Miembros de la Nueva Mayoría piden ser "más agresivos" en cuanto al aumento del gasto. Presidente de la UDI opina que las cifras planteadas están "fuera de foco".
Publicado el 24.09.2014
Comparte:

Fue en el tradicional almuerzo que se realiza habitualmente los lunes en el ministerio de Hacienda con los parlamentarios de las comisión de Hacienda de la Cámara y el Senado, donde se inició la coordinación de la tramitación del Presupuesto 2015, el pasado lunes 22 de septiembre.  En el encuentro, donde participaron  los parlamentarios de la Nueva Mayoría que integran la comisión mixta de Presupuestos, el ministro de Hacienda, Alberto Arenas, y el subsecretario, Alejandro Micco, se  acordó  que el próximo martes 30 de septiembre -en el límite del plazo legal- el Gobierno presentará el proyecto, de manera que durante la semana del 6 de octubre comience a discutirse en la comisión mixta.

De esta manera, una de las primeras actividades que realizará la Presidenta Michelle Bachelet este jueves, al arribar a Chile luego de su gira en Estados Unidos, será “certificar” el presupuesto 2015, junto con Arenas y el Director de Presupuestos, Sergio  Granados.

Aunque la cifra final del Presupuesto 2015 se mantiene bajo total reserva hasta el día en que el Ejecutivo lo da a conocer, ya se está generando un primer  un debate en torno a su estimación.  De hecho, el senador PPD Ricardo Lagos Weber afirmó el pasado lunes en Radio Cooperativa que el Presupuesto 2015 podría llegar a 70 o 72 mil millones dólares. En la Nueva Mayoría argumentan que debe ser un presupuesto “contracíclico”, es decir, expansivo, pero hay discrepancias con respecto a la cifra.

“Tiene que haber un aumento importante del gasto público en función de reactivar la economía”, afirma el diputado PS y miembro de la comisión mixta de Presupuestos, Marcelo Schilling.

Las cifras que se comentan al interior de la Nueva Mayoría van entre 68 mil y sobre los 70 mil millones de dólares. Por un lado, hay quienes estiman que el aumento del gasto público debiera ser entre un 7 y 8 por ciento con respecto al Presupuesto 2014 (US$ 64 mil millones) equivalente a que el Presupuesto 2015 sea en torno a los 68 mil millones de dólares. Sin embargo, varios de los parlamentarios de la Nueva Mayoría comparten la postura de Lagos Weber y creen que el aumento debiera ser mayor, entre 8 y sobre el 10 por ciento, equivalentes a más de 70 mil millones dólares.

“Nosotros vamos a apoyar al Gobierno en cuanto a establecer un presupuesto contracíclico, en lo macro y en lo micro. Yo espero que sea superior a los 70 mil millones dólares, un presupuesto expansivo y serio”, explicó el jefe de bancada de diputados de la DC, Matías Walker.

Los diputados Pablo Lorenzini (DC) y Manuel Monsalve (PS), miembros de la comisión mixta, afirman que  hay que ser “más agresivos” en torno a la cifra del Presupuesto y que la única manera de reactivar la economía es que el gasto público aumente entre 8 y 10 por ciento, ya que, debe generarse un importante “shock de confianza”.

“El presupuesto tiene que ser reactivador, entre un 8% y un 10% debiera estar el aumento del gasto público, equivalentes a 70 mil millones de dólares aproximadamente. Ésa es la única manera de reactivar el país tiene que haber un shock de confianza”, explica Lorenzini.

En tanto, Monsalve, afirma que “cuando el sector privado no está creciendo y no permite mantener estabilidad económica, en ese momento es cuando el Estado tiene que gastar recursos. Éste es el momento en el cual el presupuesto debe ser contracíclico y debe crecer. Yo estoy en la idea más agresiva, de que haya un gasto importante y  de que crezca en entre 8 y 10%, que supere los 70 mil millones de dólares”.

Ernesto Silva: “Es una cifra fuera de foco”

Para el presidente de la UDI y miembro de la comisión de Hacienda de la Cámara, Ernesto Silva, el monto planteado por los legisladores oficialistas “es una cifra fuera de foco. Es casi lo que recauda la reforma tributaria en régimen, un poco menos. Me parece que, además, hoy día el país lo que necesita es mejor gasto público, no mayor gasto público, y decisiones que den confianza para la inversión”.

En la Alianza ya están trabajando para discutir el Presupuesto 2015. De hecho, la UDI plantearía al Gobierno “una serie de prioridades” en diferentes temas para el Presupuesto.

Para la ex directora de Presupuestos, Rossana Costa, “lo importante es que los recursos se reserven para los fines para los cuales fueron aprobados”. Costa prefiere no adelantar una cifra específica sobre cuánto debiera ser el Presupuesto 2015, ya que explica que lo más importante “es el resultado del balance estructural”. “Se debe cumplir la convergencia en equilibrio al balance estructural (…) Creo que el resultado es el que da el balance estructural y mi impresión es que en este caso, está en el extremo del rango de las cifras que se comentan. Lo que importa es el resultado del balance estructural. Tenemos un decreto supremo que debemos converger al equilibrio”, afirma.