El ex director de programación de CHV estuvo asesorando al gobierno entre agosto y diciembre del año pasado. Fuentes cercanas a él, señalan que habría sido el encargado de escribir los proyectos de televisión pública y televisión cultural que se presentarán en las próximas semanas.
Publicado el 12.02.2016
Comparte:

El 31 de diciembre de 2015 terminó el breve vínculo contractual entre Pablo Morales Ahumada y el gobierno. Por solo cinco meses el ex director de programación de CHV estuvo abocado a asesorar, por un salario mensual de $1.900.000, al ministro de la Segegob, Marcelo Díaz, en materias relativas a su especialidad: la televisión.

Pero según fuentes vinculadas al Ejecutivo, su salida tiene una razón específica. Y es que Morales sería el favorito de la Presidenta Michelle Bachelet para asumir como director ejecutivo de TVN, luego que hace algo más de una semana renunciara al cargo la periodista Carmen Gloria López.

Sobre el tema se ha especulado bastante. Si bien algunos medios han señalado que el ex director ejecutivo de CHV, Jaime de Aguirre, sería el nombre de mayor consenso entre los miembros del directorio de TVN -que son los que finalmente deben zanjar quién asumirá en el cargo-, varios directores de la señal estatal, que fueron consultados por “El Líbero”, desmienten tal información. Señalan que no hay nada decidido y que están a la espera de que el presidente del directorio, Ricardo Solari, ponga un nombre sobre la mesa durante las dos primeras semanas de marzo para ser evaluado.

El plan para que Morales llegue a Bellavista 0990

En marzo de 2014, cuando Bachelet llegó a La Moneda e instaló al ex ministro Solari a la cabeza del canal público, el plan original era que Pablo Morales saliera de su puesto en CHV y llegara como director ejecutivo a TVN. Sin embargo, la jugada no resultó. Según quienes siguieron de cerca ese proceso, el periodista de la UDP no habría sido del gusto del directorio, que finalmente se terminó inclinando en junio de ese año por López.

Morales siguió su exitosa carrera en el canal privado -cuando llegó hace más de 10 años, la estación estaba en los últimos lugares de sintonía y la dejó en los primeros lugares- y en junio de 2015, por diferencias con el nuevo director ejecutivo que reemplazó a De Aguirre, salió de CHV.

En el gobierno le ofrecieron hacerse cargo de la Secom, luego de la salida de Paula Walker, pero Morales no aceptó. Fue ahí cuando decidió entrar como asesor del ministro Díaz, de quien es amigo cercano, para trabajar en el proyecto de televisión pública y televisión cultural que el gobierno ingresará en las próximas semanas a tramitación. Según quienes conocen su trabajo en el Ejecutivo, Morales, junto a Germán Berger -quien reemplazó finalmente a Walker- y Bruno Bettati, habría sido el que redactó el texto que plantea varios temas, entre ellos un cambio al modelo de financiamiento de TVN.

Según cercanos al proceso, el conocimiento al detalle de estos temas lo dejarían en un buen pie para eventualmente asumir como director ejecutivo de la señal. Y todo, pagando muy pocos costos.

Y es que durante los últimos meses de su gestión, Carmen Gloria López se encargó de hacer el “trabajo sucio”. Debido a la grave crisis económica que atraviesa el canal, se vio obligada a reducir sueldos y a despedir a cientos de trabajadores del canal.

Si bien el nuevo director ejecutivo que asuma deberá seguir reduciendo costos para que el canal sea sostenible, las grandes desvinculaciones ya fueron realizadas, señalan fuentes vinculadas a TVN.

Otro factor clave que mencionan personas cercanas al gobierno es que Morales tiene una muy buena relación con Sebastián Piñera, vínculo que se extiende desde que el ex Presidente era dueño de CHV. En ese sentido, las mismas fuentes aventuran que ahora sí podría contar con los votos que antes no tuvo y que si el ex Mandatario se entusiasma por participar en la elección presidencial y termina llegando a La Moneda nuevamente, Morales incluso podría permanecer en el cargo.

El hombre de Bachelet

No es un misterio que Morales es muy cercano a la Jefa de Estado. El periodista ha trabajado en sus dos campañas presidenciales y, según señala Qué Pasa, incluso fue el encargado de escribir el apartado de “Telecomunicaciones” en el último programa de gobierno.

Asimismo, quienes estuvieron muy cerca de Bachelet durante la campaña, señalan que él tenía contacto directo con la entonces candidata y que ésta lo llamaba en reiteradas ocasiones para consultarle diversas temáticas, no sólo vinculadas con la televisión.