resolvamos estas ambigüedades, en algún caso, y atrocidades, en otros casos”. Sin embargo, otros, como el senador Fulvio Rossi, apuestan por respaldar el proyecto del gobierno. “Esperamos entregarle a la Presidenta el respaldo para este proyecto”, afirmó el senador.

Ante este escenario, los senadores sostuvieron una larga reunión ayer durante la tarde para aunar posiciones y acordar una propuesta común. “Vamos a apoyar la indicaciones del Ejecutivo con algunos matices, pero en general vamos a apoyarla”, afirmó ayer el jefe de bancada del PS, el senador Carlos Montes.

De esta manera, el Ejecutivo sumaría también los votos de la bancada PS, que son seis. Sin embargo, desde el partido no descartan abstenerse en algunas materias o rechazarlas.

PC: rechazo a las adecuaciones necesarias

Las nuevas indicaciones del gobierno dieron origen a marcadas diferencias con el Partido Comunista (PC). En la tienda, criticaron duramente la indicación respuesta sobre las “adecuaciones necesarias”. De hecho, el presidente del PC, Guillermo Teillier, afirmó durante los últimos días que rechazarán en la Cámara esta indicación, “por considerar que se abre un espacio para el reemplazo interno de trabajadores en huelga”.

Asimismo, el jefe de bancada del partido, Lautaro Carmona, explicó que van a realizar la discusión en la Cámara “con la idea de que haya mayoría entre los diputados para que si la indicación se mantiene se rechace”.  De esta manera, el panorama para el gobierno será complejo en la Cámara.

Chile Vamos: votación en bloque de rechazo a la reforma laboral

Durante los últimos días los senadores de la oposición e integrantes de la comisión del Trabajo, Andrés Allamand (RN) y Hernán Larraín (UDI), han estado llevando las conversaciones con el gobierno por la reforma laboral. Tanto Allamand como Larraín han sido críticos del proyecto y se han enfocado en argumentar que el proyecto afecta enormemente a las Pymes.

“Las indicaciones que se han presentado en este tema son la notificación de que si se produce una negociación interempresa para las pequeñas y microempresas, estas van a desaparecer, porque no tiene capacidad comparativa con otras empresas. El gobierno, por darle derechos a los sindicatos, se está olvidando de la realidad económica y de la principal fuente económica del país”, afirmó Larraín hace algunos días.

Pronóstico en el Senado

Votación del senado (1)

 

 

FOTO: AGENCIA UNO